¡ Grande Tite Curet Alonso ! | Sabor a Coco | Variedades | EL FRENTE
 
 
 
 
Tribuna Politica por Rafael Serrano Prada | OPINION | EL FRENTE
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Economicos
 
 
 

Variedades - Sabor a Coco


¡ Grande Tite Curet Alonso !



¡ Grande Tite Curet Alonso ! | EL FRENTE Ayer se cumplió un año más del fallecimiento del cantautor ponceño Carlos Catalino Curet Alonso, Tite Curet,  el compositor más prolijo del género salsero con más de dos mil letras, casi todas ellas exitosas. Entre mis cosas encontré un escrito del maestro Noel Luna que quiero hoy compartir con ustedes, nuestros lectores, como un homenaje al Gran Tite. Disfrútenlo.

“Habría que imaginar cómo trabajaba para llegar a crear una de sus canciones. ¿Cuántas veces se demoraría escuchando la voz del "cantante de cantantes", Héctor Lavoe, antes de componer "Juanito Alimaña"? En esa canción el sonero ponceño hallaba su medida justa, que la metáfora de la horma y el zapato no traduce eficazmente. El compositor no calzó a nadie. El título de sastre tampoco lo vistió bien. Más que trajear personajes, Tite los creaba de cuerpo entero. Catalino debí decir: don Catalino Curet Alonso. Un poeta llamado Catalino, autor de canciones tales como "Tiemblas," "Temes," "Luz negra" y "Pedregal," gotas en una mar inmensa de piezas magistrales.

Su magisterio no se reduce al pobre populismo con que todavía solemos extraviar su verdadero rostro: el de un artífice tremendamente culto y exigente. Tite estiló una poesía cantada de inmensa popularidad en aquellas dispares latitudes donde se oye, se baila y se admira la Salsa.

Se habla de no sé cuántos cientos de canciones suyas que permanecen inéditas; para constatar la grandeza del compositor no hace falta siquiera reclamarlas.

Sólo hay que ponerse a escuchar cuidadosamente las que sí se grabaron y en las voces inconfundibles de Tito Rodríguez, La Lupe, Vitín Avilés, Cheo Feliciano, Celia Cruz, Pete el Conde Rodríguez, Adalberto Santiago, Héctor Lavoe, Marvin Santiago, Rubén Blades, Ismael Miranda, Totico Arango, Justo Betancourt, Chamaco Ramírez, Carlos Santos, Papo Sánchez, Frankie Ruiz y el maravilloso Ismael Rivera quedaron tatuadas, como si hubiesen sido creadas por ellos mismos.

Por eso digo que Tite no fue sastre de sus mejores intérpretes, sino que supo escucharlos, al extremo de propiciar que no fueran sino ellos quienes cantaran de cuerpo entero.

Sofisticado arte de escuchar fue el de don Tite, lección impagable de lo que puede ser la apertura hacia el otro. Cuando uno escucha la canción "El cantante" en la voz de Lavoe, uno piensa que Rubén Blades la escribió pensando en él, oyéndolo.

Idéntico vínculo hermana a muchos de los cantantes salseros más destacados a lo largo de la historia del género con la figura paradigmática de Catalino Curet Alonso. ¿Qué sería Cheo sin "Anacaona," "Felicitaciones" y "Salí porque salí"? ¿Chamaco sin "Planté bandera," "Palante otra vez" y "Si estás herido"? ¿El Conde sin "Primoroso cantar" y "Pueblo latino"? Seguramente muchísimo, pero no tanto cuanto son por haber interpretado dichas canciones, compuestas por don Tite.

Curet Alonso es uno de los poetas más finos de la segunda mitad del siglo XX caribeño. Siempre se habla de él como poeta popular, cuando fue poeta sin más, tan versado y versátil como el mejor. Escribió excelentes poemas que resultaron ser también magníficas canciones.

No se trata, desde luego, de regatearle su merecida popularidad. Sin embargo, el apelativo popular no da cuenta de su figura cabal, la de un culto investigador de las formas poéticas, la de un artista de sutil complejidad.

