Annabelle Lane La pandemia del coronavirus puede causar millones de muertos | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Editorial


La pandemia del coronavirus puede causar millones de muertos



Es en serio. Los alaridos de muerte se han sentido de manera escalofriante en Italia, España, Francia, Inglaterra, Suiza, La China e Irán, antes que llegara la voz de alarma a los Estados Unidos y Colombia por la importación de la pandemia, que llegó a territorio americano en la ropa y en las maletas de turistas nacionales y extranjeros, que viajaban por el mundo, aprovechando la primavera floreciente en países ubicados en Europa y Asia.  

El deseo de conocer lugares históricos, que se han convertido en escenarios para el desarrollo de la industria del turismo, ha movido a la humanidad a realizar excursiones a los Santos Lugares de Jerusalén, en la república de Israel; a Roma, la capital del Estado Vaticano, que es la sede principal del Sumo Pontífice; la civilización de los pueblos árabes que dominan la industria del petróleo; la Plaza roja de Moscú y la sede del poderío soviético; los centros culturales de Francia y la sede mundial de la diplomacia en Ginebra, Suiza; movilizan millones de turistas de los cinco continentes, que son la esencia del desarrollo económico de los antiguos continentes.

Los colombianos, que somos indisciplinados por naturaleza, hemos heredado de España, nuestra madre patria, todos los defectos de la raza humana que llegó a territorio americano. Por ese temperamento humano, somos apáticos e indiferentes al cumplimiento de las normas legales. El gobernador Mauricio Aguilar Hurtado, micrófono en mano, ha recorrido calles, parques y avenidas de los municipios de Bucaramanga, Floridablanca, Piedecuesta y Girón, junto con los respectivos alcaldes y los comandantes de las fuerzas militares y de policía, tratando de convencer a la ciudadanía sobre la conveniencia de quedarse en casa mientras dura la cuarentena decretada por el gobierno nacional.  A mandíbula batiente, hemos escuchado el tono suplicante del mandatario, invocando la sensatez frente a la gravedad de la pandemia, que amenaza con la destrucción del mundo.

No es un juego. Es algo demasiado grave, nunca visto en la historia de la humanidad. Documentos sagrados predijeron las epidemias, las pestes y las hambrunas, que se mencionan en el Libro del Apocalipsis, unos textos sagrados que antiguamente estuvieron prohibidos  y cuyo conocimiento estaba reservado a personas mayores, lejos del conocimiento de las nuevas generaciones, que todavía no admiten la nueva realidad de la vida; que siguen distraídos con el sueño de las redes sociales, de la cibernética, de la tecnología de punta y de todas aquellas herramientas, que se han convertido en un bumerang para la formación mental de la juventud, que poco se preocupa por la posibilidad de una hecatombe que pueda destruir al género humano.

Esta cuarentena nacional, que se inició en Colombia hace pocas horas, se extenderá a todas las zonas urbanas y rurales hasta el trece (13) de abril de este año, dependiendo del avance de la enfermedad y de la actividad científica para descubrir el antídoto que ponga freno a la mortandad de personas y a los altos costos de las unidades de cuidados intensivos, que se requieren para tratar a las personas que son víctimas de esta desgracia. No tenemos un lugar en el mundo para salvarnos del diabólico virus que heredamos de Europa y Asia en los vuelos internacionales que llegaron a los aeropuertos de los diferentes países de América.

¡Todos estamos expuestos a morir y especialmente los colombianos que, como los españoles, hemos sido indiferentes a la gravedad del momento, cuando empiezan a multiplicarse las personas contagiadas y las muertes por el coronavirus en territorio americano! Ni siquiera la familia imperial del Reino Unido (Inglaterra) ha podido escapar de la pandemia; ni siquiera el gobierno español ha podido ha podido evitar la muerte de tres mil cuatrocientas personas fallecidas en las últimas dos semanas. 
Publicacion: Miercoles 25 de Marzo de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top