Sacrificaron al Ministro de Defensa como en el Circo Romano: para darle gusto a la galería | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Sacrificaron al Ministro de Defensa como en el Circo Romano: para darle gusto a la galería



Las campañas electorales dejaron ver el comienzo de una fuerte tormenta social que empieza a sentirse en el país, con la ola de violencia desatada contra los pueblos indígenas del sur de Colombia y con las protestas callejeras que se organizan para los próximos días, tratando de desestabilizar el sistema democrático. Han comenzado por descalificar a las fuerzas militares, a las cuales les ha sido prohibido reaccionar y responder a la agresión, cuando su obligación principal es la protección del orden público, haciendo uso de las armas cuando fuere necesario.

El debate promovido en el Senado de la República por el médico Roy Barreras Montealegre, por los errores presuntamente cometidos por las fuerzas militares en una región del departamento del Caquetá, donde se autorizaron bombardeos contra un campamento donde se encontraban disidencias de las guerrillas de las FARC, es sintomático de la campaña desestabilizadora que impulsan fuerzas clandestinas infiltradas en Colombia, utilizando a personajes de la vida política nacional, que cambian de colores como los camaleones, para ubicarse dentro del ambiente pendenciero que se ha apoderado del país.

La salida del ministro de Defensa, Guillermo Botero Nieto, por haber ocultado un secreto militar, como fue el exterminio del narco-guerrillero Rogelio Cardona, alias ‘Gildardo el Cucho’, en operativos ocurridos hace varios meses en el departamento del Caquetá, muestra hasta donde está llegando el país, con la campaña de descrédito a las fuerzas militares, precisamente cuando se utiliza una retórica meliflua, para elogiar al presidente de la república y desacreditar al ministro, que ha puesto a temblar las estructuras criminales de los llamados ‘Grupos Residuales de las FARC’, de aquellos que regresaron a la lucha armada, después de firmar los acuerdos de paz con el expresidente Juan Manuel Santos. 

La muerte de niños y niñas reclutadas por los grupos subversivos, mediante intimidación, para llevarlos a campos de entrenamiento donde los preparan para disparar contra el ejército de la patria y contra líderes de la sociedad civil, ha tenido las consecuencias deplorables de la renuncia del ministro Botero Nieto, que durante más de un año demostró sus profundas convicciones acerca de la necesidad de reordenar este país y acabar con la subversión y con el narcotráfico, que constituyen la plaga apocalíptica que está destruyendo a Colombia.
 
Con la generosa entrega de curules en el senado y la cámara de representantes a ‘desmovilizados’ de las FARC, son más los que disparan dardos envenenados contra el actual gobierno del presidente Duque, navegando solitario por aguas tormentosas del océano de mentiras que lanzan los partidos políticos de izquierda para desestabilizar a Colombia. El presidente Duque no ha querido darse cuenta de la falta de una gran coalición de gobierno, donde los partidos políticos aliados por la causa de defender las instituciones, deberían tener   representación en el gabinete ejecutivo, en los ministerios e institutos descentralizados. 

El gobierno del presidente Duque se está desacreditando y desgastando por la falta de sindéresis en el manejo de los graves problemas del país. ¿Cómo es posible que se permitan batallas campales en las marchas de protesta donde la fuerza pública es humillada, sin que los agentes puedan responder a los ataques injuriosos y agresivos de grupos de bandidos, que lanzan piedras, guijarros, dardos y bombas incendiarias, como ya ha ocurrido en muchas ciudades del país?

Cuando las marchas estudiantiles salen a las calles a protestar, con el manido pretexto de que el gobierno ha incumplido sus compromisos con la educación superior, la ministra de educación y la Contraloría General de la República, han certificado que la actual administración del Presidente Iván Duque y de la vicepresidenta Marta Lucía Ramírez, han triplicado los presupuestos de las treinta y dos (32) universidades públicas que sostiene el actual gobierno, como nunca se había logrado en anteriores administraciones.  
   
 
Publicacion: Miercoles 6 de Noviembre de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Atención urgente y especial para el Cauca

Atención urgente y especial para el Cauca

Publicacion: Miercoles 6 de Noviembre de 2019 

El canibalismo político aniquila a Bucaramanga

El canibalismo político aniquila a Bucaramanga

Publicacion: Sabado 2 de Noviembre de 2019 

¿Legalizar los cultivos de coca o continuar la guerra?

¿Legalizar los cultivos de coca o continuar la guerra?

Publicacion: Viernes 1 de Noviembre de 2019 

¿Por qué protestan los estudiantes universitarios?

¿Por qué protestan los estudiantes universitarios?

Publicacion: Jueves 31 de Octubre de 2019 
 
 

Back to Top