Se cierra el telón cultural Bumangués 2018 Por: Braulio Mantilla Meza | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
| Edictos | EL FRENTE">
Curadurias
  • Autos
  • Avisos de Planeacion
  • Avisos de Remates
  • Edicto 108
  • Estados Financieros
  • Notarias- Juzgados
  • Resoluciones
  •  
     
     
     
    Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
    Indicadores Económicos
     
     
     
    

    Opinión - Columnistas


    Se cierra el telón cultural Bumangués 2018 Por: Braulio Mantilla Meza



    Se cierra el telón cultural Bumangués 2018 Por: Braulio Mantilla Meza | EL FRENTE
    Durante la actual administración del Instituto Municipal de Cultura de Bucaramanga, en manos del historiador Néstor José Rueda, se puede precisar un balance bastante alentador. El funcionario que estudió maestría en planeación y doctorado en urbanismo en España, ha podido en su trasegar, estar cerca a diferentes procesos culturales, que incluyen las manifestaciones del viejo continente. La asimilación y la búsqueda de los mecanismos, fórmulas y viabilidad para el desarrollo de la cultura local, no fue una tarea fácil, que, a su casi tercer año, ha sembrado bases bastante sólidas. Recordemos que el primer semestre de la administración fue emprendido por Carlos Silva.

    Para evaluar el proceso administrativo del IMCT, se puede tener en cuenta las apreciaciones, solicitudes y concertaciones con el Consejo de Cultura. En términos generales las necesidades, requerimientos y planteamientos de cada sector se hacen interminables, puesto que no se puede llegar a pensar en suplirlas al cien por ciento. Pero sí se puede llegar a cubrir de muy buena manera lo fundamental. El IMCT, durante el tránsito de esta vigencia, se puede decir que ejecutó logros destacados. Lo más interesante fue que se plantearon asesorías, intercambios y encuentros con personalidades nacionales de primerísima calidad. Por tanto, dichos encuentros pudieron aportar de manera significativa al quehacer cultural de la región, a través de talleres, conferencias y conversatorios.

    Así es que, en cada una de las ramas artísticas, se pudieron establecer dinámicas que dejaron a la ciudad fundamentos sólidos para emprender importantes tareas. En las artes visuales se compartió con el director de la maestría en Artes Vivas de la Universidad Nacional: Rolf Eugenio Abderhalden; el proyecto de mayor relevancia en el país en su ramo. En literatura se trajo a Carolina Sanín, una importante escritora con un sobresaliente muy destacado. En danza se invitó al grupo más destacado del país, a la Escuela del Cuerpo de Álvaro Restrepo. En teatro se intercambió con Matacandelas de Medellín, al tiempo que se logró desarrollar la segunda versión del Festival de Bucaramanga, en los que sin ningún precedente se pagó cifras muy dignas a sus agrupaciones (6, 4 y 2 millones) por sus presentaciones, categorizándolos, a partir de su trayectoria.

    La red municipal de bibliotecas se extendió entre bibliotecas satélites, puntos de lectura y asistencia literarias, sumando unos 14 espacios, los cuales se incrementarán en algo más de 20 para el año venidero. Se incluyeron manifestaciones como el braille y el lenguaje de gestos. Su dinámica se vio socializada de manera global durante el VI Festival de literatura Infantil y Juvenil: “Cuclí-Cuclí libros para mí” compartiendo con escritores tanto locales como nacionales. En música el Cuarteto de Sacos Sygma, Javier Bahamon (ex Niche), Bram Sniekers y empalmes con la Orquesta de la UNAB, emprendieron fundamentos muy loables.

    De la misma manera se lograron importante acuerdo con comunidades como las negritudes, los minusválidos, las mujeres, los jóvenes y otros. A nivel comunitario, las “Ágoras”, aunque son un logro de características muy considerables de la oficina de desarrollo social, la participación del IMCT con diversas actividades, ha sido notoria. La definición con la que se le dio un tratamiento mucho más cultural a la Feria Bonita, elevó su nivel de Encuentro ciudadano, ubicando en el lugar respectivo a la tradicional “parranda”. Así mismo los muñecones denominados “Fallas” perfeccionaron su acabado, dimensión y participación. La sátira política de su lenguaje, al igual que el virtuosismo expresivo de su monumentalidad, retomó los aspectos más destacados de la identidad regional. 

    El fenómeno, que tal vez, ha dejado mejor sembrado un futuro próspero para la ciudad, fue la EMA. La Escuela Municipal de Artes, ha dejado un punto de partida muy elevado. Tanto por la calidad del diseño de su proyecto, como la calidad de sus instructores. Definitivamente, el producto final de sus logros lo demuestra con creces. La puesta en sala de las obras de artes plásticas, los conciertos y presentaciones, en danza, en música, son incomparables. Se puede decir sin ningún temor a equívocos, que ha nacido una nueva época para el arte tanto del municipio como de la región. Una época de oportunidades culturales que permite elevar el nivel expresivo nuestro.
     

     
    Publicacion: Miercoles 12 de Diciembre de 2018 
     Comentar... 
     Noticias Relacionadas 

    La cultura descuadernada de Floridablanca Por: Braulio Mantilla Meza

    La cultura descuadernada de Floridablanca Por: Braulio Mantilla Meza

    Publicacion: Viernes 21 de Diciembre de 2018 

    Se cierra el telón cultural Bumangués 2018 Por: Braulio Mantilla Meza

    Se cierra el telón cultural Bumangués 2018 Por: Braulio...

    Publicacion: Miercoles 12 de Diciembre de 2018 

    Lectura, Sentido y Pensamiento Por: Braulio Mantilla Meza

    Lectura, Sentido y Pensamiento Por: Braulio Mantilla Meza

    Publicacion: Martes 17 de Julio de 2018 

    El Teatro capitalino navega en la barca regional Por: Braulio Mantilla Meza

    El Teatro capitalino navega en la barca regional Por:...

    Publicacion: Miercoles 21 de Marzo de 2018 
     
     

    Back to Top