Violencia intrafamiliar Por: Doctora Marisol Olaya Rueda * | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Violencia intrafamiliar Por: Doctora Marisol Olaya Rueda *



Violencia intrafamiliar   Por: Doctora Marisol Olaya Rueda * | EL FRENTE Como especialista en Derecho de Familia, poseo la autoridad moral, el amor y el cariño, para tratar el tema violencia intrafamiliar, en donde hago notar cómo la mujer es ultrajada violentamente, por sus maltratadores, quienes no tienen ni fecha ni calendario, para repetir estos actos, rechazados por la sociedad.

La violencia doméstica, es un modelo de conductas aprendidas, coercitivas que involucran abuso físico o la amenaza de abuso físico. También puede incluir el abuso psicológico repetido, ataque sexual, aislamiento progresivo, castigo, intimidación y coerción económica. 

Algunos autores especializados en el tema, buscan el origen de los conflictos subyacentes a la violencia doméstica, en las rutinas del hogar adaptadas a una fuerza de trabajo exclusivamente masculina, que ha dejado de monopolizar los ingresos económicos de la familia, con la incorporación de la mujer al trabajo, la pobreza y la escasa movilidad social.

La motivación para la violencia, es menor al existir una mayor libertad de elección de compañero, menos matrimonios forzados y una mayor emancipación de la mujer, en cuanto a propiedad, estudios y divorcio.

Algunas feministas opinan que es la familia la raíz del problema y que la solución está en liberarse del hombre, mientras que, en el extremo opuesto, otros opinan que la mujer debe limitarse, a su papel de ama de casa y madre.

Aunque no puede afirmarse que toda la violencia sea cometida por hombres, sí ocurre así en la mayoría de los casos. A veces son el padre y la madre juntos, son quienes cometen las agresiones, como en el caso de malos tratos a los hijos. La patología del maltrato infantil, desgraciadamente, no tiene fin.

La violencia intrafamiliar o violencia doméstica puede definirse, como una situación de abuso de poder o maltrato físico o psicológico, de un miembro de la familia, sobre todo.

Se manifiesta, a través de golpes e incidentes graves, como también insultos, manejo económico, amenazas, chantajes, control de las actividades, abuso sexual, aislamiento de familiares y amistades, prohibición a trabajar fuera de la casa, abandono afectivo, humillaciones o no respetar las opiniones.

Algunos jueces de familia, señalan con acierto que la violencia intrafamiliar, se da básicamente por tres factores; uno de ellos es la falta de control de impulsos, la carencia afectiva y la incapacidad, para resolver problemas adecuadamente; y, además, en algunas personas podrían aparecer variables por abuso de alcohol, y drogas.

La violencia física, son actos que atentan o agreden el cuerpo de la persona tales como empujones, bofetadas, golpes de puño, golpes de pies, etc. La violencia psicológica, son actitudes que tienen como objetivo causar el temor, intimidar y controlar las conductas, sentimientos y pensamientos de la persona a quien se está agrediendo, como las descalificaciones, insulto, control, etc.

La violencia sexual se define, como la imposición de actos de carácter sexual contra la voluntad de la otra persona. Como, por ejemplo: exposición a actividades sexuales no deseadas, la manipulación a través de la sexualidad, tocamientos, miradas, caricias, que quien las recibe no las desea; como consecuencia, sufre la violación; es decir la consumación del acto sexual por la fuerza.

La violencia económica, se refiere al no cubrimiento de las necesidades básicas de la familia, porque el hombre ejerce un desbordado control de los recursos económicos.

Este tipo de violencia, es muy frecuentada sobre las personas de la tercera edad, aquellas que no pueden sostener su economía por sí solos, y que necesitan de alguien que solvente sus gastos, puesto que, en muchos de los casos, la persona que aporta el dinero, también es quien limita al adulto mayor sobre sus gastos, y no cubre con las necesidades básicas, de quien, durante más 40 años, aportó con su trabajo al bienestar de su familia, al desarrollo del país y al incremento del PIB.

Las repercusiones de este tipo de violencia también son psicológicas; la persona, puede sentirse inútil e incapaz de remediar la situación, por estar sometido a alguien, y sentirse carga del causante; esto hace, que termine huyendo del hogar, o en su defecto, el suicidio.

Los agresores, suelen venir de hogares violentos, que se caracterizan por padecer trastornos psicológicos y muchos de ellos utilizan el alcohol y las drogas; estos factores, hacen que se potencie su agresividad.

 *Directora del Departamento de Talento Humano
Unidades Tecnológicas de Santander.







 
Publicacion: Jueves 7 de Noviembre de 2019 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Violencia intrafamiliar Por: Doctora Marisol Olaya Rueda *

Violencia intrafamiliar Por: Doctora Marisol Olaya Rueda *

Publicacion: Jueves 7 de Noviembre de 2019 
 
 

Back to Top