La consecuencia es el delito ¿y las causas? Por: Hernando Mantilla Medina* | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


La consecuencia es el delito ¿y las causas? Por: Hernando Mantilla Medina*



La consecuencia es el delito ¿y las causas? Por: Hernando Mantilla Medina* | EL FRENTE En Colombia y sobre todo en Bucaramanga, cada vez que se habla de la delincuencia, del delincuente, se habla con despotismo y claro, es muy maluco que a uno lo roben, lo atraquen o le hagan un atentado, se habla del incremento del delito, se habla de la poca acción de la Policía, del Alcalde, del Gobernador, en fin, se les echa la culpa a muchos, cuando de pronto y casi seguro, los responsables somos todos.

En Bucaramanga se han venido presentando muchos atracos, robos de celulares, de dinero, sobre todo atracos a Restaurantes elegantes donde por el estrato de los afectados, la queja se siente más.

Considero que la Policía está haciendo su labor, la prueba cierta es la gran cantidad de capturas que hacen a diario, el reflejo está en ese listado que yo transmito a todos los Medios de Comunicación buscando de ellos la difusión necesaria y que con esa presión se muevan las personas implicadas en este gran problema social, el INPEC, las gobernaciones y las alcaldías.

La otra labor la están haciendo los Jueces de la República quienes con sus decisiones han hecho que estas personas que han cometido delitos vayan a la Cárcel, el problema es que, por la actual situación, no van a la Cárcel sino a una Estación de Policía llenando estos sitios que son sitios de transición con un tiempo máximo de 36 horas, hay algunos que ya llevan años en estos sitios, las cifras de Hacinamiento son bárbaras.

Pero todo esto que estoy hablando es lo que se laman las consecuencias. el delito es la consecuencia de algo malo que hay detrás de todo esto, pero, ¿las causas?, cuáles son los factores que llevan a la delincuencia, son varios:

La droga: este fenómeno que le ha hecho tanto daño al país, a la juventud sobre todo y a muchas personas, es un detonante fuerte, un motivo cierto para delinquir, el drogado no sabe de donde es vecino en algún momento, roba, mata, viola y de pronto ni es consciente de eso, estas personas no deberían ir a una cárcel donde pulula la droga, deberían ir a sitios de rehabilitación.

La delincuencia como forma de vida: es claro que hay personas que ya tienen el delito como una forma de “subsistencia”, bastante absurdo, pero lo es. Hay Grupos Organizados del crimen y del delito, bandas de microtráfico, grupos de delincuencia que “viven de eso”.
Pero también hay un factor que no podremos nunca desconocer: El hambre: nadie, ni el moralista más arraigado puede desconocer que si una persona que no es delincuente, que tiene un hogar modesto, que vive de lo poco que hace, en la mañana se levanta y ve en la cocina que no hay para comer y 3 niños pequeños le piden comida, algo malo no se le pueda pasar por la cabeza, ya agotó el recurso del crédito en la tienda, no tiene nada más que hacer, la única opción, delinquir.

Mientras no ataquemos las causas, las consecuencias seguirán dándose y la solución no debe ser únicamente la cárcel.  Un país con tanto preso es un país mal manejado. Voy Con Toda. Amén.

*Defensor de los Derechos Carcelarios en Santander.

Publicacion: Miercoles 12 de Enero de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.