Una cúpula militar con bandidos en Venezuela | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Una cúpula militar con bandidos en Venezuela



Una sorpresiva y triste realidad estamos viviendo los latinoamericanos, al conocerse que la cúpula militar de Venezuela está dominada por agentes cubanos y soviéticos, al lado de militares de dudosa conducta, comprometidos en acciones criminales que jamás se habían conocido en el vecino país y que provienen de grupos ilegales, que se autoproclamaron como las ‘Milicias Bolivarianas’, una fuerza irregular que protege al dictador y terrorista Nicolás Maduro Moros, unos delincuentes encargados de realizar asesinatos selectivos por cuenta del régimen comunista, que pretende eternizarse en el poder, a sangre y fuego, para seguir esclavizando a su pueblo y esquilmando la riqueza de este país, que representaba la mayor economía y prosperidad de nuestro continente.

Los pueblos comunistas han condenado al mundo a la desgracia, a la tristeza, la frustración, la miseria y la soledad, como ocurre en la Isla de Cuba, que otrora fuera la antorcha centroamericana de la libertad y ahora es una nación empobrecida, destrozada y arruinada por la gavilla terrorista de los hermanos Fidel y Raúl Castro. Los promotores del comunismo en el mundo utilizan la mentira para engañar y esclavizar a sus pueblos.  En Venezuela, la conducta del tirano, Nicolás Maduro Moros y de su alzafuelles Diosdado Cabello Rondón, utiliza las fuerzas armadas para reprimir al pueblo hambriento, destruir el tejido familiar y humillar a la gente que protesta en las calles, implorando un pedazo de pan y un trabajo digno.

El drama de los venezolanos que recorren a pie las carreteras de Colombia, Ecuador, Perú, Chile y Argentina es el más grave que se haya conocido en América Latina. Muchachos que huyen de la tiranía por temor a ser asesinados, invaden los parques y avenidas a las grandes ciudades; duermen a la intemperie donde los coge la noche; piden limosna en las estaciones de semáforos y en los centros comerciales; buscan trabajo digno pensando en regresar algún día a su tierra natal, para reunirse con los ancianos que se quedaron esperando la libertad y la democracia.

El Ministro de la Defensa Nacional de Venezuela, el General Vladimir Padrino López, que ha jurado lealtad al tirano, al dictador que ordena los asesinatos selectivos y algunos mandos militares que los ejecutan, perdió su dignidad y renunció al juramento patrio de trabajar con el pueblo, por el pueblo y para el pueblo. Es el bandido mayor, con uniforme militar manchado por la sangre inocente de centenares de personas asesinadas en las calles de Caracas y otras ciudades de Venezuela,  que antes de corromperse inspiraba respeto y que luego de inmiscuirse en los negocios del narcotráfico hace parte del llamado ‘Cartel de los Soles’, con grandes capitales acumulados en paraísos fiscales, completamente deshumanizado y convertido en títere de la pandilla que se tomó el Palacio de Miraflores, sede oficial del gobierno venezolano.

Qué vergüenza que la codicia de un General de la República de Venezuela, como el General Vladimir Padrino López, haya renunciado a sus principios éticos, a su juramento a la bandera, a los mensajes del himno nacional que destaca la ‘Gloria del Bravo Pueblo’, para convertirse en un lacayo y un consueta de la dictadura y en un aliado de la ilegalidad, vendido a las peores crápulas que haya tenido este país latinoamericano, donde esa cúpula militar, absolutamente corrompida, prefiere perseguir y asesinar al pueblo, antes que combatir a Nicolás Maduro Moros, responsable del peor fracaso económico, social, político y administrativo que haya tenido y padecido la tierra donde se meció la cuna del libertador Simón Bolívar.

Como le hace falta a Venezuela un líder colombiano como el abogado charaleño y santandereano José Acevedo y Gómez, que el 20 de julio de 1810, cuando se declaró la independencia de Colombia, en el comienzo de la guerra contra España, hizo sentir su palabra iluminada cuando dijo: ‘Pueblo indolente, si perdéis estos momentos de efervescencia y calor, si no aprovecháis esta ocasión única y feliz, seréis tratados como insurgentes. Ved los grillos y las cadenas que os esperan’. ¡El exterminio del tirano y de su gavilla criminal, debe ser la inmediata consigna!         




Publicacion: Martes 29 de Enero de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

La solución del botadero de basuras de El Carrasco

La solución del botadero de basuras de El Carrasco

Publicacion: Domingo 27 de Enero de 2019 

¿Qué hacer con los coluviones de la carretera a Barrancabermeja?

¿Qué hacer con los coluviones de la carretera a...

Publicacion: Viernes 25 de Enero de 2019 

A Nicolás Maduro le llegó el momento de entregar el poder

A Nicolás Maduro le llegó el momento de entregar...

Publicacion: Jueves 24 de Enero de 2019 

¡Cuidado con la apología del delito!

¡Cuidado con la apología del delito!

Publicacion: Martes 22 de Enero de 2019 
 
 

Back to Top