Annabelle Lane Una mirada a la reforma laboral por horas desde el enfoque de la seguridad social Por: Jorge Luis Qu | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
Especiales | VARIEDADES | EL FRENTE
Indicadores Económicos
 
 
 


Opinión - Columnistas


Una mirada a la reforma laboral por horas desde el enfoque de la seguridad social Por: Jorge Luis Qu



Una mirada a la reforma laboral por horas desde el enfoque de la seguridad social Por: Jorge Luis Qu | EL FRENTE Antaño el artículo 197 del Código Sustantivo del Trabajo en adelante C.S.T., ha regulado el derecho al pago de prestaciones sociales para los trabajadores de jornada incompleta. Entendiendo por éstos, a las personas que trabajan menos de 48 horas semanales. Por ejemplo: empleados de servicio doméstico, que trabajan sólo los lunes; este colectivo ha progresado en derechos respecto al Sistema Integral de Seguridad Social, gracias a la reglamentación introducida por el Decreto 2616 de 2013, que permitió la cotización por semanas así: si la persona labora entre 1 y 7 días, una semana; entre 1 y 14 días, dos semanas; entre 15 y 21 días, tres semanas y más de 21 días, el mes completo. Reforma que redunda para prestaciones económicas y asistenciales a cargo del Sistema Integral de Seguridad Social -pensión de invalidez de origen común o sobrevivientes-. Estas dos prestaciones por regla general, exigen para ser reconocidas una densidad de 50 semanas en los tres años inmediatamente anteriores a la fecha de estructuración de la invalidez o muerte; requisito que acredita un trabajador en 25 meses si cotiza dos semanas por mes.

La reforma por horas va a permitir la formalización de trabajadores bajo esta modalidad, quienes no cotizan al Sistema Integral de Seguridad social. Interpreto que esta reforma reinvindica derechos y garantías en materia de seguridad social contenidos en el artículo 197 del C.S.T., y no se puede desconocer la realidad nacional.

El paradigma de trabajadores a tiempo completo ha venido cambiando por trabajadores de jornada incompleta. Uno de los retos que los empleadores tendrán que afrontar en ciertos sectores de la economía, está relacionado con los trabajadores de la última generación que no piensan ingresar a una empresa y salir de ella pensionados. La rotación es una realidad y algunas personas quieren y tienen que trabajar por horas y con diferentes empleadores -la coexistencia de contratos contenida en el artículo 26 del C.S.T. es de vieja data-; esta reforma les permitiría cotizar al Sistema Integral de Seguridad Social. Varias de las disposiciones del C.S.T. son anacrónicas y no se acompasan con el mundo actual. Una interpretación frente a la cotización al Sistema Integral de Seguridad Social sólo para contratos de trabajo de jornada completa, no puede ser de recibo cuando el desarrollo tecnológico ha estado generando disrupciones en diversos sectores de la economía.
 
Si la cotización al Sistema Integral de Seguridad Social no es regulada por horas, a las generaciones venideras les espera una carga tributaria mayor; en la medida que muchos colombianos laboran por horas en la informalidad y cuando su capacidad laboral se mengüe por condiciones de salud o vejez, implicarían una carga para el Estado, la sociedad y la familia. El hecho que en la reforma se estipule un salario mínimo por horas, no significara prohibición para que las partes pacten un salario superior al mínimo establecido. Colofón a lo anterior; es que la reforma laboral por horas permitirá cotización al Sistema Integral de Seguridad Social bajo esta modalidad, habida cuenta que, los derechos laborales y prestaciones sociales han estado regulados para trabajadores de jornada incompleta por el mentado artículo 197 del C.S.T.

*Abogado especialista en Derecho Laboral y Seguridad Social
*Magíster en derecho del trabajo

Abogado@jorgeluisquinterogomez.com
 
Publicacion: Sabado 15 de Febrero de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top