“Sin Santander no hay Bicentenario”: Ángela Hernández | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Política - Local


“Sin Santander no hay Bicentenario”: Ángela Hernández



 “Sin Santander no hay Bicentenario”: Ángela Hernández | EL FRENTE Por Ángela Hernández
Diputada de Santander

“¡El 04 de Agosto de 1819 se libró en el Municipio de Charalá, Santander, un enfrentamiento entre campesinos y tropas españolas!”; gritaba con gran entusiasmo mi maestra de Sociales; mientras lidiaba con el sueño que a esa hora visitaba el salón de clases.

Caminando entre las filas replicaba: “Fue la valentía de nuestros ancestros, la que permitió la independencia de Colombia. Qué hubiera sido de nuestra patria sin ese día, sin esos hombres, sin esas mujeres que prefirieron morir en libertad que vivir bajo la esclavitud”.

Lo recuerdo con claridad porque mientras ella hablaba mi corazón se movía; lograba su retórica trasmitirme orgullo por mi tierra y a la vez despertar interés por nuestro pasado, un pasado glorioso, escrito con sangre, con la verraquera propia que nos caracterizamos los Santandereanos.

Por eso, ahora que el Ministerio de Cultura se dispone a celebrar el Bicentenario nos preparamos los Santandereanos para conmemorar tales hazañas.

Sin embargo, con lo que no contaba mi querida Maestra, las academias de historia y los sucesores de tan importante legado; es que llegaría al Ministerio de Cultura una ministra que no sólo desconoce la historia de la Patria; si no que pretende borrar con la “Ley Bicentenario”, la memoria de nuestros valientes campesinos que fungieron como soldados; tomando los machetes con que trabajaban la tierra para convertirlos en su única arma.

Desde Santander, le decimos a la exministra del gobierno Santos: Mariana Garcés, que ¡No Nos Crea Tan Pingos!

A los señores senadores; qué joda tan arrecha, cuándo piensan defender la tierra; en campaña cantan al unísono: “Somos los Hijos audaces de altiva breña a la que amamos con frenesí, somos la raza que lucha y sueña en la conquista del porvenir”.

Es ahora que necesitamos se les escuche cantar pero sobre todo “Luchar” como bien lo recitan las letras del Maestro Rueda Arciniegas y al Señor Presidente Iván Duque, le recordamos el compromiso público que hizo en días pasados en el Municipio de Socorro, de incluir a Santander, porque sin Santander, no hay Bicentenario.



Institucionalidad

omitió a Santander

La razón del reclamo de la diputada tiene que ver con un pronunciamiento efectuado por el gobierno nacional a través de la Vicepresidencia de la República, representada por Marta Lucía Ramírez quien en octubre pasado convocó a varios departamentos a participar de las festividades del Bicentenario, pronunciamiento en el que Santander quedó por fuera de la lista.

 En esa ocasión, la Vicepresidenta de la República, instaló la Comisión de Expertos del Bicentenario y de la Ruta Libertadora, con el propósito de iniciar la discusión acerca de los proyectos e iniciativas que harán parte de la conmemoración de Colombia Bicentenaria.

Durante la reunión también se presentó y definió la programación de eventos regionales, nacionales e internacionales que se desarrollarán entre los años 2018 y 2023.



Equipo interinstitucional

De la Comisión hacen parte altos funcionarios del Gobierno Nacional, que, coordinados por la Vicepresidencia, se encargarán de la ejecución de proyectos e iniciativas con los que Colombia conmemorará esta efeméride.

El equipo lo componen los Ministros de Relaciones Exteriores; Cultura; Comercio, Industria y Turismo; Educación; Defensa; Agricultura y Desarrollo Rural; Medio Ambiente y Desarrollo; Minas y Energía; Tecnologías de la Información y las Comunicaciones.

Así mismo están el DNP; el Instituto Colombiano de Antropología e Historia; la Academia Colombiana de Historia y la Asociación Colombiana de Historiadores.

