Los nuevos partidos Por: Ángel Alirio Moreno Mateus | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Los nuevos partidos Por: Ángel Alirio Moreno Mateus



Los nuevos partidos Por: Ángel Alirio Moreno Mateus | EL FRENTE
Cada día me convenzo más que la salida al conflicto político que sostenemos, está en la modernización y el fortalecimiento de los partidos políticos para que éstos lleguen a ser verdaderos intermediarios en el ejercicio del poder.  En una democracia como la nuestra que no es totalmente representativa y tampoco participativa, la regulación podría estar en instituciones políticas robustas en democracia interna que permita a sus militantes escoger sus directivas y éstos, la forma democrática de escoger sus candidatos a representarlos, sin que operen otras formas de escogencia que, por carecer de método, dejan de ser garantistas.

En nuestro país existe el programa denominado “dialogue for stability (DFS)” auspiciado por el gobierno del Reino de los Países Bajos y el NIMD. Dicho programa mantiene un plan de trabajo con los partidos políticos con el fin de contribuir al fortalecimiento de la democracia y la construcción de paz en Colombia. Se concentra bajo un modelo de intervención a los partidos, que irá hasta 2020, para que éstos avancen hacia cuatro objetivos: “1. Un sistema político más abierto e inclusivo que contribuya a la exitosa implementación de los acuerdos de paz. 2. Partidos políticos con mayores capacidades institucionales y mejores habilidades para responder a las demandas de la sociedad. 3. Valores democráticos de los actores sociales y políticos fortalecidos, con el fin de mitigar los riesgos de retornar a una situación de conflicto violento. 4. Grupos marginalizados – mujeres, jóvenes, grupos étnicos y personas LGTBI – capaces de participar y ser representados en el sistema político”.

Para que el anterior programa tenga eficaz alcance, se requiere que los partidos garanticen un mínimo de conducción institucional. Para estas elecciones, pareciera existir un acuerdo tácito entre los jefes de los principales partidos del actual espectro político o al menos con los directores de los partidos que se encuentran incorporados al programa del NIMD, para escoger mandatarios territoriales que comiencen a pensar en la necesidad de construir una democracia robusta con verdadera participación política capaz de ganarle el pulso a la competencia económica y poder volver por el debate ideológico. Más ideas y menos plata en las elecciones. El escenario ideal para estos partidos en proceso de modernización en esta etapa de transición, sería el de candidatos únicos escogidos mediante el mecanismo de coalición.  

Las elecciones de octubre próximo determinarán la fuerza con la que en el posterior y futuro debate electoral para la integración del Congreso de la República, los partidos políticos lleguen con una estructura electoral soportada en ediles, concejales y diputados con quienes construir estructura ideológica a partir de verdadera y efectiva militancia. Vamos avanzando, y algún día llegaremos a la estructuración de listas al interior de los partidos, de tal manera que las tarjetas electorales sólo contengan los logo-símbolos y distintivos de los partidos.

El juego está encaminado a apostar, a quien más fichas ponga en el tablero. Los jefes de los partidos políticos estarán atentos a hacer sus cuentas a partir del número de curules alcanzadas en las elecciones territoriales. Ese será el punto de partida para la construcción de partidos con capacidades institucionales de convertirse en los canales de atención a la problemática social que vive nuestro país.

La disciplina, la prohibición de doble militancia, las sanciones por inobservancia a los estatutos estarán en la primera línea del orden del día de las discusiones partidarias. Con seguridad volveremos a tener partidos políticos como garantía de paz política en nuestra patria y con garantías efectivas y eficaces para la participación política.   
Para derrotar los flagelos que frenan el desarrollo, tenemos que avanzar en la lucha frontal contra la corrupción.

Un primer paso es adelantar debates electorales con topes financieros y gastos decentes, transparentes, que no desborden los límites establecidos en las normas. Esa es la ruta que parece estar trazada por los jefes de los partidos políticos en Colombia. Esa ruta permitirá como primer paso avanzar en democracia y por efecto, evitar que dineros de la economía ilegal obtenidos en actividades de narcotráfico, urbanizaciones ilegales, contratación leonina de concesiones y demás actividades ilícitas, lleguen a desequilibrar resultados.  El primer reflejo será observar el partidor este 27 de julio.
    



 
Publicacion: Sabado 20 de Julio de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Una nueva generación de guerrilla Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Una nueva generación de guerrilla Por: Ángel Alirio Moreno...

Publicacion: Martes 3 de Septiembre de 2019 

Las encuestas Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Las encuestas Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Sabado 24 de Agosto de 2019 

Se busca a José Fouche Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Se busca a José Fouche Por: Ángel Alirio Moreno...

Publicacion: Sabado 10 de Agosto de 2019 

Demandas temerarias Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Demandas temerarias Por: Ángel Alirio Moreno Mateus

Publicacion: Sabado 3 de Agosto de 2019 
 
 

Back to Top