“Los liderazgos espirituales no deben participar en política” | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Política - Local


“Los liderazgos espirituales no deben participar en política”



“Los liderazgos espirituales no deben participar en política” | EL FRENTE Francisco de Roux analiza el papel ciudadano frente al compromiso con la paz


Por: Ángela Martin Laiton
Francisco de Roux ha sido uno de los personajes más renombrados en el proceso de paz en Colombia. En esta entrevista, De Roux cuenta cómo ha sido el papel de la religión en el ascenso de la derecha latinoamericana al poder y qué podría perder el país si el gobierno actual no apoya la paz.

Después de derrotar la coca en miles de hectáreas campesinas del Magdalena Medio con el programa de Desarrollo y Paz. De reafirmar la comisión de víctimas en La Habana, dirigir a la comunidad Jesuita en Colombia, ser investigador del Cinep, acompañar a las comunidades afectadas por el conflicto armado y dialogar con distintos actores de la guerra, Francisco de Roux está frente a otro gran reto: dirigir la Comisión de la verdad en el posacuerdo.


¿Qué lo motivó a buscar procesos de paz y reconciliación en Colombia?
Es una historia que inicia en los tiempos de Belisario Betancur. Cuando Belisario recién empezó su gobierno se propuso iniciar un proceso de paz en Colombia, creó una serie de Comisiones de la Verdad, yo me vinculé a ese proceso y terminé yendo hasta Remolinos del Caguan. Comencé entonces  a comprender la gravedad, la dificultad, la importancia del proceso de paz en Colombia. Ese proceso como se recuerda dio origen a la Unión Patriótica, creó muchísimas ilusiones, tuvo un momento dolorosísimo en la toma del Palacio de Justicia por el M19.

Belisario practicamente abandonó el esfuerzo que estaba haciendo y luego vino algo durísimo que fue la masacre de la Unión Patriótica durante diez años consecutivos. Pero realmente es allá donde yo comienzo a vincularme y a sentir que, llega un momento en que la paz se le vuelve a uno la obligación moral más seria en Colombia. Se vuelve tan importante que uno deja de lado cualquier otra motivación, intereses académicos, y aunque el trabajo en comunidad nunca lo abandoné, sí me abarcó esta necesidad de que los colombianos viviéramos en paz y dejáramos de matarnos.

Textualmente el evangelio dice si vas a llevar un sacrificio y al hacerlo te das cuenta que tienes un conflicto con tu hermano, suspende el sacrificio, suspende la acción religiosa y ve primero a buscar la reconciliación entre los hermanos.  No tiene sentido un acto de alabanza a Dios si los hermanos se están matando.


¿Qué pudimos aprender los colombianos de ese primer proceso iniciado por Belisario Betancur?
Hay una cosa grande que aprender de ese proceso y es que pretender un proceso de paz solamente con las personas que lo quieren y sin incorporar a los militares es imposible. Belisario era consciente de eso y sin embargo avanzó sin incorporar completamente a las fuerzas armadas, tampoco era fácil. Por eso en el proceso de la Habana los militares tienen un papel muy importante.


¿Cuál es el reto frente a la construcción de paz para el Estado colombiano en el actual gobierno?
No perder la ruta de lo que hemos ganado, nada nos puede hacer repetir la barbarie de la que viene Colombia con sus 8675 víctimas en el registro oficial de victimas del país y con todos estos números terribles; 82.000 desaparecidos más de 2.000 masacres, más de 30.000 secuestros, más de 18.000 ejecuciones extrajuidicales, falsos positivos que pasan de los 1.000 más de 25.000 personas destruidas por las minas antipersonales. Esta locura es imposible continuarla.

Hablando un poco de los detractores del proceso de paz y de las personas que afirman que la paz no sucedió ¿Cómo podemos abandonar esta condición de país mágico-mítico en donde creemos que firmando un papel las cosas suceden?
Justamente por eso, para salirnos de papeles, nosotros vamos directamente a las victimas, al sufrimiento humano en Colombia. No hay familia en Colombia que de alguna forma no haya sido golpeada por el conflicto. Empresarios que fueron extorsionados o con familias secuestradas, periodistas que fueron asesinados, académicos que también murieron. Asesinatos masivos, masacres, los falsos positivos, por todas partes está el dolor.

