shemaleup.net javup.org femdomup.net vrpornsex.net bdsmup.net comicsup.net Un santandereano compite por la gobernación de Casanare | Local | Política | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Política - Local


Un santandereano compite por la gobernación de Casanare



Un santandereano compite por la gobernación de Casanare | EL FRENTE Juan Bernardo Serrano Ardila es un empresario santandereano quien inició desde hace casi 30 años una cruzada por sus sueños, campaña que terminó en el departamento de Casanare, donde se ha convertido en un líder social, y gestor económico. Convencido de que puede cambiar positivamente el destino de los casanareños, se lanzó a la gobernación del departamento.

Por Camilo Ernesto Silvera Rueda
Redacción Política / EL FRENTE

Empresario dedicado al agro, específicamente sector del arroz, planta que se extiende con exuberante suficiencia a lo largo y ancho de las planicies de sus fincas en el Casanare, departamento arrocero por naturaleza y en el que se encuentra radicado junto a su familia desde hace 25 años.

Hablamos de Juan Bernardo Serrano Ardila, quien conoce mejor que nadie el cereal, sus ventajas, retos y desafíos en la región casañereña, esa que hoy día, como desde hace varias décadas, ha fundamentado parte de su desarrollo económico y social en el preciado grano, por el cual Bernardo Serrano ha iniciado varias batallas que incluso han llegado hasta el Congreso de la República, donde ha participado en varias sesiones con el objetivo de concienciar al gobierno nacional de la necesidad de efectuar mejores inversiones para beneficiar a los habitantes de un departamento que ahora considera como suyo.

Una cruzada por el arroz
Sí. El arroz se ha convertido en su preocupación principal desde hace varios años. No solo busca el éxito del cultivo sino una mayor inversión y tecnificación para los pequeños y medianos cultivadores. Por supuesto, mejores vías para el transporte de los productos del departamento: ganado, café, palma y arroz.

Por eso, en el Casanare Juan Bernardo Serrano forma parte de una de las más connotadas asociaciones de arroceros, y desde allí no ha escatimado en palabras para reclamar más atención para el gremio, pues las promesas del gobierno de colaborar en la regulación de precios no se dieron.

“El Ministro nunca cumplió las propuestas y el tiempo es el que se encarga de olvidar todas esas promesas”, ha dicho el arrocero, quien añadió que la industria en su posición dominante aprovechó un excedente estacionario de cosecha que hubo en Casanare, bajando el precio a niveles demasiado bajos, generando el fracaso económico, prácticamente en un 70% de los arroceros de esta región del país.

“Lo que esperan los arroceros para este 2018, es que haya una política de intervención de cosechas para defender al agricultor del monopolio de la industria, puesto que la mala racha truncó las expectativas de los agricultores en cuanto a productividad y generación de empleo”, indicó Serrano Ardila, quien le solicita al gobierno nacional una política económica para no acabar con el medio de sustento de miles de familias en el país.

“Mientras no haya una política estatal de absorción de cosecha, donde no se piense en que cultivar sea un problema, sino una oportunidad, no se podrá mejorar las condiciones del sector”, asegura el agroempresario Bernardo Serrano.

"El gobierno se dedicó a regalar y a botar cientos de miles de millones, dineros que debieron haberse invertido en un mecanismo de absorción de cosechas para disminuir la sobreoferta temporal y darle una oportunidad a estos titanes que aún siembran arroz y hacen de éste Casanare un sueño de proyecto de vida. No deja de ser preocupante la arrogancia de la industria (...), hay que conseguir recursos de Fiduagraria o Banco Agrario para adquirir un buen volumen de arroz; y afirma que "es necesaria el alza o si no la quiebra y el entierro del agricultor es inminente", han sido algunas de sus expresiones en favor de la inyección de recursos que en su parecer ha estado olvidado por el gobierno nacional.

Un giro hacia la política
Aunque sus batallas están en el Casanare, sus raíces están en Santander. Pasillos de colegios como el Fundación UIS y San Pedro Claver supieron de su adolescencia. Más tarde, la Universidad Autónoma de Bucaramanga fue la casa de su formación profesional, hasta que decidió interponer 487 kilómetros entre la tierra de su nacimiento y la de sus sueños, Yopal, capital del Casanare.

Allí se ha consolidado como un empresario agroindustrial líder en el cultivo del arroz, generando empleo y estabilidad económica para habitantes de la zona, logró un reconocimiento que pronto lo llevaron hasta la dirección de la Cámara de Comercio de Yopal, donde le picó el bichito de la política.

Luego de su paso por la dirección gremial, ahora este santandereano quiere ser gobernador en Casanare, donde cree firmemente que puede efectuar de una manera decidida las gestiones que el departamento requiere.


Publicacion: Miercoles 19 de Junio de 2019 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.