shemaleup.net javup.org femdomup.net vrpornsex.net bdsmup.net comicsup.net La maldición del microtráfico Por: BG. Javier Josué Martin Gámez* | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


La maldición del microtráfico Por: BG. Javier Josué Martin Gámez*



La maldición del microtráfico Por: BG.  Javier Josué Martin Gámez* | EL FRENTE
Desde hace más de una década el microtráfico ha venido desplazando paulatinamente al narcotráfico en grandes cantidades, para rentabilizar su negocio criminal a través del menudeo y la comercialización de estupefacientes en las distintas ciudades del país.

El fenómeno de los años ochenta, dónde grandes cargamentos de cocaína salían en desmesuradas cantidades para el exterior, está migrando a un mercado criminal local, centralizado en ciudades y focalizado en barrios específicos, controlados por bandas criminales; el crecimiento de las ciudades ha venido acompañado de esta maldición del microtráfico, que ha permeado una parte de la sociedad y genera problemas de convivencia y salud pública.

De acuerdo a la organización mundial de la salud, 4,4 millones de hombres y 1,2 millones de mujeres de América Latina y el Caribe sufren trastornos causados por el uso de las drogas cómo dependencia y otros padecimientos en algún momento de su vida. Estas cifras son alarmantes, teniendo en cuenta que el uso de sustancias psicoactivas siempre implica un riesgo de sufrir consecuencias adversas, sobre los órganos del cuerpo y tener reacciones contrarias a la convivencia que terminan con hechos violentos producto de la exaltación momentánea.

Acompañado de este crecimiento del microtráfico, se desbordan problemáticas asociadas al hurto en todas sus modalidades y a la violencia demencial, debido a que la necesidad del consumo, hace que los adictos a estas malditas sustancias químicas, se vean obligados a buscar recursos económicos por cualquier medio, con tal de satisfacer su necesidad adictiva, sin saber en muchas oportunidades el daño que ocasionan a sus víctimas y a los núcleos familiares que se destruyen por el consumo.

Los productos químicos con que se mezclan actualmente algunos derivados de la marihuana y la cocaína, han creado diferentes versiones de alucinógenos para esta población enferma, los cuales son mezclados con otros alcaloides como el metanol, ácido benzoico, keroseno, polvo de ladrillo e inclusive cantidades de gasolina para generar diferentes tipos de reacciones. Entre las más comercializadas se encuentra la marihuana tipo cripy, que viene mezclada con químicos que reducen el olor e implantan una mezcla genética perjudicial para la salud, seguida del Bazuco, que es la droga más adictiva y en la cual se han encontrado residuos de ladrillo, cemento, y excrementos orgánicos entre otros. En esta cadena se encuentran también las drogas sintéticas, en constante crecimiento, que se camuflan como pastillas de diferentes colores y reacciones altamente perjudiciales para el sistema respiratorio.
"Las cargas sociales y para la salud impuestas no son inevitables: los problemas causados por las drogas y la dependencia de estás son prevenibles y tratables. Cuando se le identifica tempranamente, el uso riesgoso de las drogas puede ser reducido" afirma la OMS, lo que confirma que desde la familia como eje central de la sociedad, podemos ser partícipes de este cambio, alertando a nuestros hijos sobre los peligros del consumo y sus consecuencias.

Semana a semana hemos realizado operativos de incautaciones de droga en la lucha contra el microtráfico, que van desde paquetes de narco encomiendas, hasta droga camuflada en taxis para su comercialización en distintos barrios, pero estos esfuerzos también están siendo acompañados de campañas de prevención que de forma articulada con las autoridades locales, con el fin de trabajar un problema de salud pública, que nos permita alejar a nuestra juventud de la maldición del microtráfico.

Es el seno de la familia, la clave fundamental en esta lucha incesante contra esta maldición que destruye hogares, donde solo las base del diálogo entre padres e hijos, nos podrán ayudar a construir ese tejido social necesario para ir cerrando las puertas a un flagelo, que destruye al ser humano en su parte física, mental y emocional. Es un llamado a ser más fuertes que la misma enfermedad, dónde como sociedad nos preparemos de forma psicológica para enfrentar esta problemática desde el interior de los hogares, siendo cautelosos con las amistades e influencias que frecuentan nuestros hijos, basados en los principios y valores que respeten la vida, patrocinando culturas deportivas de desarrollo y crecimiento.       

Nunca es demasiado tarde para extremar todas las medidas a fin de evitar que en nuestros barrios se vean afectados por la distribución de estos estupefacientes en pequeñas dosis, que contaminan nuestras generaciones futuras. El compromiso es de todos y como Policía Metropolitana seguiremos poniendo a todos los distribuidores de drogas tras las rejas.

*Comandante Policía Metropolitana de Bucaramanga



Publicacion: Sabado 27 de Febrero de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.