Solastalgia: afectación mental producida por la degradación ambiental | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Política - Local


Solastalgia: afectación mental producida por la degradación ambiental



Solastalgia: afectación mental producida por la degradación ambiental | EL FRENTE
Inundaciones, sequías, huracanes, extinción de especies e incremento de muertes son algunas de las consecuencias más relevantes que ocasiona el cambio climático en el planeta, dejando afectadas a millones de personas al año.

Por Mayerli Camila Silva Marín
Reportaje Especial / EL FRENTE

Solastalgia es una palabra rara, su nombre es poco conocido para la casi la totalidad de la población y, paradójicamente, da nombre a una patología mental que millones de personas padecen en silencio, incluso usted, amigo lector o lectora, en el momento de leer estas líneas podría ser un portador inconsciente de esta enfermedad que, como todos los males del cuerpo y la mente, si no lo atiende a tiempo, puede generar efectos muy negativos en la  salud y medio ambiente.   

La palabra Solastalgia fue mencionada por el Doctor Fabián Méndez, experto en Epidemiología, en un conversatorio realizado en la Universidad Industrial de Santander (UIS), en donde se abordaron las diferentes afectaciones ambientales y de la salud a causa del calentamiento global.

El filósofo Glenn Albrecht de la Universidad de Newcastle en Australia, acuñó la palabra Solastalgia como un concepto que describe el impacto del cambio climático en la salud humana, afectando negativamente el bienestar mental, sin que la sociedad actúe ante la problemática. De alguna forma, se puede describir como las emociones de la gente cuando su entorno natural cambia.

“Los seres humanos forman parte del daño ambiental porque no reciclan, desgastan agua, deforestan árboles y utilizan diferentes clorofluorocarbonos que destruyen la capa de ozono”, afirmó Kento Taro Magara, especialista en calidad del aire, quien también participó del conversatorio en la Universidad Industrial de Santander, con el objetivo de concienciar a los habitantes del Área Metropolitana de su compromiso con el medio ambiente.

Estudios recientes de la Organización Mundial de la Salud arrojaron que durante los últimos 50 años la actividad humana, en particular el consumo de combustibles fósiles, ha liberado cantidades de CO2 y de otros gases de efecto invernadero, suficientes para retener más calor en las capas inferiores de la atmósfera, alterando el clima mundial, lo que provoca daños graves en los ecosistemas y los seres humanos.



Contaminación asesina

Por sus consecuencias ambientales, como desprender glaciares, provocar desastres y afectar a la sociedad, esta problemática también involucra la salud del ser humano.

“Las temperaturas extremas del aire contribuyen directamente a las defunciones por enfermedades cardiovasculares y respiratorias, sobre todo entre las personas de edad avanzada”, afirmó Méndez, quien agregó que esta complicación ha ido aumentando cada vez más, como se evidenció en el verano de 2003 en Europa, cuando se registraron 70 mil decesos de adultos mayores, debido a una fuerte ola de calor.

Sin embargo, en Colombia este fenómeno también ha afectado a miles de habitantes, teniendo en cuenta que por la mala calidad del aire y del agua cada año mueren 17.549 personas, de las cuales por factores ambientales se presentaron 15.681 decesos, 1.209 por la mala calidad del agua y los otros 871 a factores como plomo y radón, según estudio reciente que se presentó al Ministerio de Ambiente y Desarrollo Sostenible, el cual también indicó que los departamentos donde más se presentaron estos problemas ambientales fueron: Caldas, Norte de Santander, Risaralda y Quindío.

Cifras alarmantes como las anteriores puede producir solastalgia puesto a que anteriormente no se evidenciaban altos índices a causa del calentamiento global. Este problema mental es cada vez más relevante y su efecto ocurre cuando un lugar que se hacía familiar se vuelve irreconocible por el cambio climático o por la acción de las grandes empresas que deterioran el ecosistema.

Las personas que viven en zonas con mayor riesgo y que habitan en ambientes deteriorados, son aquellas que experimentan con mayor frecuencia este tipo de problema mental, debido a los desastres que se presentan y que el entorno en el que viven no son iguales al ambiente natural en el que habitaban anteriormente.

Ante esta situación expertos en el tema aseguran que “la mayoría de las personas son conscientes del daño ambiental y no actúan para controlarlo” puesto que muchos de los efectos del cambio climático son provocados por el ser humano.

Kento Magara recomienda a los ciudadanos a evitar el uso del plástico, disminuir el uso de aerosoles, reciclar en los hogares e incorporar medidas de transporte, para mitigar un poco el daño ambiental en el que se vive.

Como posible solución al problema de la solastalgia, Méndez asegura que falta conocimiento ambiental y que un buen método puede ser intentar fomentar otros sentimientos de apego hacia la naturaleza y la vida, como la biofilia, que es el apego por lo vivo, o la eutierria, que es el amor por la conexión entre la Tierra y los seres vivos. De esta forma se puede crear un vínculo entre el ser humano y la tierra para que actúen correctamente mitigando el fenómeno que está afectando a millones de personas, especies y ecosistemas al año.


Publicacion: Sabado 16 de Marzo de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Luis Alberto Gil pasó su primera noche en prisión

Luis Alberto Gil pasó su primera noche en prisión

Publicacion: Viernes 15 de Marzo de 2019 

Extradición de Arias se definiría en 6 meses

Extradición de Arias se definiría en 6 meses

Publicacion: Viernes 15 de Marzo de 2019 

Sentido Adiós a Carlos Ossa Escobar

Sentido Adiós a Carlos Ossa Escobar

Publicacion: Viernes 15 de Marzo de 2019 

Uribe defendió a Paloma Valencia tras discusión con Pablo Catatumbo

Uribe defendió a Paloma Valencia tras discusión con Pablo...

Publicacion: Viernes 15 de Marzo de 2019 
 
 

Back to Top