Venezolano estaría involucrado en desaparición de una bumanguesa | Local | Justicia | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Justicia - Local


Venezolano estaría involucrado en desaparición de una bumanguesa



Venezolano estaría involucrado en desaparición de una bumanguesa | EL FRENTE
 
 
Julieth Paola Duarte Orduz, madre de una pequeñita de 3 años, desapareció el pasado 11 de mayo en el barrio Caldas de Floridablanca. Un migrante sería el principal sospechoso. 

Apenas habían pasado unas cuantas horas de aquel martes, el reloj marcaba las 8:00 de la mañana, cuando Julieth, como por arte de magia, desapareció, nadie la vio, nadie supo para dónde cogió ni muchos menos en qué o con quién se fue. 

Lo cierto es que Julieth, de 24 años, aprovechó un descuido de su padre para irse, lo curioso es que no sacó ropa solo un bolso la acompaña, pues hasta su celular olvidó llevar. 

Julieth, quien padece hemiparesia lateral derecha (parálisis en sus extremidades derechas), fue vista por última vez en la carrera 33 # 104 - 05 del barrio Caldas, Floridablanca. Allí los Duarte Orduz tienen un negocio familiar. 

“Ese día (el 11 de mayo) mi papá llegó al local con ella, él entró y fue a subir los tacos del local, cuando salió ella ya no estaba, en cuestión de segundos desapareció”, cuenta Andrés Duarte, hermano de Julieth. 

Según cuenta la familia, Julieth Paola tiene una adicción por las redes sociales, por hacer amigos, esto debido a su condición médica. Buscando amigos fue como apareció Argenis Zambrano, de nacionalidad venezolana, quien, según su familia, le habría endulzado el oído para raptarla. 

“Nosotros creemos que él se la llevó. Incluso una semana antes de ella volarse mi mamá notó que ese tipo la acosaba bastante. Él la llamaba en todo momento, le decía que solo podía hablar con él, le pedía fotos de todo lo que hacía y cada movimiento se lo controlaba”, dijo Andrés. 

Argenis, de acuerdo con la familia Duarte, se habría aprovechado de la condición de Julieth para manipularla y obligarla a sacar dinero del negocio familiar. Fue tal la manipulación de este hombre que Julieth le habría entregado más de un millón de pesos. 

“Él le decía que estaba pasando necesidades, que pasaba hambre y que si ella lo amaba debía darle dinero”, contó Luz Marina, madre de Julieth. 


“Mi papá le puso una ‘cascarita’ y se dio cuenta que efectivamente era ella la que estaba retirando el dinero, prácticamente en dos semanas retiró más de un millón de pesos y se lo entregó al hombre con el que creemos está”, agregó Andrés. 

Julieth, por su condición especial y según sus familiares, no logra diferenciar entre el bien y el mal,  tampoco conoce las cantidades monetarias, “Ella tiene 24 años, pero piensa como si fuera una niña de 10”. Situación que Zambrano, supuestamente, aprovechó para embaucarla. 

“Ella dice que tiene una relación con él, pero la relación para ella es hablarle por el Whatsapp y por el Facebook, mi hija dice que eso es una relación normal, pero él solo la manipulaba para sacarle plata”, dijo Luz Marina.

Luz Marina, con la voz entrecortada y con el corazón arrugado, le pide a este hombre que si tiene a su hija la deje libre, pero sobre todo que no le vaya hacer daño. “Me da miedo que la prostituya, porque como ya no tiene dinero de dónde sacar”, dice la progenitora.

Al drama de esta familia se le suma la demora y las trabas de la EPS, en cuanto a los medicamentos que requiere Julieth para controlar el libido (deseo sexual). 

“Cuando llevo a mi hija a las citas de psiquiatría, el doctor nos da una palmadita y nos dice que ya todo va estar bien”, cuenta doña Luz Marina. 

“Ella por la condición debe tomar el medicamento para controlar el libido, pero ese medicamento la EPS no se lo ha autorizado primero por la pandemia y esta vez volví y que las órdenes ya están viejas. Ahora cómo paso esto voy a ver si así se lo autorizan”, agrega. 

Aunque la familia Duarte Orduz ya denunció ante la Fiscalía la desaparición de Julieth Paola, no han recibido la ayuda suficiente para encontrarla, incluso manifiestan que las autoridades  “No han mostrado interés por querer hacer algo”. 

Por ello piden que si la ven o saben dónde está por favor denuncien ante las autoridades o los llamen al número 318 5692162. “Necesitamos tenerla acá de nuevo”.

Publicacion: Sabado 15 de Mayo de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.