La sofisticación del arte verbal de Tite es evidente en un fracatán de composiciones suyas que fueron grabadas. Sus canciones son una rara combinación de inteligencia, riqueza técnica y musicalidad. La fineza de su decir se debe, en parte no pequeña, a que prestó igual atención a aquellas dos dimensiones de un mismo fenómeno que solían denominarse como la forma y el contenido de una composición.

No es que Tite trabajara en dos niveles totalmente diferenciados, intentando aunar un mensaje "correcto" a una forma que, aunque lograda, le resultara extraña. El arte verbal de don Tite muestra que la inteligencia del nombre exacto de las cosas no antecede a su formalización, que la palabra justa en sentido estético es la palabra eficaz en la intelección de algo que acaso no ha sido nombrado y aguarda su signo.

El efecto de esa eficacia verbal es su propia transparencia: igual que un motor bien calibrado, casi no se oye. Pero no se trata tan sólo del manejo brillante de su instrumento, sino además de la elegancia retórica de sus canciones, de su buen gusto en la selección léxica, de su justa economía de medios, de su inteligencia siempre alerta.

Don Tite ejerció la imaginación con acierto. Resistió el chantaje ilustrado que teme nombrar las cosas por su nombre y evitó los laureles que otorga el consenso chato de la corrección y la camaradería.

Tres eslóganes no valen, en tanto intuición encauzada, lo que vale una canción como "Juanito Alimaña", en la que la crónica cantada nos presenta con ojo y oído certeros un boceto convincente de algunas cosas nuestras. No es casual que "Juanito Alimaña," con su atmósfera de humo y alcoholes, preceda en la grabación original a "Pasé la noche fumando," también compuesta por Tite y cantada a dúo por Héctor Lavoe y Willie Colón.

Musicalmente, la pieza es excelente, con un solo de cuatro de Yomo Toro que es cosa que hay que oír. Su letra (que es de aquello de lo que puedo hablar) es como el negativo de "Juanito Alimaña": si en ésta el humo y el alcohol parecen ser el sello inequívoco de la infamia, en aquélla secretan un sustancioso filtro de la melancolía.

Ambas canciones son como estudios parciales de un personaje en escenas diversas de una misma trama, al modo en que lo hace un dramaturgo que se propone llegar a conocer a fondo lo que tal vez tan sólo se insinúa en sus personajes.

En El nacimiento de la tragedia, Friedrich Nietzsche señalaba que el fenómeno dramático primordial consiste en que el actor se vea transformado, como si realmente hubiese penetrado    en cuerpo de otro. ¿Cómo habrá dado Tite con las canciones que fijaron el perfil de tantos cantantes    imprescindibles? ¿Seremos capaces de imaginar su forma de escuchar el grano de la voz de Héctor Lavoe, Cheo Feliciano o Frankie Ruiz antes de componer las melodías que mejor amonedaron sus atributos como cantantes? Lástima que ninguno de nuestros narradores nos haga el relato conjetural de alguno de esos momentos en los que Catalino captó, en el alma de una voz, la forma de un destino.

Piénsese en una canción como "La cura," cuya letra habilita de modo ejemplar varios niveles de sentido. Curet Alonso fue capaz de convocar la complejidad semántica de una frase nominal como "la cura," cuya transparencia supuestamente poseíamos.

En voz del inconfundible Frankie Ruiz, "La cura" elabora un complejo tejido de resonancias y falsos ecos. En nuestra lengua callejera, la cura es la droga, sonada suma de nuestras fatigas; pero la cura es también--según nuestra antigua inclinación por las metáforas patológicas-- la solución del mal. Lo que logra Tite de forma magistral es que ambas acepciones de "la cura" hagan corto circuito, purgando con ello la palabra de prejuicios y juicios fáciles, de consignas apodícticas que fundamentan obstinadamente nuestra forma de estar en el lenguaje.

Con suma economía, ambas acepciones de la palabra aparecen enmarcadas en la letra de lo que sólo entre muchas comillas podríamos denominar Salsa romántica. Con canciones como "La cura," Catalino Curet Alonso demuestra que muchas palabras son portadoras de su crítica. Sólo hay que saber escucharlas.