Igualmente, los Gobernadores de Arauca, Boyacá, Cundinamarca y Casanare; el Alcalde de Bogotá; un representante de la Federación Nacional de Departamentos; un senador y un representante a la Cámara; designados por la mesa directiva de cada corporación, hacen parte de la Comisión.

Dicho equipo interinstitucional deberá formular, implementar y promover los planes, programas y proyectos relativos a la conmemoración, entre otras de sus funciones.  



200 años de la Batalla de Pienta

Por Alfredo Valdivieso

El 4 de agosto de 1819 (a solo tres días de la Batalla del Puente de Boyacá sobre el río Teatinos), la población de Charalá –actual Santander− acompañada de habitantes de Coromoro, Cincelada, Ocamonte, Riachuelo y Encino, encabezadas por el capitán Fernando Santos Plata enfrentaron a más de 1000 soldados de línea que encabezaba el sanguinario coronel español Lucas González, enviado desde esa zona a reforzar las tropas del coronel José María Barreiro, que habían sido derrotadas en el Pantano de Vargas.

La reacción de la población obedeció a varios hechos, entre ellos el apresamiento y posterior fusilamiento de María Antonia Santos Plata (hermana del capitán de la milicia llamada “Guerrilla la Niebla”), quien fue fusilada en El Socorro, junto a otros milicianos, el 28 de julio de ese mismo 1819, por lo que las milicias guerrilleras se toman a Charalá; pero también, por el traslado a esa población del coronel Antonio Morales Galavís, comisionado por Bolívar y nombrado Gobernador de El Socorro, con una tropa de refuerzo y 140 fusiles. El gobernador chapetón recibió la orden de Barreiro de trasladarse a Cerinza para atacar la retaguardia del ejército patriota comandado por El Libertador Simón Bolívar.

El 29 de julio Lucas González se hallaba ya en Oiba, con más de 1000 soldados disponibles a cumplir la orden de reforzar el ejército realista, pero enterado de la revuelta de Charalá vuelve grupas. El 4 de agosto llega y da comienzo a la batalla que inicia en las orillas del río Pienta, y solo al mediodía logran los chapetones cruzarlo, dándose una batalla, casa por casa, dentro de Charalá, donde son asesinados a mansalva aproximadamente 300 labriegos armados de machetes, garrotes y herramientas de trabajo. Fueron asesinados –la mayoría degollados− incluso dentro de la iglesia, en la que cae la niña, de 13 años, Helenita Santos Rosillo, sobrina del capitán Fernando Santos y de su hermana fusilada, Antonia.

Aunque la Batalla del Pienta se perdió por el asesinato cobarde de 300 personas, de lo que no se salvaron ni ancianos ni niños y mujeres, el desarrollo de la misma impidió que las tropas realistas de Lucas González pudieran unirse a las de Barreiro, y ese hecho (ignorado por nuestra historia) permitió que el Ejército Libertador batiera a los chapetones en Boyacá y sellara en buena parte la Primera Independencia tres días después, el 7 de agosto de 1819. ¡N o fue en vano la heroica batalla!








Publicacion: Jueves 10 de Enero de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Alcaldía responde a críticas por altos costos del impuesto predial

Alcaldía responde a críticas por altos costos del impuesto...

Publicacion: Jueves 10 de Enero de 2019 

Exsecretaria de educación Ana de Dios Tarazona saldrá libre

Exsecretaria de educación Ana de Dios Tarazona saldrá libre

Publicacion: Jueves 10 de Enero de 2019 

Soto Norte al gobierno Nacional: Que el agua baje y que la plata suba

Soto Norte al gobierno Nacional: Que el agua baje...

Publicacion: Miercoles 9 de Enero de 2019 

Santandereanos en la cúpula de la Policía

Santandereanos en la cúpula de la Policía

Publicacion: Martes 8 de Enero de 2019 
 
 

Back to Top