Se desbordó la violencia en zonas de frontera colombo- venezolana | Editorial | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Editorial


Se desbordó la violencia en zonas de frontera colombo- venezolana



Se desbordó la violencia en zonas  de frontera colombo- venezolana | EL FRENTE
El gobierno nacional no tiene sino dos alternativas para contener la ola de violencia que sacude a los municipios del departamento de Arauca y de otras regiones cocaleras del país en la frontera con Venezuela: acabar con la guerrilla mediante el uso de las armas o legalizar el narcotráfico, que es el combustible de la guerra.

Las propias instituciones judiciales de Colombia acaban de producir una providencia en la cual se prohíbe el uso del glifosato para destruir los cultivos ilícitos, es decir, que hasta los magistrados de las altas cortes están contribuyendo al panorama de desorden y anarquía que padece el país.

Las poderosas mafias del narcotráfico mantienen un fuerte cabildeo ante la Corte Constitucional, con abogados penalistas muy bien pagos, como los que tiene el Grupo Criminal del Clan del Golfo, para defender a su máximo líder que, habiéndose entregado a las fuerzas del orden, no ha podido ser extraditado a los Estados Unidos, donde lo reclama una Corte Federal como responsable del envío de grandes cargamentos de estupefacientes hacia el mercado negro del gran país del Norte.

El Jefe del Clan del Golfo se ha burlado del presidente Iván Duque Márquez, que en varias ocasiones ha reafirmado su determinación de enviarlo a los Estados Unidos para que pague por sus crímenes, por los delitos del narcotráfico; por la violación de menores obligadas a mantener aventuras sexuales con el capo a cambio de dinero; por los actos de corrupción contra miembros de las fuerzas militares y de policía, que han sido sobornados.

El temido jefe del Clan del Golfo sonríe ante las cámaras de televisión cuando el Presidente Duque amenaza con extraditarlo a los Estados Unidos, cuando está solicitado por la denominada Justicia Especial para la Paz, por haber sido guerrillero.   

En la vecina república de Venezuela, los miembros de la dictadura de Nicolás Maduro Moros son aliados de la guerrilla colombiana.

El ministro de Defensa Venezolana, el General Vladimir Padrino López, conoce las peligrosas andanzas de la guerrilla colombiana en ese país, especialmente en el triángulo que conforman los Ríos Arauca, Orinoco y Río Apure, donde altos oficiales del régimen mantienen personas de confianza recogiendo la vacuna que le cobran a los narcotraficantes y guerrilleros colombianos para permitirles sus actividades criminales y utilizarlos como fuerza de choque contra los cuarteles militares de Colombia.

La guerra está declarada por las disidencias de las FARC, especialmente por el Frente Diez de ese grupo terrorista y por la Nueva Marquetalia, cuyo máximo comandante Luciano Marín, alias Iván Márquez, prefirió convertirse en poderoso narcotraficante, después de probar las mieles de los frustrados acuerdos de paz, que negociaron con el gobierno del expresidente Juan Manuel Santos.  

Publicacion: Jueves 20 de Enero de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.