Días tormentosos para el futuro de Colombia | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Economicos
 
 
 

Opinión - Editorial


Días tormentosos para el futuro de Colombia



Dentro de pocas semanas, cuando se conozcan a fondo los resultados de las investigaciones sobre la corrupción en Colombia, que comprometen las campañas presidenciales de Juan Manuel Santos Calderón y Oscar Iván Zuluaga Escobar, ambas financiadas por contratistas nacionales e internacionales, una de ellas la brasilera Odebrecht, lloverá agua sucia sobre el Palacio de Nariño y en los pasillos del Capitolio Nacional, (el tabernáculo de las leyes) y un nuevo capítulo de los grandes procesos penales se escribirá con el pellejo de los ex presidentes, parlamentarios, ministros, viceministros, gerentes de institutos oficiales, gobernadores y alcaldes de ciudades capitales, que fueron débiles ante las tentaciones del dinero mal habido y de los procedimientos ilegales en la financiación de las campañas electorales. 


Al presidente Juan Manuel Santos Calderón, como todos aquellos mandatarios que se han aferrado al poder en América Latina, les esperan grandes desafíos y grandes dolores de cabeza, parecidos a los que están sufriendo Dilma Rousselff y Luis Ignacio Lulla D’silva en el Brasil, ambos prisioneros por orden de la justicia de su país, para no hablar del ‘Proceso Ocho Mil’ que en Colombia tocó al ex presidente Ernesto Samper Pizano y a medio centenar de congresistas financiados con donaciones de los carteles del narcotráfico.


Cuando faltan quince meses para terminar el segundo período presidencial del doctor Juan Manuel Santos Calderón, los destellos de la tormenta se ciernen sobre el Palacio de Nariño y sobre varios parlamentarios, que empiezan a desfilar por la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia, embadurnados hasta el tope de sus campañas políticas, por la influencia de las donaciones de la empresa brasilera Odebrecht, que compró con mucho dinero la adjudicación de los contratos de las grandes obras públicas en el país, entre ellas la construcción de la segunda fase de la autopista Ruta del Sol, las operaciones de dragado del río Magdalena y la entrega de dineros del Banco Agrario a la empresa Navelena, asociada a compañías financieras del país que mantuvieron hasta la víspera una tradición moral impecable.

Todo se corrompió por cuenta de la laxitud en el manejo de las licitaciones internacionales, que tuvieron estaciones de peaje en los ministerios del transporte, educación, hacienda, salud y en empresas emblemáticas de la nación, como Ecopetrol, donde se robaron la plata destinada a la construcción y modernización de la Refinería de Cartagena. Tendrá que saberse, además, por qué el gobierno nacional oculta la identidad de la Financiera Canadiense que adquirió todos los activos de ISAGEN, la joya de la corona del sector eléctrico y de qué manera despojaron a los municipios petroleros de Colombia de la renta de hidrocarburos, que maneja, de manera centralizada en Bogotá, el señor Presidente de la República.

Si las investigaciones llegan hasta sus últimas consecuencias, como deberá esperarse de parte del Fiscal General de la Nación, Néstor Humberto Martínez Neira, que ha sido objeto de indebidas presiones de los altos funcionarios del Palacio de Nariño en Bogotá, para que tapen, tapen, como decía el ex presidente Laureano Gómez Castro, se sabrá cuanto han gastado en la propaganda mentirosa que hace el gobierno nacional para distraer a la opinión pública, crucificando las finanzas de los departamentos y municipios, que dejaron de recibir mayores transferencias de la nación para las obras regionales, actualmente paralizadas.


Es impresionante cómo han contratado áulicos, periodistas y publicistas fletados al régimen, para desacreditar la imagen de personas impecables, como el ex procurador general de la nación, Alejandro Ordóñez Maldonado, santandereano ilustre, que previno a tiempo la crisis de las instituciones colombianas, por cuenta de las generosas concesiones hechas en el proceso de paz negociado en La Habana (Cuba). ¿Podrá el gobierno zafarse de los escándalos que en materia de corrupción han tocado las finanzas de la última campaña presidencial?
 

Por: Rafael Serrano Prada/DirectorELFRENTE
 

Publicacion: Jueves 20 de Abril de 2017 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Hay que parar el derrame de sangre en Venezuela

Hay que parar el derrame de sangre en Venezuela

Publicacion: Jueves 20 de Abril de 2017 

Hace 47 años hubo toque de queda en Colombia

Hace 47 años hubo toque de queda en Colombia

Publicacion: Martes 18 de Abril de 2017 

La clase política de Santander está mal parada en la provincia

La clase política de Santander está mal parada en...

Publicacion: Lunes 17 de Abril de 2017 

Alarma ante ola de feminicidios en el país

Alarma ante ola de feminicidios en el país

Publicacion: Miercoles 12 de Abril de 2017 
 
 

Back to Top