shemaleup.net javup.org femdomup.net vrpornsex.net bdsmup.net comicsup.net El papel no lo aguanta todo, ciclorrutas de Bucaramanga. Parte 2 Por: Rafael Picón | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


El papel no lo aguanta todo, ciclorrutas de Bucaramanga. Parte 2 Por: Rafael Picón



El papel no lo aguanta todo, ciclorrutas de Bucaramanga. Parte 2 Por: Rafael Picón | EL FRENTE
La construcción de la cicloinfraestructura debe estar orientada entre otros aspectos, especialmente en brindar una alternativa de solución para la problemática de los bajos niveles del uso de la bicicleta como medio de transporte en las ciudades y disminuir la contaminación ambiental. No obstante, antes de iniciar con la estructuración de un proyecto con tan profundo impacto en una ciudad, se requiere no solo la identificación y dimensionamiento del problema, sino detallar técnicamente las diversas alternativas que beneficien a todos los interesados.  Pero, para el caso en concreto, qué podemos pedir si ni siquiera fue socializado con la comunidad, mucho menos pensaron en los problemas de fondo que se podrían ocasionar; es decir nunca pensaron en ciudad.

Y es que en Bucaramanga nos hemos acostumbrado de manera facilista a creerlos “tecnócratas” porque usan el spanglish cuando visitan la comuna 14, o porque contratan estrategas argentinos o importan estrategias de movilidad europeas y así terminan copiando modelos que no siempre obedecen a la realidad de nuestra ciudad, condenándonos con este modelo de gobierno a movilizarnos por siempre por las calles de “Manjaran”, aunque parezca una broma, es una realidad, o si no, cómo entender por qué encontramos macetas abandonadas en las vías emulando a “Barcelona”, o por qué compramos telones italianos de mil millones de pesos solo para vernos más elegantes en el teatro.

Ahora bien, sin pretender tomar el puesto de los eruditos en el tema, logramos evidenciar que en el caso de la construcción de las ciclorrutas generan  unos efectos negativos en la infraestructura existente, pues las vías en la ciudad son insuficientes y hay estudios técnicos como el realizado por la Universidad Industrial de Santander, que concluye que existen deficiencias en los trazados y finalmente, sobre el aumento de los problemas de movilidad en una Bucaramanga en la que ya de por sí no existía una planificación coherente y articulada en cuanto a las actuaciones sobre la movilidad urbana, o acaso no es evidente el represamiento vehicular en algunas vías, la saturación del transporte público, el fracaso de Metrolínea y los altos índices de accidentalidad de usuarios de motociclistas.

Vale la pena aclarar, que no es que no considere importante implementar estrategias en pro de los medios alternativos de transporte, pero en el caso de nuestro municipio pareciera que la construcción de las ciclorrutas ha respondido a un afán de mostrar gestión a través de “echar concreto” y de imponer los intereses personales de unos pocos, a costa del patrimonio público.

Por consiguiente, sea esta la oportunidad para precisar que, en noviembre de 2017, la alcaldía de Bucaramanga suscribió un contrato interadministrativo por valor de 283.389 USD, si señores en dólares, porque nuevamente nos gusta lo importado, que hoy son alrededor de $ 1.058. 007.33 de pesos, para llevar a cabo los diseños de los trazados de las ciclorrutas, que fue ejecutado con falencias y hallazgos administrativos y disciplinarios en la planeación, pues nunca tomaron en cuenta lo dispuesto en el Plan de Ordenamiento Territorial- POT.  Es decir, ¿cómo es posible que el mismo municipio quien tiene a su cargo el POT nunca verificó que el diseño comprado en dolaretes no tomó en cuenta la carta de navegación?  y en su afán, aprueba en su acta de recibo a satisfacción en el 2018, el “diseño de 20 kilómetros de ciclo-infraestructura” para la ciudad de Bucaramanga; iniciando su ejecución con fallas, confirmando una vez más que el papel no lo aguanta todo y para este modelo de gobierno las fichas encajan porque encajan.

En este orden de ideas, es indudable que para la implementación del proyecto no se tuvieron en cuenta aspectos como el espacio público existente, la complejidad de las intersecciones en el trazado, la capacidad de las vías, estudios rigurosos sobre el tránsito  o la socialización ante los comerciantes y ciudadanía en general, que convirtieran la ciclorruta en una alternativa cómoda, segura y rápida que complemente la red vial y no como en lo que se ha convertido en un entramado de conflictos jurídicos y técnicos, que podrían llegar a generar un detrimento fiscal de proporciones mayúsculas con ocasión a cambios de diseños, adiciones presupuestales y demoras en las entregas de las obras.
 
Finalmente, ha surgido como una nueva ficha de este rompecabezas, que pretende ser encajado a la fuerza, una de las conclusiones de la audiencia del pacto de cumplimiento, donde instan al Concejo Municipal a realizar las modificaciones al POT, para que ahora el mismo se ajuste a los errores ya cometidos que se advirtieron desde el inicio. Pero que ahora con cuarentena extendida les quedara muchísimo más fácil machetear la multimillonaria chambonada. ¿será que vamos a seguir dejando que el papel lo aguantará todo?.  
 

Publicacion: Viernes 31 de Julio de 2020 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.