Annabelle Lane Todo el mundo la vio salir Por: Antonio José Díaz Ardila | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Todo el mundo la vio salir Por: Antonio José Díaz Ardila



Todo el mundo la vio salir Por: Antonio José Díaz Ardila | EL FRENTE La ONG Transparencia Internacional determina anualmente el nivel de corrupción en cada país del mundo y este año seleccionó a Colombia en el primer puesto, en un informe presentado por la página web U.S. News, con base en una investigación sobre las diferentes formas de corrupción. Se calcula que la corrupción roba entre $ 40 y $ 50 billones anuales, que representa un millón de pesos por habitante de los 50 millones de colombianos.

Como suele pasar con los reconocimientos internacionales, ya muchos colombianos estábamos seguros de esa alta posición, pero nos faltaba el reconocimiento internacional, algo similar como el Nobel de Literatura de Gabriel García Márquez o al de Paz de Juan Manuel Santos Calderón, que ya los colombianos les habíamos reconocido sus valores, pero que necesitábamos que lo ratificaran internacionalmente para convencernos. Algo así como La Verdad Institucional.

Este nuevo récord mundial se dio gracias a nefastos personajes de reconocimiento internacional, como a hermanos Moreno Rojas y los Nule Amín, pero cientos de notables personajes de todas las regiones, han mostrado sus corruptas habilidades y también contribuyeron para lograr este reconocimiento internacional.

Para hacerles entender a las nuevas generaciones cómo era el comportamiento de los antepasados y cómo hoy, comparo la historia del Presidente de Colombia entre los años 1926 y 1930, con la Alcaldesa de Lorica. El doctor Presidente Miguel Abadía Méndez (1867-1947) habitaba la antigua Casa Presidencial  que antes era de características sencillas y austeras y resolvió llevarse las alfombras de su residencia para mejorar la presentación de la Casa y una vez terminado su periodo presidencial, su esposa le dijo que ya era hora de volver  llevar las alfombras a su residencial particular, y a lo cual el Presidente Abadía le contestó: "Esas alfombras toca dejarlas, nadie las vio entrar y toda Colombia las va a ver salir".

Contrasta esta historia con lo ocurrido con la Alcaldesa (2016-19) del municipio de Santa Cruz de Lorica, Córdoba, Nancy Sofía Jattin Martínez, llamada "La Chofy", que pertenece a la "casa política" de su prima la ex senadora Zulema Jattin, procesada por parapolítica. La Alcaldesa Nancy Sofía, de quien se observa en las páginas de internet varias investigaciones, entre otras por el pago irregular de mil estudiantes "fantasmas" y por los contratos que ella le entregó a su "amiga, confidente y alcahueta" Karem Corrales Saleme, como lo reconoce en sus declaraciones en sus redes sociales. Nancy Sofía al terminar su periodo como alcaldesa, arrancó el sanitario, inodoro, retrete, letrina, excusado o como quiera usted llamarlo, de su despacho y se lo llevó para su casa. Hecho que ha motivado innumerables comentarios de prensa sobre los extremos de corrupción y descaro al que hemos llegado en este país.

Enorme diferencia entre 1930 y 2020, con la elegante decencia del Presidente Miguel Abadía Méndez y los abusos de la Alcaldesa Nancy Sofía Jattin Martínez.
E-mail: antdiaza@hotmail.com

Publicacion: Martes 21 de Enero de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top