Evocando las apariciones de la Virgen de Fátima Por: Reynaldo Jaimes Campos | Columnistas | Opinión | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Opinión - Columnistas


Evocando las apariciones de la Virgen de Fátima Por: Reynaldo Jaimes Campos



Evocando las apariciones de la Virgen de Fátima Por: Reynaldo Jaimes Campos | EL FRENTE
Este 13 de mayo, se cumplieron 105 años de la primera de las seis apariciones de “Nuestra Señora de Fátima” el 13 de mayo de 1.917, a los niños portugueses, Lucía, Francisco, y Jacinta Marto, apariciones declaradas por la Iglesia como auténticas, el 13 de octubre de 1.930 y donde, La Virgen, invita al arrepentimiento y a la conversión del mundo.

Los niños, habitantes de Ajustrel, aldea de Coba de Iría, Fátima, Portugal, cumplían una labor pastoril frente a los rebaños de ovejas de sus padres, y la Virgen, cuando, en la primera aparición, les dijo que los vería, en los cinco meses siguientes, cada 13 de mayo a la misma hora.

El 13 de junio, en la segunda aparición, Francisco y Jacinta, fueron advertidos por la Madre de Dios, de que morirían pronto y que Lucía, sobreviviría para dar testimonio, como efectivamente ocurrió, pues, hecha monja, Lucía, prolongó, en vida, su misión testimonial, hasta el 13 de febrero del año 2.005, cuando murió en el Convento del Carmelo de Coímbra, Portugal.

En 1.918, sucedió la pandemia española de gripe, donde más de 20 millones de personas murieron, incluidos Francisco y Jacinta, quienes contrajeron la enfermedad y murieron: Francisco, en 1.919, y Jacinta, en 1.920. Posteriormente, Lucía, la sobreviviente, ingresó al Convento de las Hermanas Doroteas.

El 13 de julio, tercera aparición, le fue revelado a Lucía, el enigmático “Secreto de Fátima” en cuyo momento, según las narraciones, Lucía, palideció y gritó atemorizada, llamando a la Virgen por su nombre, cuando, al final de la visión, se oyó un fuerte trueno.
 
Para la cuarta visión, el 13 de agosto, los pastorcitos no llegaron al encuentro con María, en Coba de Iria, por haber sido retenidos por el Administrador de Ourém, hecho que sólo alteró la fecha de la aparición, ya que sucedió el día 19, en el sitio llamado Valinhos, y el 13 de septiembre, la manifestación mariana, volvió a Coba de Iria, para la quinta aparición.

Finalmente, en la sexta y última aparición, llamativa por su espectacularidad, sucedió el llamado “Milagro del Sol” donde los miles de peregrinos llegados a Fátima, observaron al final de la visión, cómo el astro luminoso se movía en una especie de danza sideral.

Lucía, continuó sus místicas experiencias, y en la Capilla del Convento de Tuy, España, ya siendo monja, vio a la Santísima Trinidad y a la Virgen, quien le dijo: <<Ha llegado el momento en que, Dios, pide al Santo Padre, que, junto con los obispos del mundo, Rusia sea consagrada a mi Inmaculado Corazón, para salvarla.

Entre los años 1.935 y 1.941, Sor Lucía, obedeciendo órdenes superiores, escribió cuatro memorias sobre los acontecimientos de Fátima, incluyendo, en la tercera, las dos primeras partes del Secreto de Fátima, advirtiendo que, el Cielo, no le permitía revelar todavía, un tercer fragmento, y en la cuarta, registró esta frase final del Secreto: <<En Portugal, se conservará la Fe…>> la cual generó un cúmulo de especulaciones sobre una supuesta y gran apostasía. 

Al emitirse las tercera y cuarta memorias del Secreto de Fátima, el mundo centró su atención, especialmente, en la Consagración de Rusia, al Corazón Inmaculado de María, por parte del Papa y los Obispos, y el 13 de octubre de 1.942, Pio XII, consagró a Rusia y al mundo a la Virgen, sin la participación de los obispos.

Es destacable el intento de asesinar al Papa Juan Pablo II, el 13 de mayo de 1.981, desprendido, proféticamente, de la tercera parte del Secreto que, al ser conocido por el propio Juan Pablo II, éste señaló: <<Fue la mano de una Madre que guio la trayectoria de la bala.>> Fuente, AciPrensa.

[email protected]

 

Publicacion: Viernes 13 de Mayo de 2022 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.