Señor empresario Por: José Caicedo Solano | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Señor empresario Por: José Caicedo Solano



Señor empresario Por: José Caicedo Solano | EL FRENTE
La mitología griega nos presenta historias, por demás, lindas, cómicas, y nos traslada a un mágico mundo de dioses que nunca mueren, que tienen la capacidad de ser eternos y de transformarse en lluvia, viento, mar, aire, animales y hasta minerales o seres inertes, con el fin de conseguir lo que les provoque, y sobre todo las ambiciones sexuales, que para ellos era un común infinito con otras diosas, dioses y humanos.

Una de tantas historias, es narrada, cuando habiendo una doncella más linda que las propias divinidades, es encerrada, para que conserve su virginidad, en un fortín en donde solo, por algunas rendijas entraba el aire. El dios Zeus, máximo exponente del Olimpo y del sexo hasta salvaje, se convierte en “polvillo de oro delgadito” para poder entrar al recinto donde está ubicaba aquella bella mujer y así poder acceder a sus apetitos sexuales.

El dios Zeus, tampoco escatimaba, para sus placeres sexuales, el género y por lo tanto si era varón o hembra, no tenía ningún escrúpulo. Cierto día vio al joven (masculino) de nombre GANIMEDES, se enamora de él, y para conquistarlo se convierte en águila y lo nombra copero para que le sirva el vino y así mirarlo con más pasión.

Se saca a relucir estas historias, para poder saber mejor, que la capacidad de la escritura, puede crear imágenes y que los artistas plasman en sus pinturas ese relato, que hace que la conciencia humana la memorice con mayor facilidad y tenga la seguridad que perdurará por este corto siglo eterno de vida. En esos tiempos, también la voz o el sonido, era el encanto de la dulzura o de la maldad como lo narraban al escuchar el trueno que representaba la furia de los dioses. Hoy vemos que la voz, a través de la radio, presenta lindos paisajes que los oyentes “miran con sus oídos”.

Las virtudes del escribir y del hablar bien, son herramientas súper importantísimas, que usted, señor empresario, debe llevan consigo, en su diario vivir, familiar o empresarial.

Volviendo hacia nuestros dioses del pasado, también recibimos las enseñanzas, que por más divinidad que se tenga, siempre habrá un comportamiento humano, que camina, en un sendero real y que existirá la lucha por el bien, existiendo la naturaleza del mal, como la fuerza que entrega la energía para poder suplir y llegar a las máximas del bien social. Ninguna historia de religiones ha hablado de esa comunidad perfecta. Es tanto así que los virtuosos crean esas divinidades para unir al pueblo en pos de un temor a algo fantástico, con, dese luego, muchos aciertos y muchos errores. Pero se puede concluir, que Dios y sexo, no son incompatibles.

Publicacion: Viernes 5 de Julio de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Publicacion: Viernes 13 de Septiembre de 2019 

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Publicacion: Viernes 6 de Septiembre de 2019 

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Señor Empresario Por: José Caicedo Solano

Publicacion: Viernes 30 de Agosto de 2019 

Señor empresario Por: José Caicedo Solano

Señor empresario Por: José Caicedo Solano

Publicacion: Viernes 23 de Agosto de 2019 
 
 

Back to Top