La UIS posicionada en el Siglo XXI | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Caricatura | EL FRENTE Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Economicos
 
 
 

Opinión - Editorial


La UIS posicionada en el Siglo XXI



La Universidad Industrial de Santander, UIS, se ha dado el lujo de caminar de la mano con la historia y se ha arriesgado a los cambios vertiginosos que han llevado al entorno de la educación los avances digitales que son un gran reto para quienes tienen en sus manos el poder de educar y preparar a las futuras generaciones, que se encargarán hacer de este planeta tierra un lugar más amigable y con espacio y oportunidades para todo.

La visión del rector, Luis Hernán Porras Díaz, ha llevado a esta Alma Mater a destacar más allá del estigma que traía sobre sus espaldas de ser un claustro en el cual se multiplicaron guerrilleros y que seguía siendo una academia en la cual se preparaban los hombres y las mujeres que luego nutrirían a los grupos subversivos que tanto daño y violencia le han causado y le originaron al país.

La UIS se encargó de revolucionar esa imagen que tenía desde ser una Universidad estancada, de alumnos revoltosos, de profesores anquilosados y de edificaciones lúgubres para transformarse en un centro modelo y orgullo de Santander y de Colombia en donde se encumbran la educación, el arte, la cultura, el deporte y la ciencia en lo más alto de la calidad en el territorio nacional.

Convenios internacionales, logro de donaciones, remodelaciones locativas, estadio de fútbol, comunicaciones modernas, digitalización de redes, interconexión, laboratorios dotados con tecnología de punta, avances científicos, participaciones internacionales, muestras tecnológicas, e intercambios estudiantiles, entre otros emprendimientos, son la carta de presentación de Porras Díaz quien le apostó a competir codo a codo con las mejores Universidades públicas y privadas del país y del Mundo, y ha ganado la partida.

La UIS está posicionada en el Siglo XXI y camina a la par de los avances que se dan en el mundo, en todos los aspectos, a una velocidad imposible de calcular, pero que hay que seguir porque el que no se sube en ese tren del futuro estará, en poco tiempo, a años luz de poder brindar una preparación de la calidad y del compromiso que exige el tiempo moderno para los estudiantes de pregrado, post grados y doctorados, porque si la UIS no tuviera la gran organización y el enorme potencial para ofrecer educación y preparación de calidad, los estudiantes se verían obligados a recurrir a centros educativos de otros departamentos o del exterior.

Ahora se trabaja con los mejores maestros que son escogidos bajo rigurosas pruebas de aptitud y con parámetro de alta exigencia en sus conocimientos para que la transmisión a los educandos sea también de calidad.

Esa es la Universidad pública que se merece un departamento que se ha caracterizado por el gran apego al saber, a la educación, a la investigación y al conocimiento.

Que tiene en sus habitantes el apego al estudio, a profesionalizarse y a prepararse para afrontar los retos del futuro y, sorprende aún más, el alto porcentaje de estudiantes que ingresan a la Universidad con respecto a otros departamentos y los Postgrados que realizan en Santander o en el exterior, también con relación a otros departamentos.

Se ha avanzado en el camino y se ha llegado hasta la meta propuesta. Es el momento de empezar a proteger todos esos logros que hacen de la Universidad Industrial de Santander, ya no ese centro de educación superior en donde se engredaban ‘tirapiedras’, sino que es el claustro universitario en donde se fecundan las mentes brillantes de colombianos que se encargan de multiplicar esa calidad educativa que reciben, al ser embajadores del país en cargos de importancia o trabajos que realizan en todo el mundo.

Ellos llevan el sello UIS marcado con orgullo en su alma, porque una vez que se recibe calidad en educación y se es arropado con el mejor respaldo, es imposible olvidarse de donde se viene y, menos aún, limitar el punto a donde se quiere llegar.
Por: Enrique Narváez Benítez.
Jefe de Redacción/EL FRENTE.



Publicacion: Viernes 11 de Agosto de 2017 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

El recuerdo del embajador Miles Fretchet

El recuerdo del embajador Miles Fretchet

Publicacion: Miercoles 9 de Agosto de 2017 

El fracaso del Puente Lengerke

El fracaso del Puente Lengerke

Publicacion: Martes 8 de Agosto de 2017 

¿Quién debería ser el próximo presidente de la República?

¿Quién debería ser el próximo presidente de la República?

Publicacion: Domingo 6 de Agosto de 2017 

Se acabarán clanes familiares en el Congreso de la República

Se acabarán clanes familiares en el Congreso de la...

Publicacion: Sabado 5 de Agosto de 2017 
 
 

Back to Top