El ambiente sano contra ambiente impuro Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


El ambiente sano contra ambiente impuro Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista



El ambiente sano contra ambiente impuro  Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | EL FRENTE Celebramos el Día mundial del Medio Ambiente. Complementaría que ese día fue para reflexionar sobre el “Miedo al Ambiente”. El Secretario General de la ONU Antonio Guterres, en su mensaje, en uno de sus apartes dejó en claro lo siguiente: “En este Día del Medio Ambiente, tomemos todas medidas para respirar tranquilos. Desde presionar a los políticos y a las empresas hasta cambiar nuestros propios hábitos, todos podemos reducir la contaminación y ganar la partida al cambio climático”.

El ser humano, cuando nace está expuesto a enfrentarse a sus adversidades. Las enfermedades y la muerte. En su mayor parte por la contaminación y la generación de agentes patógenos que con el crecimiento de la población, se multiplica. La causa y la consecuencia, tiene un principio en el desarrollo y el subdesarrollo de las economías limpias y contaminantes. A medida que crece la población, los países pobres crecen en las necesidades, muchas veces por no existir la asistencia, el gran problema la contaminación del habitad, generadora de las enfermedades que aumenten rápidamente. Cada año el aire contaminado cobra la vida de unos siete millones de personas. En niños y ancianos, con costos elevados, que según cifras de la Organización Mundial de la salud y el Banco Mundial, asciende a cinco billones de dólares.

Pasan los años y las celebraciones de la declaración de las Naciones Unidas de este día, todo queda en la tinta y el papel, las imágenes de los noticieros, sin existir la cultura y la conciencia del hombre, para frenar el fenómeno de la contaminación, peor que la guerra, y más destructiva.

Analicemos nuestra ciudad y el Área Metropolitana, sobre las intenciones de las administraciones de mejorar la calidad del aire, para luchar contra el cambio climático. Todo se queda en buenas intenciones, pero seguimos respirando un aire contaminado. Los vehículos de servicio público que circulan, parecen chimeneas, no tienen ningún control. Se toman protocolos por un día, por un mes, pero jamás quedan contemplados en los planes de gobierno de cada mandatario.

Se dictan normas, la Constitución del 91, ley de Leyes, Ordenanzas y Acuerdo Municipales, solo son adornos y reposan, en un solo deseo del silencio de los justos y no pasa nada.  Leamos el artículo 78 de nuestra Constitución y repasen si se cumple: “Artículo 79. Todas las personas tienen derecho a gozar de un ambiente sano. La ley garantizará la participación de la comunidad en las decisiones que puedan afectarlo. Es deber del Estado proteger la diversidad e integridad del ambiente, conservar las áreas de especial importancia ecológica y fomentar la educación para el logro de estos fines. Artículo 80. El Estado planificará el manejo y aprovechamiento de los recursos naturales, para garantizar su desarrollo sostenible, su conservación, restauración o sustitución. Además, deberá prevenir y controlar los factores de deterioro ambiental, imponer las sanciones legales y exigir la reparación de los daños causados. Así mismo, cooperará con otras naciones en la protección de los ecosistemas situados en las zonas fronterizas”.

Como los mismos políticos lo dicen en sus coloquios, “es letra muerta” y el pueblo continúa en las mismas, sin tener ese principio de un ambiente sano. Cada día contaminamos el territorio nacional, nuestra ciudad. Las empresas que procesan alimentos o concentrados, siguen expulsando por sus chimeneas los malos olores, las entidades encargadas de vigilar y colocar las sanciones, no ejercen ningún control.

En consecuencia, cada año que pasa, la ciudad sigue envenenándose. El aire, no existe puro. Las aguas igualmente contaminadas, permitiendo que la minería acabe con las fuentes: Lagunas y quebradas, el principio vital para la vida: Plantas, animales y el hombre.

Publicacion: Miercoles 5 de Junio de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Una guerra sin cuartel y esclavos del poder Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Una guerra sin cuartel y esclavos del poder Por:...

Publicacion: Sabado 13 de Julio de 2019 

Animales politiqueros o zoo políticos (II) Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Animales politiqueros o zoo políticos (II) Por: Luis Eduardo...

Publicacion: Sabado 6 de Julio de 2019 

Animales politiqueros o zoo políticos Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Animales politiqueros o zoo políticos Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Sabado 29 de Junio de 2019 

Populismo mentiroso contra la corrupción Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Populismo mentiroso contra la corrupción Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Sabado 22 de Junio de 2019 
 
 

Back to Top