Una guerra sin cuartel y esclavos del poder Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Una guerra sin cuartel y esclavos del poder Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista



Una guerra sin cuartel y esclavos del poder  Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista | EL FRENTE Vamos camino al bicentenario de la Batalla de Boyacá (1819-2019) y se siguen librando guerras tras batalla en este país, que no lo entiende el pueblo, ni tiene memoria histórica, porque el sistema político en cada cambio de gobierno entra en crisis, escándalos de corrupción, la justicia y el enfrentamiento de poderes.

Analistas, escritores, periodistas, intelectuales llenan páginas y páginas en los periódicos, revistas y libros que recogen la memoria histórica, pero jamás se leen. De ahí que estamos condenados a seguir repitiendo la historia.

El tema sonado esta semana que termina en todos los medios de comunicación, tiene que ver con dos personajes “políticos en la farándula perversa del delito”: Corrupción y narcotráfico. El primero, flor y nata de la política Uribista. El segundo, guerrillero de la Farc, negociador del proceso de paz, ungido como parlamentario y prófugo de la justicia. Arias extraditado y Santrich fugado. Una paradoja para este país imaginario y de controversias.

Recordemos al Andrés Felipe Arias, condenado por la justicia colombiana a 17 años y 5 meses de prisión, por el manejo de Agro Ingreso Seguro en el gobierno de su mentor Álvaro Uribe Vélez y precandidato a la presidencia, donde allí también se salpicó con dineros de Odebrecht. Los dos polos opuestos.  Derecha e Izquierda que le mamaron gallo a la justicia colombiana y una vergüenza para el país en el exterior.

Recordemos sus maquiavélicos destinos de la perversidad. André Felipe, repartió dinero a manos llenas, siendo Ministro de Agricultura, supuestamente como dicen los abogados aplicando la Ley 1133 de 2007 multimillonarias sumas a políticos, reinas de belleza, narcotraficantes, empresarios para proteger los ingresos de los productores, beneficiando el campo y las grandes extensiones de cultivo de palma. Motivo que lo obligó a refugiarse en los EEUU desde el 2014. Allí se le imputaron unos cargos y fue recluido en una cárcel.

Jesús Santrich, le sucede lo mismo es puesto preso y le imputan cargos por enviar toneladas de cocaína con los carteles mexicanos a EEUU hasta que sale libre al Congreso de la República para ocupar una curul. Empezando otra comedia bufa, donde la justicia es ciega, sorda, muda y coja, pasando a lo que todos conocemos, fugado de la justicia. Otra vergüenza nacional.

En conclusión, Colombia atraviesa una grave crisis política manifestada en renuncias, desencuentros entre instituciones, reclamos presidenciales e incluso pedidos de una Asamblea Constituyente, buscando que nos suceda lo que está pasando en Venezuela. Existe “una guerra declarada” entre los poderes instalados en el país, que se dice más democráticos del continente Latinoamericano.

Un Estado politiquero, corrupto, con una economía que va en desaceleración, un crecimiento del desempleo mes a mes. Un país endeudado y con más créditos internacionales. Sin vías 4G y con unas élites económicas que manejan los bancos y las tasas de interés. El Congreso, bajo la batuta de aprobar leyes que los favorecen. Una derecha que hunde leyes que deben favorecer al pueblo, se puede decir que la guerra sin cuartel sigue y seguirán los ciudadanos esclavos de ese poder. Igual que a merced de los violadores de niños, con una alharaca de cadena perpetua.  

Y para complementar los militares siguiendo su misma identidad de los corruptos sin que exista resultados en la seguridad y la soberanía nacional. Una salud mendigante y pordiosera. Los cultivos ilícitos en mayores extensiones allí donde la guerrilla vivió por más de 50 años. Más toneladas de cocaína y marihuana. Un crecimiento de estupefacientes en el consumo interno entre niños y jóvenes sin que se cumpla totalmente esa premisa del Presidente Iván Duque que el que la hace la paga. Como estamos y como vamos, vamos mal. Eso mismo pasa en Bucaramanga, donde ya se sabe que, con Rodolfo Hernández, sigue igual. No hay justicia.     

Publicacion: Sabado 13 de Julio de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Del dolor queda la rabia con inteligencia Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

Del dolor queda la rabia con inteligencia Por: Luis...

Publicacion: Sabado 30 de Noviembre de 2019 

Anarquía, lumpen, vandalismo y violencia Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista (J.B.)

Anarquía, lumpen, vandalismo y violencia Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Sabado 23 de Noviembre de 2019 

¡Pueblo dormido, siempre será oprimido! Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista

¡Pueblo dormido, siempre será oprimido! Por: Luis Eduardo Jaimes...

Publicacion: Miercoles 20 de Noviembre de 2019 

Pos-estrés político en ganadores y quemados Por: Luis Eduardo Jaimes Bautista (J.B.)

Pos-estrés político en ganadores y quemados Por: Luis Eduardo...

Publicacion: Sabado 16 de Noviembre de 2019 
 
 

Back to Top