La aporofobia de Rodolfo Hernández Suárez Por: Orlando Beltrán | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


La aporofobia de Rodolfo Hernández Suárez Por: Orlando Beltrán



La aporofobia de Rodolfo Hernández Suárez Por: Orlando Beltrán | EL FRENTE
“A las mujeres embarazadas (refiriéndose a las venezolanas) las atendemos antes del parto, durante parto y postparto en el Isabu. Ellas no costean nada, todo lo cubrimos nosotros con plata de la Alcaldía y de ustedes. Los partos que han tenido son como 400 al año, son una fábrica para hacer chinitos pobres”.
 
El tañido de campanas de escándalo, al son de las campañas políticas ya en marcha, con el acompañamiento de los  gruñido de los perros  humanos de siempre, agresivos en su insaciable hambre de poder y de espacios para “hacer lo suyo”, con  el comentario alarmado y también grosero en las redes, especialmente de mujeres y defensores de derechos humanos,  no se hizo esperar, como respuesta a esta  frase del alcalde, que se  mete en la boca del lobo continuamente, por su desparpajada y muchas veces grosera forma de expresarse verbalmente, generalmente contra la “corrupción y la politiquería”, causa, según él,  de todo lo que pueda señalársele como falta de gestión o de logro en su ejercicio como burgomaestre.

La frase contiene un término empresarial aplicado a un problema social, como sería entonces el de la sobrepoblación de seres humanos, cada vez más notorio y grave, en este caso el de los nuevos bumanguesitos que vienen al mundo, concebidos, producidos, fabricados entonces, por migrantes venezolanos, que llegan a aumentar los ya muy notorios problemas de atención en materia de salud, educación y empleo. Son y serán competidores para todos los demás niños que nacen cada día en Bucaramanga, hoy seguramente más de los 36 que según el DANE nacieron en 2.016.
Las palabras del alcalde serán burdas, toscas, groseras, despóticas, si se quiere, pero son ciertas.

Nadie puede atreverse a negar hoy día que muchísimos de los niños que están naciendo son hijos de padres pobres, de esos que con mucho esfuerzo ganan un salario mínimo, y eso si tienen la suerte de contar con un empleo en un país cada vez más complicado en términos de oportunidades laborales y de protección social del estado. Para esos neonatos en nada es cierta la frase de muchas mamás de hace cincuenta años, cuando era pecado gravísimo controlar la natalidad por métodos diferentes al de Ogino: “Cada niño viene con la bendición de Dios y trae el pan debajo del brazo”, Nada de eso. Las mujeres pobres, todas y no solo las venezolanas que llegan embarazadas o se embarazan en nuestra ciudad, son las que están pariendo niños que van a continuar viviendo en esa misma pobreza, en un mundo neocapitalista donde las oportunidades de superarla son cada vez más difíciles y donde la competencia por lograr un cupo escolar, una alimentación adecuada desde la casa, una recreación sana y diferente a los esclavizantes juegos tecnológicos de ahora; un cupo en una universidad pública, un empleo razonable con salario o sueldo justo, o la oportunidad de montar una PIME o microempresa, es cada vez más dura.

Desgraciadamente, muchos de esos hoy inocentes niños, creciendo con hambre, viviendo el sufrimiento y la exclusión, serán delincuentes callejeros, jíbaros o atracadores, de esos que están calentando la olla de presión social sin válvula que es Colombia, con tanta injusticia social, agraria, hídrica y ambiental.

ÑAPA: Mal procedimiento el del alcalde y su director del AMB, Rodolfo Torres Puyana, pretendiendo que la Junta Directiva, a altas horas de la noche del jueves pasado,  aprobara a las carreras el proyecto de Acuerdo Metropolitano “Por el cual se declara como hecho metropolitano ambiental la disposición final de residuos sólidos ordinarios, especialmente la ubicación, diseño, construcción y operación del nuevo relleno regional que tendrá la función de reemplazar al existente denominado El Carrasco.” Nanay cucas. Algunos embuchados que trae solo son buenos para favorecer negocios corrompidos pensados desde hace años…


Publicacion: Lunes 11 de Febrero de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Dumbo en Bucaramanga Por: Orlando Beltrán Quesada

Dumbo en Bucaramanga Por: Orlando Beltrán Quesada

Publicacion: Lunes 15 de Abril de 2019 

Callejero Por: Orlando Beltrán Quesada

Callejero Por: Orlando Beltrán Quesada

Publicacion: Lunes 8 de Abril de 2019 

¡Vivan los toros! Por: Orlando Beltrán Quesada

¡Vivan los toros! Por: Orlando Beltrán Quesada

Publicacion: Lunes 1 de Abril de 2019 

¡Alcaldes: no sigan masacrando las palomas! Por: Orlando Beltrán Quesada

¡Alcaldes: no sigan masacrando las palomas! Por: Orlando Beltrán...

Publicacion: Lunes 18 de Marzo de 2019 
 
 

Back to Top