Niños venezolanos vulnerados por la crisis de su país | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Niños venezolanos vulnerados por la crisis de su país



La crisis desatada por las equivocadas políticas de Nicolás Maduro Moros en Venezuela, la pésima administración y el abandono al que ha sometido a sus compatriotas, ponen en estado crítico a los niños cuyas familias se han visto forzadas a abandonar su país ante la carencia de medios para alimentarse y subsistir.

Pero la decisión de emigrar ha generado otro problema mayúsculo para estas familias que en Venezuela no tenían nada, y en Colombia y en ciudades como Bucaramanga, tampoco es que alivien su precaria situación y la crisis se ahonda hasta el punto que muchas de ellas han dejado abandonados a sus hijos.

Las cifras son preocupantes. En las últimas horas 23 adolescentes pasaron a protección del Instituto Colombiano de Bienestar Familiar, ICBF, que se hizo cargo de ellos luego de encontrarlos en total abandono en las calles de la ciudad.

Triste y dura decisión para las familias, para los padres que ante la impotencia de brindarles sustento, prefieren dejarlos abandonados. Esta cifra, dirán algunos, es mínima. Pero no. En Bucaramanga se han atendido, hasta la fecha, 1.379 niños mientras que en todo el país la cantidad asciende a 24.199, algo que es bastante preocupante porque la dificultad de Venezuela para brindarles apoyo, trabajo, sustento, educación y salud, se ha trasladado a Colombia.

Loable la tarea del ICBF porque se echa encima la responsabilidad de buscarles hogares sustitutos a estos niños y adolescentes sin importar la nacionalidad, pero triste que el desintegro de las familias se dé porque en su país de origen se prefiere aparentar que todo está bien y se tapan, disfrazan y minimizan las grandes crisis poblacionales con los pronunciamientos de una camarilla que se adueñó del poder y de la voluntad de esos pocos que reciben dadivas del Gobierno y que contribuyen a hacerle creer al mundo que no hay tal crisis.

Gran muestra humanitaria de los estamentos colombianos que se han ocupado de atender a estos venezolanos. Se debería ejecutar un plan de choque que lleve a que las familias puedan obtener el auxilio del Estado colombiano para que permanezcan unidas.

Es cierto que algunos señalan que no es obligatorio, pero hay que empezar a crear programas de ayuda porque los cordones de miseria, de inseguridad, la prostitución, la explotación infantil y otros aspectos, derivados de estas migraciones que llegan sin tener nada que hacer y a enfrentarse al incierto futuro, contribuyen para que se acrecienten todos esos males que sólo se pueden evitar si se ejerce un control a tiempo y se abren opciones de ayudas reales y permanentes.

El problema ya está. De sobra se sabía, cuando empezaron a llegar los primeros refugiados, que esa marea humana crecería con los años y no se le prestó la debida atención y a tiempo y ahora con deportarlos o con perseguirlos no se logra nada.

Desde el Gobierno central deben generarse políticas que acompañen a los Gobiernos departamentales y municipales de las regiones y ciudades en donde se ha concentrado la crisis para enfrentar todas las nuevas urgencias que se desprenden con esa invasión inesperada de gente que llega sin nada y permanece así durante meses.

Los menores que quedaron bajo el ala del ICBF no serán los últimos niños a los que haya que proteger. La crisis está sobre el tapete. Cada día llegan más familias de venezolanos y es hora de ponerle una atención más sólida a este tema que puede salirse de cause sin que se le hayan buscado solucionen contundentes.

Por: Enrique Narvaez Benítez
Jefe de Redacción / EL FRENTE

Publicacion: Viernes 6 de Julio de 2018 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Impunidad en el exterminio de líderes sociales

Impunidad en el exterminio de líderes sociales

Publicacion: Miercoles 4 de Julio de 2018 

El sur también existe

El sur también existe

Publicacion: Martes 3 de Julio de 2018 

La empleabilidad es una deuda que tiene el país con los jóvenes

La empleabilidad es una deuda que tiene el país...

Publicacion: Sabado 30 de Junio de 2018 

La juventud de Santander está suicidándose

La juventud de Santander está suicidándose

Publicacion: Viernes 29 de Junio de 2018 
 
 

Back to Top