EFEMÉRIDES DEL 6 AL 12 DE AGOSTO

IBRAHIM FERRER PLANAS

Murió en La Habana, Cuba, el 6 de agosto del 2005 a los 78 años. Sonero del “Buena Vista Social Club” ganador del Premio Grammy de 1988. Estuvo en sus inicios con la orquesta de Chepín Chové, Ritmo Oriental y La Tribu del Bárbaro del Ritmo, Benny Moré.

DOMINGO QUIÑONES

Nació en New Jersey, USA, el 9 de agosto de 1963. Bravo sonero, compositor, productor y actor primer ganador del denominado Festival de Soneros “Duelo al Anochecer”. Ha compartido con bandas como El Conjunto Nativo, Conjunto Clásico Los Rodríguez, Luis “Perico” Ortíz y su propia orquesta.

JOSÉ ANTONIO TORREZOLA RUÍZ “FRANKIE RUIZ”

Murió el 9 agosto de 1998 en New Jersey, USA, cuando apenas contaba con 40 años. Legendario y carismático sonero de bandas como La Dictadora, La Moderna Vibración, La Solución, La Primerísima de Puerto Rico y su propia orquesta.

MIGUEL “ANGÁ” DÍAZ

Murió el 9 de agosto del 2006 en Barcelona, España a sus escasos 46 años. Percusionista de explosivas y magistrales interpretaciones con Irakere, La Afro Cuban All Stars y El Buena Vista Social Club. Angá dejó un enorme legado como docente forjador de nuevos percusionistas.

GUILLERMO BARRETO “EL LORO BARRETICO”
Nació el 11 de agosto de 1929 en La Habana, Cuba. Percusionista del Latín Jazz y el Jazz. Se inicia con la orquesta de Obdulio Morales, El Grupo Cubano de Música Moderna y Frank Emilio y su Cuban Jazz Combo.

ISIDRO INFANTE

Nació en San Juan, Puerto Rico, el 12 de agosto de 1952. Arreglista, compositor, productor y pianista. Conjuntamente con Louie Ramírez fue uno de los creadores y pioneros de la Salsa Erótica. Con más de 2.500 arreglos fue pilar fundamental del Sello RMM Records. Actualmente se desenvuelve con su orquesta “La Elite”.

TOP 5


1. A RATOS            ALTIBAJO LATIN SON
2. Timbalero            Olguita Castilla & La Tropa
3.La Vecinita            Sexteto Café
4.Buscando alcanzarte        La 33
5.Solo dinero            Richie Valdés & La Preto Band

6. EL COCO RECOMIENDA

La imagen de la cantante cubana Celia Cruz revive en los almohadones, camisetas, gorras y otros objetos a la venta a través de una web diseñada de nuevo para mayor gloria de la "Reina de la Salsa". Ómer Pardillo-Cid, albacea de Celia Cruz y director del Proyecto Legado Celia Cruz, anunció el lanzamiento de la nueva marca Celia Cruz, que incluye por primera vez una tienda en línea con mercancía con diseños exclusivos. Cruz, una de las artistas latinas más exitosas del siglo XX, falleció en 2003 tras una vida dedicada a la música. "Desde la muerte de Celia hace catorce años, mi único propósito ha sido mantener su legado vivo para generaciones futuras a través de múltiples proyectos", afirmó.


Por: LUIS GABRIEL COCO GÓMEZ
Director Sabor a Coco
Especial para El Frente

Publicacion: Sabado 5 de Agosto de 2017 
 Comentar... 
 Noticias Relacionadas 

Los 40 del caballero de la salsa: Gilberto Santa Rosa

Los 40 del caballero de la salsa: Gilberto Santa...

Publicacion: Sabado 8 de Julio de 2017 

Es chévere ser grande, pero más grande es ser chévere: Héctor Lavoe

Es chévere ser grande, pero más grande es ser...

Publicacion: Sabado 1 de Julio de 2017 

El top 5

El top 5

Publicacion: Martes 5 de Abril de 2016 

EFEMÉRIDES

EFEMÉRIDES

Publicacion: Martes 5 de Abril de 2016 
 
 

Back to Top