Acciones criminales del ELN provocan el rechazo nacional | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


Acciones criminales del ELN provocan el rechazo nacional



Al igual que el grupo terrorista ETA de España, que terminó autoliquidándose, las guerrillas del autodenominado ‘Ejército de Liberación Nacional’ de Colombia han multiplicado el odio y el rechazo de toda la nación, que contempla con rabia su actitud frente a las circunstancias que se dieron en el país para buscar una solución política y jurídica a los problemas del conflicto armado.  El Comando Central del ELN (COCE) tiene su residencia en Venezuela, donde sus integrantes gozan y disfrutan de la irresponsable complicidad de la dictadura de Nicolás Maduro, que los utiliza para destruir la tranquilidad en nuestras zonas de frontera, donde el contrabando, el narcotráfico y la minería ilegal son parte de la financiación de sus acciones terroristas.
En la prospera región del Catatumbo, en el departamento del Norte de Santander, los criminales del ELN pretenden ejercer el dominio territorial y han asesinado a líderes sociales que se oponen a la confrontación y la barbarie. El Catatumbo es una de las regiones más fértiles del oriente colombiano, donde se ha multiplicado la siembra de café y de palma de aceite, para remplazar los cultivos de coca, que grupos de narcotraficantes asociados con la guerrilla explotan y cobran el respectivo gramaje.

La labor apostólica de la Iglesia Católica, en cabeza del señor Obispo de Tibú y la mediación que ha ejercido con los grupos ilegales, se ha convertido en unan instancia de diálogo, que requiere la autorización del señor Presidente de la República, como comandante civil de las fuerzas militares y de policía. Pero el ELN, ha faltado al compromiso adquirido con la jerarquía eclesiástica de la región y del país, por los compromisos adquiridos al otro lado de la frontera con la dictadura de Nicolás Maduro en Venezuela. Es tal la complicidad de las guerrillas del ELN con la dictadura venezolana, que han recibido en comodato y para su explotación una franja de las minas de oro en la frontera de Venezuela con El Brasil. Son una especie de tercera columna para combatir con armas venezolanas al gobierno de Colombia.

Después del paro armado iniciado el año pasado, en el cual han multiplicado las acciones terroristas, tienen el compromiso de participar el próximo quince de marzo en Bogotá (Colombia) con las movilizaciones que organizan desde Bucaramanga, Medellín y Cali los sindicatos de la Central Unitaria de Trabajadores de Colombia -–CUT—y algunos sectores comunistas del magisterio, en una marcha hasta la plaza de Bolívar y adelantar un juicio público contra el gobierno del presidente Iván Duque Márquez, por el supuesto incumplimiento de los acuerdos de paz.

Los servicios de inteligencia de las fuerzas militares y de policía han detectado vínculos entre las guerrillas del ELN y células estudiantiles de la Universidad Industrial de Santander que le han causado enorme daño a la comunidad universitaria. En estos brotes de perturbación social aparecen comprometidos sectores políticos de oposición que se oponen al ejercicio de la minería legal, empeñados en que la subversión retome el control de la zona minera de Santurbán donde la insurgencia ha perdido espacio y credibilidad.

El descrédito del ELN por la matanza de los veintidós cadetes de la Escuela de Policía General Francisco de Paula Santander hace poco más de un año en la ciudad de Bogotá, y por los atentados terroristas contra la red nacional de oleoductos, acabó con la poca imagen de movimiento político alzado en armas, que les quedaba hasta la víspera de estos acontecimientos. Hoy el país no cree en la sinceridad del ELN, a pesar de que algunos de sus voceros, que se incorporaron a la vida civil hace varios años, como ‘Felipe Torres’ y ‘Francisco Galán’, fueron abanderados de la incorporación de los Protocolos de Ginebra, sobre ‘Derecho Internacional Humanitario’ que sectores belicistas de la compleja organización terrorista, han dejado de cumplir. ¡El país está pidiendo a gritos mayores acciones de fuerza del gobierno de Colombia contra este grupo criminal, que tiende a su liquidación!    

Publicacion: Viernes 14 de Febrero de 2020 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

¿Hasta cuándo debemos esperar el cambio de gobierno en Venezuela?

¿Hasta cuándo debemos esperar el cambio de gobierno en...

Publicacion: Jueves 13 de Febrero de 2020 

Universidad Santo Tomás y su modelo de organización

Universidad Santo Tomás y su modelo de organización

Publicacion: Miercoles 12 de Febrero de 2020 

Defensores de los derechos de los pueblos mineros merecen respeto

Defensores de los derechos de los pueblos mineros merecen...

Publicacion: Martes 11 de Febrero de 2020 

El Magdalena Medio es la despensa de Santander

El Magdalena Medio es la despensa de Santander

Publicacion: Sabado 8 de Febrero de 2020 
 
 

Back to Top