Contrabandista que vendió copias del Juego del Calamar fue condenado a muerte | Noticias | Mundo | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Mundo - Noticias


Contrabandista que vendió copias del Juego del Calamar fue condenado a muerte



Contrabandista que vendió copias del Juego del Calamar fue condenado a muerte | EL FRENTE

Un contrabandista que vendió copias de la exitosa serie de Netflix “Squid Game” en Corea del Norte fue condenado a muerte por un pelotón de fusilamiento, según un informe.

El hombre presuntamente pasó de contrabando copias de Squid Game en coreano en unidades USB desde China a Corea del Norte; siete estudiantes de secundaria fueron capturados viendo las imágenes, dijo el medio Radio Free Asia.

Supuestamente, un estudiante que compró una de las unidades de El Juego del Calamar, recibió una sentencia de cadena perpetua, mientras que otros seis, que vieron algunos capítulos de la serie, fueron sentenciados a cinco años de trabajos forzados.

Los maestros y administradores de la escuela también fueron despedidos o enfrentan trabajos forzados en minas remotas, según dijeron las fuentes al medio.

Radio Free Asia informó la semana pasada que la exitosa serie se había abierto camino en Corea del Norte, donde está prohibida, a pesar de los esfuerzos de las autoridades para mantenerla fuera del país, donde los medios extranjeros están prohibidos.
Los medios extranjeros están prohibidos en Corea del Norte.

“El espectáculo gráfico y violento sobre 456 surcoreanos endeudados que juegan una serie de juegos infantiles de vida o muerte para tener la oportunidad de ganar unos 38 millones de dólares resuena entre los norcoreanos, especialmente los residentes ricos de Pyongyang”, supuestamente dijeron las fuentes de RFA.

“Squid Game ha podido ingresar al país en dispositivos de almacenamiento de memoria como unidades flash USB y tarjetas SD, que se introducen de contrabando en barco y luego se dirigen tierra”, informó un supuesto testigo, residente de Pyongsong.

La fuerza de ataque del gobierno contra los medios de comunicación externos, supuestamente arrestó a los siete estudiantes, en lo que se cree que es la primera vez que Corea del Norte aplica esta ley a menores.

Supuestamente, más tarde las autoridades comenzaron a rastrear los mercados cercanos en busca de otros dispositivos de almacenamiento de memoria y medios extranjeros después de que capturaron a los estudiantes.

“Todos los residentes están temblando de miedo porque serán castigados sin piedad por comprar o vender dispositivos de almacenamiento de memoria, sin importar cuán pequeños sean”, abría dicho otra fuente a RFA.

“Pero independientemente de lo estricta que parezca la represión del gobierno, circulan rumores de que entre los siete estudiantes arrestados, uno con padres ricos pudo evitar el castigo porque sobornó a las autoridades.

Publicacion: Jueves 25 de Noviembre de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.