“Cualquiera que escandalice a uno de estos pequeños por su ambición no lo quiero ver aquí ni en el | Especiales | Variedades | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Variedades - Especiales


“Cualquiera que escandalice a uno de estos pequeños por su ambición no lo quiero ver aquí ni en el



“Cualquiera que escandalice a uno de estos pequeños  por su ambición no lo quiero ver aquí ni en el  | EL FRENTE «Maestro, hemos visto a uno que expulsaba demonios en tu nombre y se lo hemos prohibido, porque no es de nuestro grupo.»  Marcos 9,38-43.45.47-48

Jesús les dio a sus discípulos la capacidad de liberar a las personas de los demonios, es decir, de ideologías que los hacen refractarios a la Palabra, a la enseñanza de Jesús. A los discípulos se les ha hecho muy difícil seguir al Señor, hasta el momento no pueden hacer milagros y lo que es más grave, pretenden impedirlo a quien sí los hace. Hay celos de otros que sí los hacen, pero ellos al no entender la Palabra están atados a sus maneras religiosas de ver y esperar al Mesías prometido por los profetas.

El evangelista escribe en el capítulo 9 versículo 38: "Juan", Juan siempre aparece en pareja con su hermano Santiago, apodado por Jesús "los hijos del trueno", en arameo "Boanerghes", por su soberbia. Pero en esta escena aparece solo porque el evangelista quiere poner un paralelismo con Josué, que era el siervo de Moisés que había ido a protestar a Moisés porque dos judíos que no habían asistido a la reunión para recibir el Espíritu Santo, de igual manera lo habían recibido.

Y aquí está la arrogancia, la pretensión de ser un grupo exclusivo, quieren impedir milagros hechos por otros bajo la premisa de que no los siguen, no es tanto que no sigan al Señor Jesús, sino que no los siguen a ellos, es decir que no hacen parte de su mismo grupo.


Desde el principio hubo en la comunidad cristiana la tentación de ser un grupo exclusivo, pero Jesús le reprocha: "Jesús dijo, no lo detengas", es un imperativo, "porque no hay nadie que…", la traducción no es "hacer un milagro", el término El griego usado por el evangelista es "dynamis", que significa que salga de él una fuerza, una energía que comunica vida.

La importancia de hacernos partícipes

Entonces podemos traducir "no hay nadie que actúe con fuerza en mi nombre y que luego hable mal de mí", por lo tanto, el que no está contra nosotros, está a nuestro favor”. Todos aquellos que trabajan por el bien del hombre y por el hombre libre Jesús los ve como sus aliados, aunque no pertenezcan a su grupo.

En la actualidad, al advertir la búsqueda de milagros en las congregaciones cristianas de todas las denominaciones, especialmente en las católicas se hace necesario cada vez más reconocer la importancia de hacernos partícipes los cristianos de dar vida mediante la fuerza que viene de Dios y no seguir esclavizando a multitudes que quieren ver sanaciones, liberaciones de manera mágica y supersticiosa. Tal vez la fuerza que da vida se necesita especialmente para salvar y sanar el planeta tierra.

La presencia de Jesús y el Padre es la recompensa

Nos dice San Marcos que Jesús invita a los discípulos a identificarse con él y les dice “Cualquiera les dé a beber un vaso de agua en mi nombre porque son de Cristo”, ya por ese hecho son del Mesías, pertenecen al Mesías, "y no perderán su recompensa". La presencia de Jesús y el Padre es la recompensa de quienes la acogen. Nuevamente aparece la centralidad de Cristo en la obra evangelizadora. En verdad, se trata de acogerlo a Él y no dejarnos atrapar en cosas que lo puedan llegar a suplantar.

Pero entonces Jesús cambia de tono, cambia de registro y El siempre casi maternal con los pecadores, que les habla con dulzura, aparece hablándole a los suyos con palabras de extrema dureza precisamente a sus discípulos, con ellos utiliza palabras terribles.

“El que escandaliza”. El verbo "escandalizar" significa hacer caer, tropezar, "a uno de estos pequeños ”, los pequeños no son los niños; el término usado por el evangelista, mikron, de ahí el palabra microbio, indica los invisibles, los excluidos, los marginados de la sociedad, estos pequeños “que ellos creen en mí ”, entonces no son niños, son personas que han escuchado en el mensaje de Jesús una respuesta a sus aspiración de la vida, escucharon sobre el amor, la fraternidad y perdón, por lo tanto, se adhirieron a Jesús. Pero estaba el precedente de que Jesús había sorprendido a estos discípulos que discutían entre ellos para saber quién era el más grande, el más importante y, por tanto, escandalizado, ve que dentro de la comunidad hay rivalidades, las mismas tensiones que afuera. Entonces Jesús dice: "Si alguien hace tropezar, caer en su ambición a uno de los que creen en mí”, y aquí Jesús, normalmente parco en los detalles, es rico esta vez, “es mucho mejor que se ponga una piedra de molino al cuello "y sea arrojado al mar"

Palabras muy terribles

¿Por qué dice esto? Pues los judíos creían que solo se podría resucitar si se era enterrado en la tierra de Israel, si se muere en el mar y ahogado no había esperanza de resurrección. Pero no es suficiente que Jesús diga que sea arrojado en el mar, sino que a su vez se le cuelgue al cuello una piedra de molino porque si uno ahogaba el cuerpo, entonces podía salir a la superficie y ser enterrado; no, Jesús dice "ponle una piedra de molino"…  estas palabras para el grupo de discípulos son muy fuertes: “cualquiera que escandalice a uno de estos pequeños por su ambición no lo quiero ver aquí ni en el más allá”: estas estas son palabras muy terribles.

Y luego Jesús da un consejo a su comunidad "Si tu mano", y entonces Jesús hablará de los pies y de los ojos, la mano indica la actividad, el pie la conducta y el ojo el criterio, los valores. Si los ojos, o los pies hacen tropezar… "si tu mano es motivo de escándalo", si en la vida de los seguidores hay actitudes, comportamientos que favorecen la ambición, colocándose por encima de los demás, entonces Jesús es muy claro “córtalo: es mejor que entres sin mano, sin pies a la Gehena”. ¿Qué es la Gehena? Gehena de Ghe Hinnon, valle de los hijos de Hinnon, era un barranco que todavía está al sur del templo de Jerusalén que en tiempo de Jesús se usó como un basurero, donde está la basura quemándose continuamente; eran imágenes de destrucción total en un fuego inextinguible. Entonces Jesús pide que todo lo que se oponga al mensaje sea erradicado, aunque sea doloroso.

Y finaliza la enseñanza concluyendo con respecto a Gehena "donde el gusano que roe no muere y el fuego no se apaga”, ¿cuál es el significado? Jesús cita al profeta Isaías, capítulo 66,24: ¿Dónde está el castigo para los que se han rebelado contra Dios? porqué habla de un gusano que no muere y de fuego que no se apaga? Se refiere a las dos formas de destruir el cadáver: a través de la putrefacción o por cremación, por lo tanto, el gusano y el fuego. Entonces queda muy claro en esta escena del Evangelio que aquellos que están causando que otros tropiecen debido a su propia ambición se enfrentan a la ruina total de su existencia.

Feliz Domingo.

Publicacion: Sabado 25 de Septiembre de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.