Annabelle Lane Mentiras institucionalizadas Por: Jaime Galvis Vergara | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Mentiras institucionalizadas Por: Jaime Galvis Vergara



Mentiras institucionalizadas Por: Jaime Galvis Vergara | EL FRENTE
Es increíble la cantidad de conceptos erróneos que los medios de comunicación han divulgado y se han convertido en dogmas que rigen muchas disposiciones del Gobierno. Las consejas tienden a convertirse en resoluciones, decretos y leyes. No es descartable que, en cualquier momento, las Profecías Mayas lleguen a incorporarse a los códigos.

Uno de los infundios más dañinos que el Gobierno acata es la riqueza hídrica de los llamados páramos, se pretende ejecutar un éxodo masivo de las gentes que viven por encima de 2.900 metros sobre el nivel del mar. Los propulsores de ese atropello desconocen que la civilización de Los Incas prosperó en alturas de 3.000 metros y más. El Estudio Nacional del Agua, realizado por el Ministerio del Medio Ambiente indica que los “paramos “, son áreas de muy baja pluviosidad.

Otro concepto errado es el de la protección indiscriminada de los “humedales”. Colombia, según la información de la ONU y el Banco Mundial, es el país de mayor pluviosidad promedio en el Mundo, por tanto, todos los años hay inundaciones y de eso quedan extensas lagunas y pantanos que se convierten en focos de enfermedades tropicales. 

Proteger esos “humedales” es un verdadero atentado contra la salud humana.
Hay un tema al que le han dado un despliegue impresionante es el cuento de la “Biodiversidad”, casi llegando a tener connotaciones religiosas. Sin embargo, es algo bastante sofístico, hay por lo menos 20 países que proclaman ser los más biodiversos del Mundo. ¿cuál es la medida de todo esto?, ¿Dónde están los estudios taxonómicos que certifiquen tanta belleza? En Colombia es un aspecto muy débil.  La taxonomía hace tiempos que está paralizada.  Sin embargo, se han creado más de 50 parques nacionales con un área equivalente al 12 % del territorio nacional, superior a la de cualquier país centroamericano.  Ese porcentaje excesivo supera ampliamente a los de Sudáfrica un poco mayor del 3 %, India 1,2 % México 0, 73 %, Congo 7 %, Canadá 3%. Esa extensión de parques exagerada, sin estudios de fauna y flora, congelando territorios no explorados en cuanto a su potencial minero, petrolero o de posibles fuentes de energía hidráulica o geotérmica, es el resultado de la ignorancia y la improvisación.

Otra mistificación absurda es la contaminación atmosférica en un país de muy escasa industria donde las chimeneas brillan por su ausencia. Esta histeria esnobista ha llevado a ridiculeces tales como establecer día sin carro en poblaciones de escasos 25.00 habitantes. Esta obsesión ha llevado al absurdo, tanto que, en una Nación con alta producción de carbón, la generación de energía con ese combustible es mínima.

Las actividades mineras son satanizadas y obstaculizadas porque supuestamente pueden causar la desertificación del territorio agotando las fuentes de agua. Este disparate se ha difundido en el país más lluvioso del Mundo. Por tanto, las “licencias ambientales” para la minería se dilatan por años ante las exigencias para la conservación de dicho líquido.

Otro tanto sucede con la explotación petrolera a la cual le llueven acusaciones falsas.
Los falsos dogmas han llegado hasta la alimentación, se está generando una publicidad negativa contra el consumo de azúcar, por lo cual hay impuestos a las bebidas gaseosas para limitar el consumo. ¿El dulce se convirtió en un veneno? Otro infundio le está atribuyendo efectos dañinos al consumo de pan blanco. ¡No tardará en aparecer un legislador despistado gravando dicho alimento!

Toda la cadena de alarmismos falsos está interviniendo en muchas actividades humanas, se han satanizado los plásticos, el papel se volvió un material maléfico, todo lo que no sea biodegradable debe desaparecer, por tanto, no tardará la prohibición del cemento, del ladrillo, del vidrio.

¡Toda esta bobería colectiva pretende destruir la civilización!

Publicacion: Martes 4 de Febrero de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top