La Comunidad de Jesús es el lugar de la Generosidad Por: Sady Daniel, Pbro. | Especiales | Variedades | EL FRENTE
 
 
 
 
 
Indicadores Económicos
 
 
 
 

Variedades - Especiales


La Comunidad de Jesús es el lugar de la Generosidad Por: Sady Daniel, Pbro.



La Comunidad de Jesús es el lugar de la Generosidad Por: Sady Daniel, Pbro. | EL FRENTE Lectura del Santo Evangelio según San Marcos.

“Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.» Mc 10, 17-30.

En aquel tiempo, cuando salía Jesús al camino, se le acercó uno corriendo, se arrodilló y le preguntó: «Maestro bueno, ¿qué haré para heredar la vida eterna?»
Jesús le contestó: «¿Por qué me llamas bueno? No hay nadie bueno más que Dios. Ya sabes los mandamientos: no matarás, no cometerás adulterio, no robarás, no darás falso testimonio, no estafarás, honra a tu padre y a tu madre.»
Él replicó: «Maestro, todo eso lo he cumplido desde pequeño.»

Jesús se le quedó mirando con cariño y le dijo: «Una cosa te falta: anda, vende lo que tienes, dale el dinero a los pobres, así tendrás un tesoro en el cielo, y luego sígueme.»

A estas palabras, él frunció el ceño y se marchó pesaroso, porque era muy rico. Jesús, mirando alrededor, dijo a sus discípulos: «¡Qué difícil les va a ser a los ricos entrar en el reino de Dios!»

Los discípulos se extrañaron de estas palabras. Jesús añadió: «Hijos, ¡qué difícil les es entrar en el reino de Dios a los que ponen su confianza en el dinero! Más fácil le es a un camello pasar por el ojo de una aguja, que a un rico entrar en el reino de Dios.»

Ellos se espantaron y comentaban: «Entonces, ¿quién puede salvarse?»
Jesús se les quedó mirando. y les dijo: «Es imposible para los hombres, no para Dios. Dios lo puede todo.»

Pedro se puso a decirle: «Ya ves que nosotros lo hemos dejado todo y te hemos seguido.»

Jesús dijo: «Les aseguro que quien deje casa, o hermanos o hermanas, o madre o padre, o hijos o tierras, por mí y por el Evangelio, recibirá ahora, en este tiempo, cien veces más casas y hermanos y hermanas y madres e hijos y tierras, con persecuciones, y en la edad futura, vida eterna.»

Palabra del Señor

Cuando el Evangelista San Marcos usa el término "camino" en su Evangelio, indica una siembra infructuosa. Es la semilla que se siembra, pero vienen las aves al Camino y se llevan en su pico la semilla que ha sido esparcida por el sembrador. Según San Marcos las aves significan el maligno que no permite que la enseñanza del Reino y de la Palabra anide y de fruto.

El maligno es interpretado por San Marcos como la imagen del poder, de la riqueza, de todo lo que impide que se acoja el mensaje de Jesús.

El pasaje que estamos comentando hoy comienza precisamente con “mientras iba por la calle”. Entonces el evangelista nos da una señal del lugar en donde la siembra será infructuosa.

"Hay un hombre", el evangelista no nos dice quién es, "que corre a su encuentro y se arroja de rodillas". En este Evangelio hay dos personajes que tienen estas características: el que corre al encuentro de Jesús, poseído por Gerasa (Mc 5, 6), es decir, la persona poseída por algo más fuerte que él, un prisionero, y encontramos otros que está de rodillas ante Jesús: es el leproso (Mc 1,40), considerado como un excluidos de Dios.

Entonces el evangelista quiere decirnos que este personaje es prisionero de algo que es más fuerte que él, y de alguna manera está excluido de Dios.

este personaje que no es presentado por su nombre, aparece angustiado, presuroso y se vuelve a Jesús y le pregunta qué debe hacer para tener la vida eterna.