Nosotros tenemos que liberarnos del discurso, porque como el dolor produjo tanto sentimiento de indignación y de rabia, eso se montó en discursos políticos excluyentes, esos que dicen: ustedes o nosotros. Eso se montó después en símbolos que se pasan en cadenas de Whatsapp, en la televisión, para manipular los sentimiento de la gente, lo único que nos libera de eso es ver el dolor humano, dejarnos de tonterías porque el dolor humano está por todas partes. Es igual el dolor de una madre de un guerrillero que el dolor de una madre de un soldado muerto, es igual el dolor de la esposa de un desaparecido que el dolor de un secuestrado que no llega.

Hay una cosa que es muy interesante para explicar lo que quiero decir, a mí me gustó mucho la forma en la que el papa actuó en Colombia porque es muy iluminadora. Él se dio cuenta que nosotros estábamos enfrentados entre nosotros por estos discursos políticos y se puso por encima de eso, siempre llamando a la paz.


Otros conflictos en el mundo como el de Sudáfrica o la antigua Yugoslavia hicieron sus procesos de posconflicto una vez finalizada la guerra. Pero aquí en Colombia estamos llevando adelante el proceso mientras defensores de derechos humanos y lideres sociales están siendo asesinados a la par. ¿Cómo están trabajando eso desde La Comisión?
Es una paradoja, se suponía que nosotros hacíamos la lectura del conflicto desde 1958 hasta finales de 2016, cuando se firma la paz. Teníamos que recomendar para que, ese conflicto que se acabó no se vuelva a repetir. Pero resulta que el conflicto está repitiéndose y no podemos dejar de fijarnos en esa repetición y es algo que nos tiene muy golpeados, porque al salir a buscar a las víctimas como lo estamos haciendo, encontramos personas re-victimizadas, llenas de temor, lideres que están siendo asesinados y a la gente que en el proceso de paz quedó con la ilusión de que ahora sí les iban a entregar las tierras que les habían arrebatado durante la guerra, no se las entregan. Nosotros estamos viviendo todo eso, una de las cosas que estamos haciendo es un trabajo en llave con la Procuraduría, la Defensoría del Pueblo y nosotros para tratar de clarificar por qué las cosas continúan, qué es lo que hace que volvamos a meternos en esta locura.


¿Cuál es la responsabilidad que tienen todos los colombianos alrededor de la construcción de paz?
Yo diría que en la Habana hubo una reconciliación entre los que estuvieron en la Habana, tanto guerrilleros como representantes del Estado. Ellos cambiaron todos, pero no la sociedad colombiana.  La sociedad colombiana quedó irreconciliada. Yo creo que hubo un error porque la gente no estuvo lo suficientemente comunicada y parte de construir la paz es que la sociedad se meta en esto. Cuando los premios nobel vinieron a Colombia en el 2017, repetidas veces nos dijeron: olvídense, esto no hay que dejarlo en manos de los gobiernos, esto no hay que dejarlo en manos de las burocracias. Si esto no se lo apropia la sociedad el proceso se cae. Es el pueblo el que tiene que agarrar la paz en sus manos, y garantizar que esto ocurra. Tienen que movilizarlo los jóvenes, los periodistas y los educadores. Si la sociedad no asume en sus manos y decide si vamos a vivir sin batallas, si la sociedad no lo hace, no es posible.
Publicacion: Domingo 24 de Marzo de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Aunque poco, gobierno anunció recursos para vías de Santander

Aunque poco, gobierno anunció recursos para vías de Santander

Publicacion: Sabado 23 de Marzo de 2019 

Senador Aguilar encabezó radicación de proyectos de Cambio Radical

Senador Aguilar encabezó radicación de proyectos de Cambio Radical

Publicacion: Sabado 23 de Marzo de 2019 

Habitantes del Área le dijeron sí a Minesa

Habitantes del Área le dijeron sí a Minesa

Publicacion: Sabado 23 de Marzo de 2019 

Anla le dijo no al fracking en el Magdalena Medio

Anla le dijo no al fracking en el Magdalena...

Publicacion: Jueves 21 de Marzo de 2019 
 
 

Back to Top