Vías caducas y ruidos perturbadores Por: Héctor Hernández Mateus | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Vías caducas y ruidos perturbadores Por: Héctor Hernández Mateus



Vías caducas y ruidos perturbadores Por:  Héctor Hernández Mateus | EL FRENTE Cuando decimos que tenemos años de atraso en nuestra interconexión vial, nos quedamos cortos al no saber del estado del sistema de carreteras principales, secundarias y terciaras de otros departamentos.

En reciente periplo por el sur del país pude constatar como los departamentos del Valle del Cauca, Cauca y Nariño, tienen calidad de intercomunicación vial, lo que no me produjo envidia, por el estado de las nuestras; sino ira y dolor frente a la inercia de quienes nos han representado en el recinto de la democracia, que es donde se aprueban los presupuestos para las diferentes obras civiles.

No es justo que hayamos tenido representantes a la cámara y senadores, cuya misión de lograr los recursos para mejorar la infraestructura, que es, sino la peor, si una de las más deprimidas.

Por ello y frente a la deplorable situación, cuando se avecina un proceso electoral, debo alzar mi voz de protesta e invitar a mis paisanos, a rechazar el respaldo de los candidatos que desean nuestro voto, o a aquellos que, en cuerpo ajeno, desean seguir disfrutando las mieles del poder, cuya acción es nula a favor de nuestro departamento.

Hay opciones nuevas, y ahí sí debo de contradecir el adagio tradicional, “que vale más malo conocido, que bueno por conocer” no seamos indolentes con nuestro territorio, tenemos casos ejemplares de desidia: la vía a mi tierra natal Málaga, con décadas esperando su pavimentación y adecuación de infraestructura, se convierte en un calvario, especialmente en época de lluvias; la vía a Zapatoca, un remedo de pavimento, en sectores que son una trampa para todo tipo de vehículos, creyéndose pavimentada está llena de baches y  cráteres e igualmente la vía principal hacia la capital del país,  verdadera afrenta para las provincias  Guanentina y  Socorrana, cuna de nuestra independencia, siendo paradójico que los territorios donde hoy se establece el Cauca y Nariño, los que respaldaron el virreinato, tengan un privilegio vial.

Invito a sublevarnos en las urnas y decir: “no más de los mismo y ningún voto a el continuismo”, o en terceras personas que son utilizadas, como he dicho, para seguir ostentando una representación insulsa, que ha permitido el atraso evidente, lo que no permite un desarrollo armonioso en nuestra región, tanto en el turismo como en la distribución de los productos agrícolas, que con generosidad cultivan nuestros campesinos.   

No señalo o cuestiono lo bueno de las vías en el sector sur de mi patria, se les debe felicitar por el sentido de pertenencia con sus territorios; es mi deseo crear conciencia en próximo proceso electoral para senado y cámara.  

Ruido perturbador: El excesivo ruido, que han permitido las autoridades competentes, está llevando a dificultades en la salud y la convivencia, de los ciudadanos. Pareciera que la pasividad de quienes les corresponde la aplicación de normas claras, es parte de un generalizado modelo como el de hacerse los “de la vista gorda”; las consideraciones de derecho al trabajo, no se pueden esgrimir para ser tan permisivos. Situación que pasa del límite se presenta en el barrio El Poblado de Girón, los comerciantes de la carrera 26 han creído ser amos y señores de la tranquilidad del sector; los residentes están en ascuas por el mercado persa establecido; igualmente los escuchamos en las diferentes vías, donde los vendedores ambulantes, invaden vías, crean ruido y sin higiene venden productos comestibles, tenemos autoridades miopes, para estos abusos.  

Email [email protected]  
       

Publicacion: Viernes 21 de Enero de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.