Y Jesús, en su respuesta, lo envía de regreso a Dios, a los mandamientos de Dios y no enumera todos los mandamientos, sino que los divide en dos partes, la primera se refería a las obligaciones absolutas hacia Dios, y eran exclusivos de Israel; y los otros se referían al comportamiento y deberes hacia los hombres y estos eran comunes a todas las culturas de la Mesopotamia.

En este diálogo, Jesús no enfatiza en la primera parte, entonces la relación con Dios no importa para ganar la vida eterna, pero sí es muy importante el cumplimiento de los deberes para con los demás.

Entonces el evangelista insinúa que hace falta algo en este individuo que se acerca a Jesús. Este personaje se infla de vanagloria aduciendo que ha cumplido todos los mandamientos, pero en realidad su corazón está lejos de quienes necesitan de su ayuda económica iniciando por “honrar a padre y madre”, es decir ayudar en su manutención, esto significa “honrar” a los padres, es decir no permitir que caigan en necesidad económica. Único mandamiento que tiene recompensa.

El individuo dice: "maestro, todas estas cosas las he observado desde mi juventud" – en ésta expresión se puede entre leer que hay bastante prepotencia y hasta orgullo desafiante.

Pero Jesús lo miró fijamente”- mirar fijamente a un individuo significa penetrar en su verdadera realidad, la mirada de Jesús está siempre dirigida a una comunicación de vida, de amor - y le dijo ... "una cosa te falta", como si faltara la cereza del pastel, eres tan bueno, pero ahora es necesario que hagas lo siguiente. En su cultura, cuando faltaba "uno", faltaba todo; entonces Jesús le dice “no tienes nada ".

Dios será tu seguridad

¿Por qué "no tienes nada"? Porque veremos en esta narrativa quién era el individuo Rico. Y de hecho Jesús dice: "lo que tienes, dáselo a los pobres y entonces tendrás un tesoro en el cielo", es decir, Dios será tu seguridad.

Este Joven Rico fue a Jesús para tener más, y Jesús en cambio lo invita a dar más. Por tanto, añade: «Y luego ven y sígueme». Pero ante estas palabras frunció el ceño y se fue entristecido. De hecho, poseía muchos activos”. Por eso el evangelista nos presentó este individuo que corre, como el poseído. Está poseído. El creía que era poseyendo los bienes, pero en realidad él era propiedad de ellos.

De los Evangelios se entiende que uno posee sólo lo que da, lo que hace. Nadie se sostiene por sí mismo, no se posee a sí mismo, pero nos posee a nosotros. El hombre pensó que poseía bienes, en realidad estaba poseído por él. Y, por tanto, no le hizo ningún bien encontrarse con Jesús.

Encontró a Jesús angustiado y se va entristecido

Veamos ahora la reacción de los discípulos al radicalismo de Jesús: desconcertados por el hecho de que Jesús pone a los ricos una condición para entrar en el Reino de Dios, es decir, en la comunidad cristiana, se deben abandonar todas las riquezas materiales.

Entonces Jesús, al ver este desconcierto entre los discípulos, se vuelve a ellos y confirma que: para los ricos, por supuesto - "es difícil entrar en el Reino de Dios". Así que Jesús no indica cuán difícil es en general, sino cuán difícil es para los ricos.
¿Por qué? En el Reino de Dios hay lugar para los señores, pero no para los ricos. El señor es el que da, mientras que el rico es el que tiene y se guarda para sí mismo. Y por eso Jesús da el ejemplo popular del camello y el ojo de la aguja, para indicar la imposibilidad de los ricos, porque la comunidad de Jesús es el lugar de la generosidad.

Feliz Domingo.



Publicacion: Sabado 9 de Octubre de 2021 
 Comentar... 
 
 

Back to Top

X

Activa la Edición Digital

Regístrate para acceder a nuestra edición digital.