California será ejemplo nacional en legalización de mineros informales | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Política - Local


California será ejemplo nacional en legalización de mineros informales



California será ejemplo nacional en legalización de mineros informales  | EL FRENTE Hace un año se efectuó el inicio de la fase de implementación del Programa de Coexistencia minera que desarrolla Minesa con los mineros tradicionales de California,  el cual garantizará conservar de la tradición minera de California, un municipio en el que el 90% de su actividad económica es minera, y quienes ahora estarán en un marco de legalidad, con todos los requisitos que exige la ley, preservando el medio ambiente y sobre todo garantizando el mejoramiento de la calidad de vida de todos.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda
Reportaje Especial / EL FRENTE

De los 50 años de edad que tiene Manuel Rueda, 35 los ha dedicado a la minería artesanal. En su vida no se ha dedicado a oficio distinto, así como lo hizo su padre, y el padre de su padre. Para este clan familiar acantonado en una humilde vivienda del sector rural del municipio de California (Santander), la actividad minera es equivalente al patrimonio familiar, que por obligación se hereda de generación a generación.

Por ejemplo, su llegada a la minería le tocó a los 7 años de edad. Por mandato de su padre, debía alternar la vida del campo, la jornada escolar, y los juegos vespertinos, con las labores más básicas del oficio como el oreado o la batea, proceso en el que se seleccionan, de un material sedimentado que se recoge en la orilla del rio, pequeñas pepitas metálicas con algún valor potencial, en una especie de platón elaborado en madera que se bate con movimiento cadencioso, para lograr el resultado.    

Y tanto como aumente la edad pues aumenta la responsabilidad, también el conocimiento, la experiencia, y por supuesto el apetito por ganar más. Por eso, en su caso, solo estudió hasta sexto, lo que equivale hoy a primero de bachillerato, pero su historia es muy común en los de su generación.

“Tenía 15 años cuando me fui a trabajar en minería. Para esa época había en la zona una empresa que se llamaba El Diamante, más tarde en otra empresa denominada Sociedad Minera La Bodega donde trabaje por 20 años hasta que esa empresa se vendió a una multinacional que posteriormente le traspasó los títulos a la Sociedad Minera de Santander (Minesa)”, recordó Rueda.

En aquella época, se trabajaba de sol a sol, literalmente. Desde las 6 de la mañana hasta las 5 de la tarde, con una hora en el intermedio para almorzar. “Lo primero, tener una quilatera en los ojos para identificar la beta. Luego haga el socavón. De 200 a 300 metros montaña adentro, a punta de porra. Entonces, comenzar a extraer en carretas el material hasta la puerta de la mina, para efectuar la caracterización. Lo seleccionado bajaba en cables hasta la zona de proceso; golpearlo, pisarlo, molerlo en los molinos californianos y de allí obteníamos lo que denominábamos oro libre, metal valioso sin proceso químico. El resto del material extraído pasaba a un proceso de cianuración en un tanque, de esto se obtiene un precipitado, en el que hay presencia de varios metales, como cobre, plata y oro”.

El procedimiento lo narró Rueda para EL FRENTE en escasos 50 segundos. Pero lo cierto es que desde que se inicia el procedimiento hasta que se obtiene el preciado metal pueden llegar a trascurrir hasta 25 días, y hay que tener en cuenta que debe procesar entre mil y mil 500 kilos por cada gramo de oro obtenido, sin hablar de la cantidad de peligros que implica trabajar de manera artesanal bajo tierra, en condiciones mínimas de seguridad y máximas de riesgo, como lo acotó Rueda al recordar a conocidos que perecieron abrazados por la descomunal fuerza de un derrumbe.

En otras palabras, hay mucho esfuerzo y sacrificio por cada lágrima de oro, y por supuesto un daño inmenso al medio ambiente, aspecto en el que Rueda parece no querer puntualizar.



El brillo de un

nuevo futuro

Hoy está a punto de cumplir los 51, y hace un año todavía pensaba que envejecería haciendo lo mismo de la misma manera. Eso hasta que la esperanza de un modo de vida digna, con él y con el medio ambiente, tocó a su a puerta, a modo de invitación para que forme parte de un proceso piloto que promete revolucionar la minería de pequeña escala en Colombia.

Resulta que Minesa, en solidaridad con los pobladores de la región que se han dedicado ancestralmente a la minería artesanal, cedió un espacio ubicado dentro de sus títulos mineros para poner en marcha un proyecto de coexistencia minera. ¿En qué consiste? ¿Por qué promete cambiar la minería de pequeña escala en Colombia? EL FRENTE conversó con Juliana Quintero, gerente del programa de coexistencia minera para que le cuente a los lectores en qué consiste la iniciativa.



