Momentos críticos de verdad más allá del servicio al cliente Por: Oscar Javier Zambrano Valdivieso | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Momentos críticos de verdad más allá del servicio al cliente Por: Oscar Javier Zambrano Valdivieso



Momentos críticos de verdad más allá del servicio al cliente Por: Oscar Javier Zambrano Valdivieso | EL FRENTE Aclaremos que no todas las organizaciones ofrecen el mismo producto, pero si, todas ellas ofrecen servicio. Por lo anterior debemos destacar que no todos los momentos de verdad se crean de igual manera. Una organización de servicio con un alto volumen de clientes tendrá en consecuencia un alto ciclo de diferentes momentos de verdad, pero generalmente solo unos cuantos tienen un impacto critico o decisivo sobre las percepciones de los clientes.

Recordemos que, según la terminología de la gerencia del servicio, un momento de verdad o momento decisivo es: “Un episodio en el cual el cliente entra en contacto con cualquier aspecto de la organización y tiene una impresión sobre la calidad de su servicio.” Pero, ¿para qué nos sirve conocer también los momentos críticos de verdad?

En las organizaciones colombianas existe una premisa que parece un mandamiento sagrado inocuo afortunadamente: VENDA POR ENCIMA DE TODO; digo inocuo porque hoy en día ya no es así.

Vender por encima de todo ya no es el camino para salir de la crisis, ahora la atención y preparación que las organizaciones destinen en sus empleados es el qüid para enamorar a los exigentes clientes. Debemos entonces prepararnos para cualquier situación definitiva con los clientes que permitan crear en ellos una expectativa de mejoramiento y de hacerles comprender que son lo único verdaderamente importante para nosotros.
En todo momento crítico de verdad se procurará a muerte que nuestros clientes deseen volver por más, que piensen en nosotros en todo momento y sobre todo que no duden cuando requieran un producto o servicio más de nosotros.

Aquí tenemos los ingredientes básicos del éxito o del fracaso del servicio. Si la persona que presta el servicio realmente está pensando en él, va a concentrar su atención en los elementos importantes de este momento de verdad y lo manejará de tal manera que maximice el impacto sobre el cliente, o al menos minimice el impacto negativo.

Si las personas encargadas del servicio son inermes e indiferentes, si la persona encargada del servicio está de prisa, preocupada, cansada, aburrida o simplemente insensible, puede manejar toda la situación mecánica e impersonalmente, que es lo que ocurre con demasiada frecuencia en nuestras empresas. La combinación de un momento crítico de verdad –es decir, con impacto significativo sobre el cliente- con una persona del servicio insensible, descuidada o incompetente, es una prescripción del desastre. La brecha entre la clase de servicio que el cliente estaba esperando y el que realmente recibe crea un sentimiento especialmente negativo.

Estos momentos críticos de verdad exigen especial cuidado y tratamiento. Los gerentes no pueden estar en todas partes a la vez y por eso necesitan elegir cuidadosamente aquellos aspectos de la operación que tiene el impacto potencial más alto –positivo o negativo- sobre la satisfacción del cliente y la intención de nuevas compras. Necesitan mantener bajo vigilancia estos aspectos especiales del producto y ayudar a manejarlos efectivamente, debido que solo ellos son responsables de la coordinación y entrenamiento de los empleados que conviven en la zona de contacto con los clientes. [email protected]

Publicacion: Viernes 29 de Septiembre de 2017 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.