Panorama incierto para escoger a los próximos gobernadores y alcaldes | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 

Opinión - Editorial


Panorama incierto para escoger a los próximos gobernadores y alcaldes




Por las redes sociales, por los programas radiales, por periódicos diarios y semanarios, por emisoras virtuales, se publican toda clase de versiones y rumores, que obedecen en la mayoría de los casos, al imaginario perverso y desconcertante de la chismografía santandereana.

Se especula con la realidad de procesos penales que se adelantan en algunos despachos de la Fiscalía General de la Nación, sobre presuntas conductas punibles en el manejo de la contratación oficial; en el origen de los dineros que se invierten en las campañas electorales.

Se coloca en entredicho la legalidad de los títulos académicos de personas que se hicieron elegir para llegar a los altos cargos de elección popular, cuando no existen en la Constitución Nacional, que es la ley de leyes, requisitos distintos a los de ser ciudadano colombiano, en ejercicio, mayor de edad para la fecha de las elecciones.

Cuando alguien manifiesta su interés por algún cargo público, le llueven sus malquerientes, que lo despluman y lo presentan como un delincuente, como un individuo indeseable para la administración pública.

Observando el panorama regional, no queda títere con cabeza en el departamento de Santander cuando se trata de analizar, en retrospectiva, la conducta de personas que se atrevan a colocar su nombre para candidaturas a la gobernación del departamento y a las alcaldías.

Moralmente despellejados al otro día de su aparición, con calificativos deshonrosos y afirmaciones temerarias, que hablan del ambiente de antropofagia que se da silvestre en este departamento.

Si hacemos el ejercicio en cualquiera de los escenarios, pero especialmente en lugares de tertulia, donde se despelleja a los líderes municipales y departamentales, encontramos que el ciudadano perfecto no existe, porque el entramado político es especialmente complejo.

Hemos hecho estos diálogos con personajes de la vida regional, con rectores de las universidades, miembros de comunidades religiosas, líderes de los gremios, voceros de las agrupaciones políticas y al final, no habría persona alguna, hombre o mujer, a quien confiarle los destinos del departamento y de la ciudad capital y de muchos municipios.

Es tanta la maledicencia que se ha regado desde los micrófonos de la radio, desde los canales de televisión, desde ciertas columnas de opinión y desde las trincheras políticas de los contradictores, que resulta prácticamente imposible encontrar en Santander el personaje ideal para cada cargo de elección popular.

Todos, absolutamente todos, habrían tenido un pasado brumoso, especialmente por temas relacionados con la contratación oficial; algún accidente callejero que lo inhabilite para aspirar a las corporaciones públicas o algún defecto personal, relacionado con la virilidad de los varones y la feminidad de las mujeres.

Hicimos el ejercicio con algunos de los nuevos parlamentarios y no existe en Santander el personaje ideal que quiera y pueda aceptar la candidatura a la gobernación del departamento, después de haber elegido en una coalición de fuerzas electorales al actual mandatario seccional, como tampoco habría alguien con los méritos políticos, personales y profesionales para aspirar a la alcaldía de Bucaramanga, después del terremoto que excluyó al partido liberal de las opciones de poder en la capital de Santander.

Desde las trincheras de algunos medios de comunicación se especula con algunos nombres de posibles candidatos a los cargos de elección popular, pero ninguno tiene la posibilidad de ser elegido dentro de la actual estructura de las fuerzas políticas que antes endosaban los votos, como si se tratara de una mercancía.  

Habría que someter al riguroso escrutinio de la opinión pública, a las empresas encuestadoras, unos nombres de personajes que quieran someter sus nombres al veredicto de las urnas, recordando que para las elecciones regionales del próximo año juegan en el escenario regional y en muchos escenarios municipales, catorce partidos políticos con registro en el Consejo Nacional Electoral, entre ellos el partido de las FARC y algunas fuerzas cívicas de dudoso ropaje, que quieren pescar en río revuelto algunas alcaldías tan importantes como las de Bucaramanga, Floridablanca, Barrancabermeja, Piedecuesta y Girón.

Un tema de reflexión, como para empezar a pensar en el compromiso que tenemos todos los santandereanos de elegir a nuestros próximos gobernantes.     

 

 
Publicacion: Jueves 13 de Septiembre de 2018 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Fumigaciones con glifosato no acabarán con el narcotráfico

Fumigaciones con glifosato no acabarán con el narcotráfico

Publicacion: Miercoles 12 de Septiembre de 2018 

El partido Cambio Radical está en el lugar equivocado

El partido Cambio Radical está en el lugar equivocado

Publicacion: Miercoles 12 de Septiembre de 2018 

La Concesión Ruta del Cacao bajo amenaza de la corrupción

La Concesión Ruta del Cacao bajo amenaza de la...

Publicacion: Sabado 8 de Septiembre de 2018 

El presidente Iván Duque en su laberinto

El presidente Iván Duque en su laberinto

Publicacion: Sabado 8 de Septiembre de 2018 
 
 

Back to Top