Meteorito cae en la cama de una mujer | Noticias | Mundo | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Mundo - Noticias


Meteorito cae en la cama de una mujer



Meteorito cae en la cama de una mujer  | EL FRENTE Atravesó el techo de una casa en Canadá. Una bola de fuego surcó el cielo y, poco después, una roca de 1,27 kilos cayó en la almohada de Ruth Hamilton, vecina de Columbia Británica, en Canadá.

Ruth Hamilton estaba profundamente dormida en su casa en Columbia Británica cuando se despertó con el sonido de los ladridos de su perro, seguido de “una explosión”. Se levantó de un salto y encendió la luz, que reveló un agujero en el techo. El reloj marcaba las 11:35 pm.

Al principio, Hamilton, de 66 años, pensó que un árbol había caído sobre su casa. Pero no, todos los árboles seguían allí. Llamó al 911 y, mientras hablaba con un operador, se dio cuenta de que había un gran objeto de color gris carbón entre sus dos almohadas floreadas.

“Dios mío”, recuerda que le dijo al operador, “hay una roca en mi cama”. Era un meteorito, según se enteraría más tarde. La roca de 1,27 kilos, del tamaño del puño de un hombre corpulento, pasó rozando la cabeza de Hamilton, dejándole “restos de yeso por toda la cara”, dijo la mujer.

Su encuentro cercano la dejó aturdida, pero cautivó a internet y dio a los científicos una oportunidad inusual de estudiar una roca espacial que se había estrellado contra la Tierra.

Los meteoritos se dirigen hacia la Tierra cada hora de cada día. Cuando son lo suficientemente grandes, sobreviven al viaje a través de la atmósfera terrestre y aterrizan, se convierten en meteoritos. La gente los colecciona. Otros acaban en museos. Algunos se venden a través de las redes sociales.

Probabilidades de volver a repetirse son inverosímiles

La noche en que el meteorito se estrelló contra el letargo de Hamilton en Golden, una ciudad de 3700 habitantes situada a unos 700 kilómetros al este de Vancouver, otros canadienses escucharon dos fuertes estruendos y vieron una bola de fuego que cruzaba el cielo.

Después de que Hamilton llamó al 911, un agente que entró en su casa planteó en un primer momento que la roca perdida podría haberse originado durante alguna explosión en las obras de una carretera cercana, dijo. Pero los trabajadores no habían realizado ninguna explosión esa noche.

Las probabilidades de que un meteorito entre en casa de alguien y golpee su cama en un año determinado son de una entre 100.000 millones, según el profesor Brown.

Publicacion: Sabado 16 de Octubre de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.