shemaleup.net javup.org femdomup.net vrpornsex.net bdsmup.net comicsup.net Petro y su desconocimiento de la institucionalidad Por: Carlos Alfaro Fonseca | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Petro y su desconocimiento de la institucionalidad Por: Carlos Alfaro Fonseca



Petro y su desconocimiento de la institucionalidad Por: Carlos Alfaro Fonseca | EL FRENTE Es muy lamentable y deja mucho que desear lo manifestado por el señor Gustavo Petro con sus recientes declaraciones al afirmar ilegítimo el gobierno del presidente y además hace irresponsables llamados a sus seguidores para optar por el camino de una mal llamada desobediencia civil que incluiría, entre otras acciones, no pagar servicios públicos e incluso desatender algunas de las normas que se han implementado para enfrentar la actual pandemia de covid-19.

Esas afirmaciones de este populista solamente son patadas de ahogado. Ha perdido todo respaldo político del pueblo colombiano. Este individuo es un muñeco del vecino dictador. Es que nunca ha tenido luces para ver más allá de su interés y lucro personal, como buen izquierdista. Siempre seguirá siendo el guerrillero reclutador y violador de menores, homicida, corrupto, amigo del narco gobierno de Venezuela, que no le cabe siquiera un municipio del país en la cabeza, menos el bienestar de 45 millones de colombianos.

No sé porque razón no se quedó en Cuba este sinestro personaje y el tiempo que permaneció allá lo aprovechó minuto a minuto para planear lo que está haciendo. Sigue empeñado en tomarse el país. La radicalización de la posición del ex alcalde puede ser riesgosa; en momentos de crisis lo que más necesitamos es la unidad. Desobediencia civil de Petro y Santos es para entregar la patria a los narcotraficantes y terroristas, son los mismos; para que aumente el narcotráfico y la violencia la corrupción la prostitución.

Si bien los hechos que han motivado las posturas de Petro son graves, que deben resolver las autoridades competentes, si es preciso, debe obrar con transparencia y eficacia, pero de ninguna manera son motivo válido para irrespetar a las instituciones. No lo podemos desconocer que se trata de una de las figuras más reconocidas de la oposición, que en las pasadas elecciones obtuvo más de ocho millones de votos. Que ejerce un evidente y muy fuerte liderazgo sobre una cantidad enorme de ciudadanos. Y tiene una connotación particular a sus pronunciamientos y lo obliga a ser responsable con la sociedad a la que se debe.

Invitar a desconocer la institucionalidad con consignas polarizantes e incendiarias que llevan implícito el mensaje de que hay que hacer trizas a instituciones que, con todas sus imperfecciones, han permitido dos siglos de vida en democracia; raya con el delirio, siendo generosos. Los pocos que trabajamos a mantener a los vagos; socialismo barato. La ideología, que debería ser el sustento de la política, termina siendo una excusa, una coartada para actuar de determinada manera y para justificar los abusos y atropellos.

Pensaría que el objetivo fuera un caos atizado por el inevitable odio que resulta de solo aceptar una única visión del orden social. Se trata de una petición irresponsable de un dirigente que, por su investidura, en medio de una situación como la que atraviesa el país, tendría que estar dedicado si bien hacer oposición, pero plantear soluciones a la crisis. Y no falta ese tufillo oportunista en el peor momento posible para ello, como lo es una pandemia, en donde la única salida es la unidad, que es una cuestión de supervivencia.

Patear el tablero para tener como bandera en las próximas elecciones un orden social con cabida únicamente para quienes encajen en el molde que deja su figura, es el momento de que sea claro al respecto. No es prudente hacer manifestaciones públicas en medio de la pandemia, llamaba a los ciudadanos a tener actos de rebeldía contra el gobierno, como dejar de pagar los servicios públicos o no mandar a los hijos al colegio.

Es previsible que la persona que perdió las elecciones contra el hoy presidente se oponga vehementemente a los lineamientos y a las directrices con ocasión de la pandemia del covid 19, pero más que constructiva, parece un llamado a la anarquía que en nada contribuye a solucionar los problemas del país. La actitud del senador en los últimos días, definitivamente, no ha sido la de alguien que supuestamente está haciendo fila para llegar al palacio de Nariño.

carlosalfaroabg@hotmail.com


Publicacion: Lunes 13 de Julio de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.