Annabelle Lane Retorno de los brujos Por: Jaime Galvis Vergara | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Retorno de los brujos Por: Jaime Galvis Vergara



Retorno de los brujos Por: Jaime Galvis Vergara | EL FRENTE
En 1960 se publicó un interesante libro titulado “El Retorno de los Brujos” en el cual se mostraba el renacimiento de prácticas esotéricas, parapsicología, alquimia y en general de ciencias ocultas. Si los autores de dicho libro, Jacques Bergier y Louis Pauwels resucitaran, encontrarían un nuevo florecimiento de la brujería en estos años del Siglo XXI.

En esta época, con el gran avance de los medios de comunicación, cualquiera pensaría que el conocimiento científico tendría una amplísima difusión, el saber en todas sus formas estaría al alcance de la mayor parte de la humanidad. La realidad es un poco diferente, los medios de comunicación se están saturando de toda clase de supercherías.

Medios de Internet tan interesantes como YouTube, con el cual la libertad de opinión y su libre difusión abrieron las puertas a ciudadanos de cualquier parte del Mundo, han reemplazado en gran medida a la televisión. Pero la apertura total ha llevado a la divulgación de toda clase de videos y textos estrafalarios, referentes a reptilianos, illuminati, alienígenas, a cuentos absurdos tales como la tierra hueca, profecías descabelladas y mil infundios más. La brujería ha tomado gran parte del espectro de difusión de YouTube, hasta el punto que la Tabla Ouija comparte espacios con la Tabla Periódica de los Elementos.

Esos temas por su misma presentación hacen poco daño, pero hay un aspecto muy nocivo, el de la pseudo-ciencia, la superchería sofisticada. En el Internet y en otros medios de difusión han proliferado una cantidad de tesis catastrofistas, con el evidente propósito de fomentar el miedo y esto con un trasfondo político. Desde la primera mitad del Siglo XX aparecieron predicciones histéricas en la prensa escrita y radial, acerca de calentamientos y enfriamientos globales catastróficos que no ocurrieron. Con el progreso de los medios de comunicación desde finales del Siglo XX, las predicciones apocalípticas se volvieron endémicas, una que hizo bastante ruido tuvo como tema fue el hueco en la capa de ozono de la Tierra. Esto nunca se comprobó, pero causó muchos titulares de prensa y produjo la ruina de unas cuantas empresas productoras de gases para la refrigeración.

Luego tomó fuerza la historia del calentamiento global, de origen antrópico, con el consecuente derretimiento de los casquetes polares y aumento del nivel del mar. Esto debidamente aderezado con el tema de los gases de efecto invernadero. Además se multiplicaron las monsergas acerca del agotamiento del agua, de la polución atmosférica, de la contaminación causada por los combustibles fósiles (Entre los cuales incluyen al petróleo), de los perjuicios de la minería (Especialmente la del Tercer Mundo), de la contaminación electromagnética, de los daños que presuntamente producen los cultivos transgénicos, de la extinción de las especies, de la tala de los bosques y el crecimiento de los desiertos, de la contaminación lumínica, del mercurio en los peces marinos y muchas más historias de ese estilo. Casi todo lo anterior son verdades a medias o totales mentiras.

A todo el sartal de disparates mencionado, se está agregando el concepto del castigo divino, insinuando que las catástrofes naturales, tales como inundaciones, ciclones, terremotos, erupciones volcánicas, incendios etc., son causados por la actividad antrópica, son castigos por los pecados de la humanidad. Ahora cabe preguntarse ¿Que taumaturgos están detrás de toda esa algarabía malintencionada? En todos esos temas se puede entrever un sesgo misantrópico, ¿Esto es una maniobra contra la humanidad o contra ciertos grupos humanos? Parece una eugenesia disfrazada, no se necesita realizar genocidios, basta convencer a determinadas sociedades para que no se reproduzcan, una especie de eutanasia masiva. Increíblemente hay millones de incautos que se tragan todas esas sandeces.   

Publicacion: Jueves 23 de Enero de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top