Los Muñecones Falla de la feria de Bucaramanga Por: Braulio Mantilla | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Economicos
 
 
 

Opinión - Columnistas


Los Muñecones Falla de la feria de Bucaramanga Por: Braulio Mantilla



Los Muñecones Falla de la feria de Bucaramanga Por: Braulio Mantilla | EL FRENTE Para la realización de las carrosas de la pasada feria de Bucaramanga, el Instituto Municipal de Cultura de Bucaramanga, importó de España una técnica de construcción de muñecones de gran tamaño. Tanto la técnica como el proceso de realización resultaron muy interesantes y acertados.

El proceso se da inicio con una convocatoria a los artistas plásticos y visuales de la ciudad, que se encontraron interesados en hacer parte de una capacitación de tres meses en esto que se llama la técnica Falla. La convocatoria fue nutrida, se seleccionaron varios de los candidatos. Cerca de 27. El desarrollo de aprendizaje, fue muy bien acogido por la mayoría de los participantes, quienes asumieron con muy buena expectativa dichos saberes.

La técnica Falla que consiste en escupir sobre icopor (hace 40 años) grandes muñecos de expresiones muy simpáticas y sugestivas, está compuesta por sarcasmos y critica, en una relación muy directa con la Caricatura. El nombre como tal, que proviene de Valencia, España, tiene relación etimológica con el Fuego, pues estas esculturas son finalmente quemadas, con una intención de purificación, tipo año viejo en nuestro contexto. En un inicio estas técnicas se ejecutaban sobre cartón, pero posteriormente se terminaron ejecutando sobre icopor; material que presentaba un poco más de versatilidad y consistencia, aunque algo de contaminación mayor. Esta técnica tiene unos 200 años de antigüedad, por lo que se hace un oficio patrimonial de esa región europea.
 
El maestro encargado tanto de impartir la capacitación fue Tony Fornes. Fornes, nace en Valencia como sus abuelos y sus padres, estudia Artes en la Universidad de San Carlos, y toma del aprendizaje de su abuelo y su padre, quienes pintaban y hacían decoración en bronce. Ya en su trabajo con las Fallas, el movimiento lo enrola debidamente, impartiendo dicha técnica en Budaby, Alemania, Quenia, Bélgica, Alemania, y ha venido unas 12 veces a otros espacios colombianos, en donde la expresión de la Falla ha sido incorporada en festivales como el Blanco y Negros en Pasto, o los de Manizales. Además de su gran sapiencia en el tema, y su rigurosidad pedagógica, su simpatía, amabilidad y gusto le dan una dinámica sobresaliente.
 
Definitivamente hay que decirlo, el IMCT y su director Néstor Rueda se han ganado una buena cantidad de puntos a favor en su gestión, incorporando estos novedosos saberes y elementos en el pulimento de la Feria de Bucaramanga. La elevación de la feria se ve mucho más destacada en cuanto que las Carrosas que se habían venido presentando se hacían un tanto desordenadas. Un tanto sueltas y con diferente tipo de calidades y con construcciones poco calificadas. Es por esto que se hace muy destacado que las Fallas hayan puesto orden, delicadeza y vistosidad a esta actividad de la feria.

Además, el orden que se le dieron a otras actividades como el Las Colonias, también se puede decir que fue acertado.

Sin embargo, no dejan de pelearse algunas críticas al respecto, puesto que las Fallas en primer lugar al quemarse contaminan, y sobre todo siendo de icopor. De otra parte, se cuestiona que “los muñecos que logran una dimensión y calidad tan interesante, y unos costos considerables, se tengan que destruir, pudiéndose aprovechar su presencia para ser socializados en comunas y demás”, nos dice Marlen Vargas del grupo de títeres Las Patonas. De igual manera, varias voces consideran que se dejó de lado a las comunidades y pues se espera por lo menos que en las próximas versiones estos saberes y capacitaciones sean aprovechados e incorporados en las comunidades.

Son entonces un motivo de celebración estos logros del IMCT, pero claro, se requieren concertar todos los aspectos por mejorar, conquistar y fortalecer. El mismo Tony dice que hicieron falta detalles en los acabados pues en la mayoría de los casos se preparan con 6 meses de anticipación. Los mismos artistas participantes se sintieron muy a gusto con estas nuevas herramientas. Así las carrosas y demás manifestaciones han elevado su participación.

El aspecto de la quema queda por revisar, reconsiderar pues más que esa costumbre y cultura de un espacio específico, el valor determinante se encuentra propiamente en el manejo de éstos materiales.



Publicacion: Miercoles 11 de Octubre de 2017 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Ahí están pintadas Por: Braulio Mantilla

Ahí están pintadas Por: Braulio Mantilla

Publicacion: Miercoles 6 de Diciembre de 2017 

El “Gesto Vivo” de Floridablanca Por: Braulio Mantilla

El “Gesto Vivo” de Floridablanca Por: Braulio Mantilla

Publicacion: Miercoles 25 de Octubre de 2017 

Guía para una Ciudad Invisible Por: Braulio Mantilla

Guía para una Ciudad Invisible Por: Braulio Mantilla

Publicacion: Miercoles 18 de Octubre de 2017 

Los Muñecones Falla de la feria de Bucaramanga Por: Braulio Mantilla

Los Muñecones Falla de la feria de Bucaramanga Por:...

Publicacion: Miercoles 11 de Octubre de 2017 
 
 

Back to Top