El triste final de una Casa Liberal Por: Clemente Toscano Jaimes | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 

Opinión - Columnistas


El triste final de una Casa Liberal Por: Clemente Toscano Jaimes



El triste final de una Casa Liberal Por: Clemente Toscano Jaimes | EL FRENTE Por pura casualidad esta semana visité la que se conoció como la sede del movimiento Alternativa Liberal del Pueblo, ALP, y casa de trabajo permanente de su fundador el senador José Luis Mendoza Cárdenas.  Único directorio político que nunca le cerró sus puertas a sus seguidores y electores, Pero me asombré al descubrir que las puertas están férreamente clausuradas y aseguradas con enormes candados. Intrigado pregunté qué había pasado y alguien me respondió que esa sede política había muerto como tal y que en esas condiciones estará hasta nueva orden.

Por lo interesante de lo ocurrido me permito hacer historia: A raíz de la enfermedad que lo llevó a la tumba, José Luis convino con los dirigentes liberales Mario Camacho Prada, Jaime Durán Barrera y Edgar Gómez Román, dejarles la sede de ALP para sus actividades electorales y ellos se comprometieron a mantenerla abierta y a reanudar las reuniones de comienzo de semana que Mendoza llamó “lunes liberales” y con los cuales convocaba a sus amigos y seguidores para estrechar dicha relación. En estas citas hervía el fervor liberal, se afianzaba el liderazgo de su jefe y crecía la fe en un gran porvenir para Colombia.  Fueron convocatorias semanales de perfil histórico.  Auténticas demostraciones de fuerza y de poder político.

La casa estuvo abierta durante algún tiempo y fue aprovechada para la campaña que terminó en marzo de este año y con la cual Jaime Durán volvió al senado y Gómez Román a la cámara, A éstos se les veía poco por ahí, el único localizable, a veces, era Camacho Prada. Pero todo tiene su comienzo y su final, y a la sede que con tanto amor y devoción fundó José Luis Mendoza, también le llegó la hora de morir, y murió. Acaba de morir. Con los lunes liberales se hicieron algunos remedos, meras escaramuzas, para presentar a las cuales contrataron al periodista Pastor Vesga, que ya fue licenciado. Todo se acabó.

De lo que fue una obra política de gran envergadura no queda sino el recuerdo. Los custodios de la memoria del difunto líder de la justicia social se cansaron muy rápido. Por eso una de sus frases favoritas: “para mí la lealtad es una religión”, resulta lapidaria, la última información que tengo sobre lo acontecido es que los parlamentarios recién elegidos resolvieron refugiarse en la sede del Directorio Liberal de Santander para distraer a la gente. Camacho Prada también se fue para allá, me dijeron. Imposible localizar a alguno de los tres. Mario Suárez Flórez, Miguel Jesús Arenas Prada e Ignacio Arturo Vega Gutiérrez también andan perdidos.

Alternativa Liberal del Pueblo fue el único directorio político que jamás le cerró las puertas a la gente después de obtener sus votos. ¿Todo tiempo pasado fue mejor?  Vaya uno a saberlo.

Publicacion: Martes 11 de Septiembre de 2018 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Se alborotó el cotarro Por: Clemente Toscano Jaimes

Se alborotó el cotarro Por: Clemente Toscano Jaimes

Publicacion: Lunes 17 de Septiembre de 2018 

Se alborotó el cotarro Por: Clemente Toscano Jaimes

Se alborotó el cotarro Por: Clemente Toscano Jaimes

Publicacion: Lunes 17 de Septiembre de 2018 

El triste final de una Casa Liberal Por: Clemente Toscano Jaimes

El triste final de una Casa Liberal Por: Clemente...

Publicacion: Martes 11 de Septiembre de 2018 

¡¿Quién responde por el aire que respiran los bumangueses?! Por: Clemente Toscano Jaimes

¡¿Quién responde por el aire que respiran los bumangueses?!...

Publicacion: Lunes 3 de Septiembre de 2018 
 
 

Back to Top