EL FRENTE: ¿Qué es el programa de coexistencia minera?

JQ: Minesa pretende desarrollar en la zona un proyecto de minería sin afectar la minería de pequeña escala. Con este programa buscamos mejorar la calidad de vida de los pequeños mineros porque no es lo mismo desarrollar la pequeña minería en la ilegalidad, con los riesgos de que en cualquier momento les puedan incautar sus herramientas, actuando de manera clandestina, sin una zona específica de trabajo; a desarrollarla en una área determinada, con la existencia probada de un mineral, a través de estudios técnicos, trabajando con todos los permisos, que exige la ley para la labor y por supuesto cumpliendo con toda la normatividad vigente para proteger el medio ambiente.



EF: ¿Cómo se conformó la propuesta de coexistencia minera?

Es un proyecto construido por los mineros que hemos identificado en la zona como informales y tradicionales. Minesa va a efectuar un apoyo decidido mediado por el respeto de la normatividad, de tal manera que ellos están obligados a efectuar y presentar ante las autoridades correspondientes un estudio de impacto ambiental, un plan de trabajo de obras, además deben tener unas guías minero ambientales, entonces al proteger el medio ambiente, ellos ya no volverán a perjudicar el lecho de los ríos ni a utilizar químicos contaminantes o nocivos para los ecosistemas.



EF: ¿Cuáles son los desafíos implica para esta población el proceso que ahora integran?

Implica un cambio de conciencia para los pequeños mineros porque por supuesto todas sus rutinas van a cambiar; serán conscientes de que tienen un proyecto en un territorio específico sin que puedan acceder a otras zonas y que las ganancias que obtengan del proceso de trabajo serán sus ganancias porque ellos serán socios de su propia empresa con lo cual también le están generando oportunidades a los miembros de su familia a largo plazo; entonces esto implica un proceso de formación en temas mineros, para hacerlo de una mejor manera.



EF: ¿Quiénes acompañan el proceso de coexistencia minera?

No es un proyecto solamente de Minesa, se hace de la mano con los mineros tradicionales, mineros informales, y el acompañamiento de varias autoridades, entre ellas el Ministerio de Minas, qué es el responsable de los programas de formalización que tiene en este momento el Estado colombiano; pero también estamos invitando a otras autoridades a que se vinculen y acompañen el proceso para que sea mucho más transparente.



EF: ¿Este programa requiere un trámite de licencia ambiental?

Ellos requieren permisos ambientales, pero no una licencia ambiental tramitada ante la Agencia Nacional de Licencias Ambientales; esto debido a la dimensión de su proyecto teniendo en cuenta que es muy pequeño en comparación al que puede hacerse a gran escala, entonces en este caso se realiza un trámite ante la autoridad ambiental regional.



EF: ¿Cuál es el potencial de onzas extraíbles?

Si bien es cierto que será un proyecto de pequeña escala, lo que pretendemos es que se encuentre entre los 10 más importantes de esta categoría en el país. Estamos hablando de un número cercano a las 300 onzas de oro extraíbles, las cuales se podrán obtener en un tiempo cercano de 20 a 25 años, que es la vida que también tiene nuestro proyecto minero a gran escala.



EF: ¿En qué etapa se encuentra en este momento el proyecto de coexistencia minera?

En este momento estamos con el grupo de mineros informales reconociendo el proceso de conformación de una empresa, elaborando estatutos, siguiendo los requisitos para conformar una empresa, determinando las obligaciones y responsabilidades a las que ellos se comprometen. Podemos decir que en este momento nos encontramos en un proceso de apropiación de conceptos para que todos hablemos el mismo lenguaje.  




Publicacion: Martes 4 de Diciembre de 2018 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

10 preguntas al senador Richard Aguilar sobre el proyecto de Reforma Tributaria

10 preguntas al senador Richard Aguilar sobre el proyecto...

Publicacion: Domingo 2 de Diciembre de 2018 

Gobernador nombró a Manolo Azuero como alcalde provisional

Gobernador nombró a Manolo Azuero como alcalde provisional

Publicacion: Viernes 30 de Noviembre de 2018 

Alcalde acepta sanción y dijo que seguirá golpeando la corrupción

Alcalde acepta sanción y dijo que seguirá golpeando la...

Publicacion: Viernes 30 de Noviembre de 2018 

Presidente electo del Concejo propone cese al fuego al alcalde

Presidente electo del Concejo propone cese al fuego al...

Publicacion: Viernes 30 de Noviembre de 2018 
 
 

Back to Top