Tránsito en Bucaramanga no lo arregla nadie Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Tránsito en Bucaramanga no lo arregla nadie Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista



Tránsito en Bucaramanga no lo arregla nadie  Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | EL FRENTE Cada cuatro años, se designa un Director de tránsito, que jamás aguanta el chicharrón y se reemplaza. Cuando no existe autoridad o da cumplimiento a las directrices del Código Nacional de Tránsito Terrestre. Igualmente plasman algunas líneas en los planes de gobierno, como requisito para justificar los servicios que se prestan a la par de los ingresos y  gastos del presupuesto anual, ante la aprobación de la bitácora: Llamada Plan de Desarrollo Municipal cuatrienal. Redacción de sueños e intereses politiqueros para la buena marcha de la movilidad y el transporte en la ciudad.

Lo que está aconteciendo en la Ciudad Bonita, golpeada, por los caprichos de una administración,  dedicada a complicar las situaciones que a mejorar, está llegando a su fin. Una ingrata recordación de muchos, que se están volviendo locos. Por un loco.

Existen tantos estudios, proyectos, políticas, líneas estratégicas,  un ejemplo del Ministerio de Salud y Protección Social (MSPS) como autor fundamental en la gestión pública de seguridad vial, que está incluido en el plan decenal de salud pública 2012-2021, la meta reducir en el 25% la mortalidad a causa de siniestros de tránsito a 2021, aplicando estrategias definidas tales como: Promover Sistemas de Transporte Sostenible, Infraestructura Vial Vehicular y peatonal. Fomento de la Cultura, Seguridad vial que forma parte de unos esfuerzos por lograr el desarrollo sostenible.

En el caso de Bucaramanga, cuando toman estos proyectos, la autoridad rectora, que es la Dirección de tránsito, regida por una Junta Directiva en cabeza del Alcalde, pero delegada en la cabecita del imberbe Manolo Azuero, tiene propósitos diferentes en este mal gobierno. Crear  el caos, sin planeamiento, ni control del tránsito de Bucaramanga, porque no existe la promoción de la cultura, la educación en la seguridad vial, con miras a contribuir una movilidad ágil, segura y legal. Bucaramanga recibe diariamente el tránsito de los municipios: Floridablanca, Girón, Lebrija, Piedecuesta, porque todo se centra en la capital santandereana; la industria, comercio y bancos. Con un atenuante que cada día crece el parque automotor, en el caos de las motocicletas.

Los siniestros y la accidentalidad, no se va a reducir, coartando en algunos sitios la movilidad: Reduciendo carriles con taches y conos en sectores neurálgicos. A todas estas medidas absurdas se han pronunciado los gremios, porque no tiene un sentido real para evitar la accidentalidad de los vehículos, sino que entorpece la vida comercial con estas medidas, haciendo que donde existen bahías o parqueos esporádicos para compras, restaurantes, negocios tengan que  irse o cerrarse por unas medidas kafkianas a la imposición de los cepos inmovilizadores.

Si en un comienzo se quiso imponer el Urbanismo Táctico, en una ciudad que carece de vías; con esta medida, se buscó que la ciudad se fuera al traste. Decisiones de reducir dos carriles a uno en las vías, adoptada por la Dirección de Tránsito de Bucaramanga, como la estrategia que se aplicó en la carrera 30 con calle 14, cerca de la glorieta del estadio Alfonso López. Allí un sector residencial ubicaron conos y taches con los cuales se conformó una especie de zona vedada para reducir el ancho de la calzada,  si los conductores transitan en sentido norte sur. Siendo una medida tan caótica, que entorpece hasta el ingreso de los residentes a sus moradas.

El plan para la reducción de la accidentalidad se inició en la calle 33 con carrera 24 con la instalación de taches que permiten el paso de un solo carro. En la carrera 39, en Altos de Cabecera del Llano se instaló una especie de separador para impedir que los conductores estacionen sus vehículos. Solución, nada. Todo  empeora.

Publicacion: Sabado 9 de Febrero de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

La barbarie silenciosa en Colombia Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

La barbarie silenciosa en Colombia Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Sabado 14 de Diciembre de 2019 

Días cortos y llega otra navidad Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Días cortos y llega otra navidad Por: Luis Eduardo...

Publicacion: Lunes 9 de Diciembre de 2019 

Del dolor queda la rabia con inteligencia Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Del dolor queda la rabia con inteligencia Por: Luis...

Publicacion: Sabado 30 de Noviembre de 2019 

Anarquía, lumpen, vandalismo y violencia Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista (J.B.)

Anarquía, lumpen, vandalismo y violencia Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Sabado 23 de Noviembre de 2019 
 
 

Back to Top