‘Paz en el interior y guerra en la frontera’ | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Editorial


‘Paz en el interior y guerra en la frontera’



‘Paz en el interior y guerra en la frontera’ | EL FRENTE
En la situación que actualmente se encuentra Colombia aplicaría la célebre frase pronunciada por el caudillo conservador Laureano Gómez Castro en el senado de la república, cuando la guerra desatada por el dictador peruano, General Sánchez Cerro, contra Colombia por los territorios de Leticia y Tarapacá.  Los jefes de la oposición al gobierno del presidente Iván Duque Márquez no tienen la dimensión y la grandeza de reconocer los inmensos conflictos sociales y políticos que está padeciendo Colombia y que deberían merecer la atención y la solidaridad de todas las fuerzas políticas de la nación, aun aquellas que ejercen el derecho legítimo a la oposición. 

Reconocer que Colombia tiene conflictos muy graves en las zonas de frontera con Venezuela y en la plataforma marítima continental con Nicaragua. Reconocer que la pandemia del coronavirus destruyó la economía nacional y que ‘frágiles’ acuerdos de paz con las guerrillas de las FARC superan la capacidad económica del estado colombiano para cumplirlos. Advertir que el Congreso de la República ha sido incapaz de reformarse y que los niveles de corrupción en todos los niveles de la administración pública, pueden provocar un cataclismo político en las próximas elecciones presidenciales.

En la frontera marítima de Colombia con Nicaragua existen problemas insolubles, porque a pesar de que la población raizal del Arcjhipiélago de San Andrés, Providencia y Santa Catalina, siempre ha reconocido la legitimidad del gobierno colombiano, existe una amenaza real del régimen de Daniel Ortega, ex guerrillero sandinista que utiliza el conflicto binacional, para aferrarse al poder y buscar una cuarta reelección presidencial, desconociendo la soberanía de Colombia sobre la plataforma marítima continental.

Por otro lado, las disidencias de las FARC y las guerrillas sanguinarias del autodenominado ‘Ejército de Liberación Nacional’ (ELN), en estrecha alianza con las mafias del narcotráfico, mantienen un régimen de terror en las zonas cocaleras del país. Ha sido necesario destinar mayores recursos a la guerra interior, para enfrentar a los nuevos grupos armados ilegales, incrementando el número de soldados y policías. Las fuerzas militares y de policía han perdido numerosas vidas en el control del orden público, no solamente en el interior sino en las zonas cocaleras, que crecieron y aumentaron el poderío de las mafias del narcotráfico.

El gobierno del presidente Iván Duque Márquez ha tenido que implementar el costoso proceso de paz que heredamos de la administración del ex presidente Juan Manuel Santos Calderón, que les entregó curules a las FARC en el Senado y la Cámara de Representantes, donde tienen el descaro de declararse inocentes de los trescientos mil asesinatos que cometieron en las zonas agrarias del país. La existencia de un tribunal de absoluciones para los desmovilizados de las ‘Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia’, con medio centenar de magistrados en la autodenominada ‘Justicia Especial para la Paz, que genera impunidad, es otro de los grandes problemas que maneja el actual mandatario de los colombianos.
   
No es fácil gobernar a Colombia en este cruce de caminos de la historia, ni será fácil conservar el poder con unos partidos políticos que se disolvieron en el océano de los intereses personales, del enriquecimiento ilícito, de los escandalosos sueldos y remuneraciones de todo orden, porque la codicia es otro de los pecados capitales que padece la clase dirigente política de nuestro país. En circunstancias como la actual, un candidato presidencial como Gustavo Petro Urrego, que ha sido un privilegiado del sistema electoral colombiano, debería manejar otro lenguaje, que no sea el lenguaje perverso y pendenciero que se le ha escuchado para incendiar al país, como agitador profesional de las recientes protestas celebradas en todo el país durante el reciente paro nacional.
 


Publicacion: Domingo 26 de Septiembre de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.