Sancocho electoral en Hotel Holiday Inn | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Sancocho electoral en Hotel Holiday Inn



No pudo ser más deshilvanada la reunión de precandidatos de varios partidos políticos a la gobernación de Santander con el ex presidente Álvaro Uribe Vélez, celebrada ayer en el auditorio del Hotel Holiday Inn.

Algunos perdieron el sentido de las proporciones y convencidos de conseguir la plata para la financiación de las campañas electorales, de cualquier manera y ojalá sin escrúpulos, hablaron intuito persona de sus posibilidades.

El ex presidente estaba sorprendido, cuando al lado de figuras tan respetables como el diputado -sacerdote Mario Cárdenas, aparecieron en escena algunos ciudadanos de muy poca figuración en los escenarios democráticos y que, sin embargo, creen que ha llegado el momento de alcanzar el más alto nivel de protagonismo público.

El encuentro había sido organizado para revisar muy seriamente las diferentes alternativas, pero muchos se creyeron con derecho a competir con otros que tienen respetables hojas de vida, trayectoria personal y política para este tipo de postulaciones.

Bendita sea la democracia, cuando se observa el tropel de aspirantes que saltan a la palestra, sin haber trabajado siquiera las bases electorales de algún municipio, simplemente porque quieren explotar la sombra del caudillo, a ver si los colocan en un cargo público.

Lo cierto es que se formó un abanico de precandidatos como no había existido antes en partido político del departamento y del país. Algunos de ellos, por caridad pública, preferimos dejarlos en el anonimato.

Soñar, al fin y al cabo, no cuesta nada. Es el derecho de los seres humanos a pensarse útiles en los altos cargos de elección popular, cuando la gobernación del departamento de Santander es un potrillo cerrero, que no lo puede manejar cualquier chambón, sino aquella persona que, por su ilustración y su experiencia, sepa conducir la nave en medio de las tormentas, de una región tan aguerrida como la nuestra.

Los santandereanos hemos soñado con la escogencia de un nuevo mandatario que pueda tener el don de la ubicuidad, para estar presente en todas partes; la salud y la energía para enfrentarse a toda clase de vicisitudes; una persona de alta sensibilidad política, que sepa escuchar al ciudadano y que sea capaz de comprender la condición humana.

Muchos hemos pensado en la oportunidad de elegir un mandatario que tenga la disciplina militar para enfrentar el peligro que representan las bandas emergentes; que defienda el espíritu de la santandereanidad y que promueva la identidad regional en el concierto nacional. De pronto, ¡un gobernador ideal como el Mayor General ® Jorge Humberto Jerez Cuéllar, para evitar que los bandidos del ELN, del EPL y de las FARC, puedan volver a levantar cabeza en nuestro departamento! 
      
Si de realidades pragmáticas pudiera hablarse en el proceso de selección del nuevo mandatario de los santandereanos, la hoja de vida del Padre Mario Cárdenas, reúne las condiciones del buen líder santandereano; impecable en sus actuaciones y de una paciencia sin límite para comprender a los ciudadanos que buscan orientación y consejo.

Pero le falta el músculo financiero para emprender esta jornada estoica, a la que quiere llegar en medio de las turbulencias de un costoso debate electoral, teniendo en cuenta el desafío de la coalición de grupos de izquierda, que están comprometidos con el dimitente exsenador del Polo Democrático, Leonidas Gómez, que le entregó su curul en el Congreso de la República a un líder de izquierda del departamento del Valle del Cauca, por un plato de lentejas.

Que interesante puede ser que la clase dirigente de Santander, por encima de credos políticos, pueda elegir en esta nueva oportunidad como gobernador del departamento al gran profesional o al gran gerente, capaz de reorientar la inversión pública hacia la recuperación y conservación de la malla vial.

Nuestras carreteras troncales hacia Barrancabermeja y Cúcuta están destrozadas, porque la naturaleza de nuestro suelo ha conspirado contra su estabilidad. Durante muchos años las comunicaciones terrestres entre Bucaramanga y Barrancabermeja fueron excelentes.

Teníamos una vía con dos carriles de origen y destino, que está paralizada desde diciembre del año pasado por los desplazamientos de la corteza terrestre, en los alrededores de la represa Topocoro, que sirve a las operaciones de la Hidroeléctrica del Río Sogamoso. La carretera Los Curos –Málaga, que prometió pavimentar el ex presidente Santos, una enorme frustración.


Rafael Serrano Prada.
Director/EL FRENTE.
Publicacion: Viernes 15 de Febrero de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

La guerra contra la tiranía es un derecho de los pueblos

La guerra contra la tiranía es un derecho de...

Publicacion: Miercoles 13 de Febrero de 2019 

Absurda ley de garantías electorales paralizará la contratación directa

Absurda ley de garantías electorales paralizará la contratación directa

Publicacion: Domingo 10 de Febrero de 2019 

Migración de venezolanos a punto de salirse de control

Migración de venezolanos a punto de salirse de control

Publicacion: Sabado 9 de Febrero de 2019 

Santandereanos NO saben qué hacer con las basuras

Santandereanos NO saben qué hacer con las basuras

Publicacion: Jueves 7 de Febrero de 2019 
 
 

Back to Top