Sutilezas del diablo en nuestras vidas Por: Reynaldo Jaimes | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
| Edictos | EL FRENTE">
Curadurias
  • Autos
  • Avisos de Planeacion
  • Avisos de Remates
  • Edicto 108
  • Estados Financieros
  • Notarias- Juzgados
  • Resoluciones
  •  
     
     
     
    Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
    Indicadores Económicos
     
     
     
    

    Opinión - Columnistas


    Sutilezas del diablo en nuestras vidas Por: Reynaldo Jaimes



    Sutilezas del diablo en nuestras vidas Por: Reynaldo Jaimes  | EL FRENTE
    “No ha de haber en ti nadie que haga pasar a su hijo o a su hija por el fuego, que practique adivinación, astrología, hechicería o magia, ningún encantador ni consultor de espectros o adivinos, ni evocador de muertos, porque todo el que hace estas cosas es una abominación para Yahveh…” (Deuteronomio 18, 10-12)

    El Diablo, no solo entra en la vida de los hombres mediante la posesión, sino que usa formas sutiles que pueden pasar desapercibidas porque las consideramos normales e inofensivas, tales como las frases: “no es para tanto” o “estás exagerando” que son música a sus oídos, pues, al diablo, le gusta que no descubramos sus trampas.

    Los horóscopos, pretendiendo conocer el futuro mediante el signo zodiacal, nos dicen lo que, supuestamente, nos sucederá en la vida y se les cree, cuando   es algo que solo compete a Dios, atentando contra el primer mandamiento: “Amarás al Señor tú Dios, sobre todas las cosas” y los Médiums, como clarividentes, se presentan como mediadores para la comunicación con espíritus, manipulando así, el mundo espiritual.
    El llamado turismo paranormal, consistente en visitar supuestas casas embrujadas, popularizado en Estados Unidos, es un negocio en el que se estima que unas 1.200 casas obtienen en el año, más de 500 millones de dólares, solo por permitir utilizar equipos paranormales a los aspirantes a cazadores de fantasmas, que se burlan de los espíritus, para obtener respuestas.

    Vincent Lampert, Sacerdote exorcista de la Diócesis de Indianápolis, explica que, en algunos sucesos paranormales, puede haber almas del purgatorio que buscan oración o intentan llamar la atención y que “cuando surge esta situación se debe orar y si todo se calma, entonces, es un alma del purgatorio, pero si las cosas se tornan turbulentas, es que el demonio es atormentado por la oración.”

    Frases como: “que arda en el infierno” o “vete al infierno” no deben pronunciarse, pues, los asesinos, abusadores de niños, o alguien que haya cometido algo muy malo son quienes, regularmente, reciben este deseo y a pesar de lo horrible de los crímenes de las personas, nunca debemos desearles condenación porque nos colocamos del lado de Satanás, resistiendo la voluntad de Dios, quien desea que todos se salven y estén con Él en el Cielo.”

    “Tocar madera, no pasar por debajo de una escalera, arrojar monedas a una fuente para pedir un deseo, cruzar los dedos, evitar que un gato negro se cruce en el camino, que se caiga la sal, tener amuletos para la buena suerte, como pies de conejo, la lectura de la palma de la mano o del tarot, comprar productos con supuestos poderes sobrenaturales, como cristales, piedras, aceites, utilizados y vendidos, incluso, por compañías, son supersticiones que ofenden a Dios.” 

    La pornografía, incluso dentro del matrimonio, es una forma de maldad enraizada en nuestra cultura, sobre la cual, el Arzobispo de Pamplona y Tudela España, Monseñor Francisco Pérez, señala: “Los frutos que conlleva esta dependencia son desastrosos y el alcance de la violencia que engendra, desbordante, puesto que mata el amor. Estudios recientes han encontrado que después de una exposición a la pornografía, los individuos se califican a sí mismos, con menor capacidad de amor que quienes no han tendido esos contactos.

    No se debe creer en apariciones condenadas por la Iglesia, porque, el Diablo, a veces, puede valerse de revelaciones privadas para atrapar católicos, fingiendo alentarlos por un tiempo, para luego arrastrarlos a exageraciones y extravagancias.” Señala el sacerdote.

    Fundamental es perdonar, y, Jesús, nos manda perdonar siempre, sin que ello implique que debamos ser amigos o amigas de quienes nos ofenden porque, “…si no perdonáis a los hombres, tampoco vuestro Padre, perdonará vuestras ofensas. (Mat.6, 15) reyjaimesc@gmail.com

    Publicacion: Viernes 5 de Abril de 2019 
     Comentar... 
     Noticias Relacionadas 

    Francisco nunca dijo que Jesús no es Dios Encarnado Por: Reynaldo Jaimes

    Francisco nunca dijo que Jesús no es Dios Encarnado...

    Publicacion: Viernes 18 de Octubre de 2019 

    Laje, y Márquez Reciben Premio “HazteOir.org” Por: Reynaldo Jaimes

    Laje, y Márquez Reciben Premio “HazteOir.org” Por: Reynaldo Jaimes

    Publicacion: Viernes 11 de Octubre de 2019 

    ¿Qué ofrece el orgullo gay? Por: Reynaldo Jaimes Campos

    ¿Qué ofrece el orgullo gay? Por: Reynaldo Jaimes Campos

    Publicacion: Viernes 20 de Septiembre de 2019 

    ADN confirma que no se nace homosexual Por: Reynaldo Jaimes Campos

    ADN confirma que no se nace homosexual Por: Reynaldo...

    Publicacion: Viernes 13 de Septiembre de 2019 
     
     

    Back to Top