Hay que hablar de los corredores viales que necesita Bucaramanga | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Hay que hablar de los corredores viales que necesita Bucaramanga



Durante los cuarenta y cinco meses del período constitucional de Rodolfo Hernández que terminaron esta semana, con una estruendosa retirada del cargo, se frustraron las esperanzas de la ciudadanía, que creía en la capacidad ejecutiva del mandatario municipal. Mal asesorado por unos publicistas argentinos, que le recomendaron montar un tinglado de infamia contra sus adversarios políticos, Hernández se dejó llevar de su vanidad y de su orgullo, para descalificar a todos aquellos ciudadanos que tuvieron el valor civil de criticarle algunas de sus equivocaciones.

Apenas han pasado tres días de su estrepitosa renuncia, pero le quedan muchos meses para reflexionar sobre el daño que les causó a muchos de sus antiguos amigos. Rodolfo nos entrega una ciudad embotellada, llena de huecos por todas partes, las calles céntricas convertidas en mercado persa, el transporte en los buses de Metrolínea totalmente quebrado, y de paso nos deja como herencia un candidato a la alcaldía que tiene limitaciones para convertirse en la primera autoridad municipal, porque le falta experiencia en el manejo político y administrativo.

Convirtió en la víctima de sus tempestades emocionales a quien había sido su amigo y protector, al ex alcalde Luis Francisco Bohórquez Pedraza, difamado y vituperado, preso en la cárcel de San Gil, donde escribió un libro para contar sus angustias y frustraciones. La falta de caridad cristiana, con el pronunciamiento de juicio de juicios temerarios contra estilos de gobierno diferentes al suyo, fracasaron los temas de ciudad, entre ellos la restauración de los antiguos barrios de Bucaramanga, cuyas calles abandonadas y destruidas por la falta de una cinta de asfalto, han sufrido el deterioro provocado por el abandono oficial.

Lástima que un líder como Rodolfo Hernández Suárez se haya olvidado de su origen humilde, de la lucha que tuvo que dar para conquistar el título de ingeniero civil en la Universidad Nacional de Colombia. Lástima que la ambición personal lo haya llevado a cometer errores, con ese temperamento vidrioso y explosivo, que le conocimos a través de las redes sociales, por el interés de aumentar la cuenta de seguidores en las redes sociales, como se lo recomendaban día a día sus asesores argentinos.

¿Qué le queda por hacer a la nueva administración? Sencillamente, convocar a la Sociedad Santandereana de Ingenieros para desarrollar la propuesta de los candidatos a la alcaldía de Bucaramanga que conocen de la planeación urbana. La construcción de los corredores viales de oriente a occidente, la prolongación de la carrera novena hacia los barrios Mutis y Provenza, pasando por encima de la Terminal de Transportes, la construcción de la autopista de circunvalación por la zona oriental de la ciudad, la revisión del programa de ciclovías, que se han construido de manera improvisada y sin ninguna planeación.

Soñar con una candidatura presidencial como la que propone el ingeniero Rodolfo Hernández es una utopía. La aristocracia bogotana es cruel, cuando se trata de combatir a los hijos de la provincia lejana, como le ocurrió a Horacio Serpa Uribe con sus tres candidaturas presidenciales. El monopolio político que ejercen los antioqueños no le permitirá a los santandereanos llegar a la presidencia de la república. Los liberales de Antioquia derrotaron a Serpa y los narcotraficantes del mismo departamento mataron a Luis Carlos Galán. Debemos esperar muchos años para volver a tener en Santander líderes nacionales de la talla de Horacio Serpa y Luis Carlos Galán. El péndulo de la historia ya pasó por Santander y los personajes que estaban preparados para ejercer la presidencia de Colombia, perdieron las batallas.

Buen consejo para Rodolfo Hernández: tratar de reconciliarse con su propia conciencia. Porque ha hecho mucho daño, no solamente a Bucaramanga, sino a quienes fuimos sus amigos y sobre todo a los medios de comunicación, que los trató como a unos pobres perros de caza, por escuchar y atender las sugerencias, los consejos y las opiniones de los asesores extranjeros que lo condujeron a escenarios de locura. Cuando pase el tiempo y haya colocado en remojo el catálogo de sus recuerdos, pedirá perdón a quienes le hizo mucho daño, pero ya será tarde, porque deja una huella de amargura y resentimiento.
 
 
Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Rendición en Venezuela después de 18 mil muertos

Rendición en Venezuela después de 18 mil muertos

Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 

Iván Duque en el foso de los leones

Iván Duque en el foso de los leones

Publicacion: Jueves 19 de Septiembre de 2019 

Bucaramanga ha sufrido impresionante retroceso

Bucaramanga ha sufrido impresionante retroceso

Publicacion: Sabado 14 de Septiembre de 2019 

Corte Constitucional prohíbe insultos en las redes sociales

Corte Constitucional prohíbe insultos en las redes sociales

Publicacion: Jueves 12 de Septiembre de 2019 
 
 

Back to Top