shemaleup.net javup.org femdomup.net vrpornsex.net bdsmup.net comicsup.net Ciudades y pueblos de Santander que dejaron de pensar en grande | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Editorial


Ciudades y pueblos de Santander que dejaron de pensar en grande



Esta clase dirigente santandereana, que fue valiente, pujante, creativa y trabajadora, se halla apoltronada en la fantasía de sus sueños, esperando que todas las obras públicas se ejecuten con los presupuestos de la nación, los departamentos y municipios, aplicando la ley del menor esfuerzo, sin adelantar mayores gestiones ante los poderes centrales.

Antaño funcionaba en Bucaramanga el célebre ‘Comité de Gremios’, liderado por personajes como Armando Puyana Puyana (Cofundador de la Universidad Autónoma), Alejandro Galvis Galvis (Director de Vanguardia Liberal), Rafael Ortiz González (dos veces ex gobernador de Santander y director de El Frente), Alfonso Gómez Gómez (alcalde de Bucaramanga y exgobernador del departamento), Alberto Montoya Puyana (ex alcalde, exsenador y ex gobernador), Arturo León García de la Sociedad de Ingenieros, Gerardo Silva Valderrama (ex ministro de Minas), Ernesto Suárez Rueda (director ejecutivo de la Cámara de Comercio), Esteban Ríos Salazar en representación de los banqueros, Jaime Serrano Rueda del colegio de abogados y ex procurador general de la nación, Horacio Serpa Uribe (ex ministro y copresidente de la Asamblea Constituyente de 1991), el exgobernador Enrique Barco Guerrero en representación del cuerpo médico, una nómina de lujo que podía reunirse fácilmente con el señor presidente de la República y acercarse a los centros de poder, con el peso específico de una clase dirigente poderosa en el concierto nacional.

Una clase dirigente que tenía el control y el apoyo de la Empresa Colombiana de Petróleos bajo la gerencia y dirección del doctor Mario Galán Gómez, (padre del ex ministro de educación Luis Carlos Galán Sarmiento) y que contaba en la nómina de parlamentarios con Augusto Espinosa Valderrama (excandidato presidencial del partido liberal), los exministros Abdón Espinosa Valderrama, Jorge García Gómez  y Carlos Augusto Noriega y una pléyade de personajes de primera línea en el país.

¡Todo eso desapareció! Perdimos la presidencia de Ecopetrol, que era santandereana desde la creación como empresa petrolera estatal; perdimos la Electrificadora Santander, por la falta de imaginación para comprar las acciones de la nación que se podían pagar con la factura del consumo de energía eléctrica y nos convertimos en una colonia antioqueña, no solamente en el sector empresarial sino en los compromisos políticos para reelegir al expresidente Uribe, que en las dos últimas jornadas electorales nos arrebató la representación en el senado, impidiendo la elección del médico Quintín Herrera. En Santander hemos dejado de pensar en grande y hemos perdido, hasta la vergüenza.

Perdimos la noción de estado y región soberana y autónoma que tuvimos durante muchos años y nos convertimos en apéndice de los líderes de otras regiones del país, a los cuales debemos pedirles ayuda, porque nuestra representación parlamentaria ha sido muy precaria, mayoritariamente de oposición a todos los gobiernos.

Los partidos históricos, los conservadores y los liberales, que respondían por el desarrollo de Santander, fueron remplazados por unos charlatanes del Partido Verde, que participan con extrema simpatía en las manifestaciones de protesta contra el gobierno, pero que nada consiguen para el departamento.

La elección popular de alcaldes y gobernadores acabó con la importancia del ‘Comité de Gremios’ que fue fundamental para construir el aeropuerto de Palonegro, inaugurado en 1974 por el expresidente Misael Pastrana Borrero; para construir la carretera a Barrancabermeja que hace 56 años fue inaugurada; para levantar el edificio del Hospital González Valencia, ahora denominado Hospital Universitario de Santander.

El ex gobernador y ex ministro antioqueño, Alberto Vásquez Restrepo, que visitó hace muchos años a Bucaramanga, dijo en alguna ocasión que este departamento tenía una clase dirigente en reposo, como la fábrica de cigarrillos El Nacional, que funcionaba en la carrera 27 con calles 56, que también desapareció por la inercia de la clase empresarial santandereana, donde estaba impreso un curioso letrero con esa leyenda.

¿Qué pasó con las obras del anillo vial externo de Bucaramanga que se quedaron en pañales? ¿Qué pasó con el terminal de la empresa Metrolínea en Girón, que no puede funcionar porque les quedó mal hecho y necesita de un túnel para la transferencia de vehículos? ¿Qué pasó con las obras del anillo vial externo de San Gil, que hace dos años fueron contratadas?

Publicacion: Sabado 11 de Julio de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.