La mala suerte de las obras públicas de Santander | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


La mala suerte de las obras públicas de Santander



Sin haber participado en las componendas que llevaron al traste con la construcción de la Segunda Etapa de la Autopista Ruta del Sol, paralela a la Troncal del Magdalena Medio, en el departamento de Santander, tres mil personas se quedaron sin trabajo hace cuatro años durante el gobierno del ex presidente Juan Manuel Santos, por el escándalo de corrupción que sacudió a los últimos gobiernos nacionales, con la aceptación de sobornos de la multinacional brasilera Obedrecht, que infiltró las campañas presidenciales.

Al final y para evitar un daño mayor a la mala imagen de uno de los países más corruptos del mundo, aplicaron la fórmula perversa del tapen, tapen, con el fin de favorecer por igual a Juan Manuel Santos y Oscar Iván Zuluaga Escobar, cuyas campañas electorales del 2015 recibieron sobornos a través de agentes oficiales, como un ex viceministro del transporte y el gerente de la Campaña Santos Presidente, que estaban privados de la libertad hasta hace poco tiempo.

Seguramente les hayan dado casa por cárcel, por tratarse de delincuentes de cuello blanco, como los de Interbolsa, accionistas de los principales clubes sociales de Bogotá, que están disfrutando la plata que se robaron de sus cuentahabientes.

En otro escenario del departamento, la ampliación y pavimentación de la carretera Los Curos –Málaga, tan fuertemente cacareada y prometida por el ex presidente Juan Manuel Santos, para ejecutarla durante los ocho años del pasado gobierno, se quedó en pañales, porque la naturaleza del Cerro de la Judía en el municipio de Santa Bárbara y de la quebrada La Hisgaura, en el municipio de San Andrés, conspiró contra la voluntad del gobierno nacional y especialmente del Fondo Adaptación de la Presidencia de la República, para ejecutar unas inversiones gigantescas, comprometidas con la empresa Sacyr de España, la misma que construyó el Segundo Canal de Panamá.

El Fondo Adaptación de la Presidencia de la República cumplió con sus compromisos financieros, para construir un vistoso puente que debe ser la vitrina turística de la Provincia de García Rovira, pero la inestabilidad del suelo, en permanente movimiento por la falla sísmica que se presenta en la quebrada La Hisgaura, hizo que la placa principal presente desperfectos visuales,  aunque está comprobado que el Puente Atirantado resistirá todas las pruebas de carga que les exija el Instituto Nacional de Vías.

Para completar la mala racha, estábamos celebrando el año pasado la terminación de las obras del acueducto de la Quebrada Cinco en la ciudad de El Socorro, cuando una creciente de la quebrada Simacota produjo estragos en la tubería de carbono, importada de Alemania, que ha retrasado la iniciación de operaciones del poderoso megaproyecto.

La ciudadanía de El Socorro lleva doscientos años esperando la solución definitiva a los problemas recurrentes de la falta de agua potable en épocas de verano y aunque su clase dirigente, encabezada por el alcalde Alfonso Lineros Rodríguez y por la Financiera Territorial Findeter hicieron lo que les correspondía, para coronar esta aspiración, la empresa constructora de la red central del poderoso acueducto ha guardado silencio y ha creado un manto de duda, que genera desesperación entre la ciudadanía.

Barrancabermeja es un capítulo especial entre los santandereanos, por el fracaso de la modernización de la refinería de Ecopetrol, prometida a los cuatro vientos por el ex presidente Juan Manuel Santos, amigo de fiestas en el club Miramar y huésped ilustre del Hotel Pipatón igualmente clausurado, proyecto que  se quedó encallado en los lodazales de la corrupción que se levantaron con la modernización de la refinería de Cartagena (REFICAR), donde aparecen comprometidos en grandes saqueos al erario público, ex directivos de la Empresa Colombiana de Petróleos que están judicializados.

Tampoco se pudo construir la variante de Floridablanca al kilómetro 18 de la carretera a Cúcuta, ni colocar en servicio el embalse del Río Tona para el Acueducto Metropolitano, ni la terminación del anillo vial externo en el trayecto Girón – Piedecuesta, ni siquiera conseguir el traslado del botadero de basuras de El Carrasco.

Como van las cosas y es tanta la desgracia y el infortunio de los santandereanos, que ni siquiera hemos podido iniciar la construcción de la variante de San Gil que cuenta con el cierre financiero desde hace dos años, ni terminar la pavimentación de la carretera San Gil – Charalá –Duitama, ni siquiera la pavimentación de seis kilómetros de la vía Girón – Zapatoca, que estamos construyendo desde hace veinte años. 

Para completar, miremos lo que le ha pasado a la carretera Barrancabermeja- San Vicente- Zapatoca- Socorro, cuya pavimentación se viene solicitando desde hace 75 años, como lo comprueban documentos que hoy publica EL FRENTE y cuyo abandono es una de las mayores vergüenzas de este departamento. 

Rafael Serrano Prada.
Director/EL FRENTE.

Publicacion: Domingo 14 de Abril de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Amenazadas las libertades individuales y limitado el ejercicio de la libre empresa

Amenazadas las libertades individuales y limitado el ejercicio de...

Publicacion: Sabado 13 de Abril de 2019 

‘Eco Oro’ exige cuantiosa indemnización por despojo minero en Sarturbán

‘Eco Oro’ exige cuantiosa indemnización por despojo minero en...

Publicacion: Miercoles 10 de Abril de 2019 

Develado complot para matar al Presidente

Develado complot para matar al Presidente

Publicacion: Miercoles 10 de Abril de 2019 

Sabia decisión del gobernador Didier Tavera Amado

Sabia decisión del gobernador Didier Tavera Amado

Publicacion: Sabado 6 de Abril de 2019 
 
 

Back to Top